Viernes, Mayo 7, 2021

Cambian contratos de concesiones de hospitales para facilitar “obras menores”

EL MERCURIO – Los hospitales de Maipú y La Florida abrieron sus puertas a fines de 2013. No solo fueron los primeros que se hicieron en Santiago después de 11 años, sino que además con ellos debutaron en Chile las concesiones hospitalarias, un modelo en el cual los privados construyen con recursos propios -y no con fondos estatales, como ocurre tradicionalmente- y luego explotan allí distintos servicios durante 15 años.

A poco andar, gremios que antes se habían manifestado contra la fórmula denunciaron problemas, como que si se necesitaba cambiar un enchufe o mover una cama, esto podía demorar meses por lo dispuesto en el contrato. Las inquietudes hallaron eco en las autoridades de los establecimientos y del Ministerio de Salud del gobierno de Michelle Bachelet, que decidieron no hacer más recintos concesionados.

Juan Torres, subdirector administrativo del Servicio de Salud Metropolitano Suroriente, dice que “existe un fondo de reserva para resolver este tipo de dificultades, pero la estructura era tan rígida que casi no se ha usado y el dinero se ha ido acumulando”.

Por lo mismo, en 2015 comenzó un trabajo entre los servicios de salud, el Ministerio de Obras Públicas (mandante en las obras concesionadas) y el Consorcio San José a cargo de los hospitales de Maipú y La Florida para solucionar este aspecto.

Y el resultado es que ya comenzó a regir una modificación que facilitó el uso del fondo de reserva para actividades temporales que deban realizar los hospitales (como cambios en la disposición de camas durante el invierno por el aumento de demanda) o nuevas inversiones de carácter menor que no estuvieran incluidas en el plan anual de mantención y reparación de infraestructura de los hospitales, que no superen las 3.500 UF (casi $95 millones al valor actual).

En el Ministerio de Obras Públicas detallaron que con ello se permite “afrontar situaciones de emergencia o casos fortuitos de carácter temporal (…). Asimismo, permitirá contar con procedimientos más expeditos y transparentes que permitan continuar con la operación satisfactoria de los recintos hospitalarios concesionados”.

Torres afirmó que “esto nos facilita mucho las cosas (…). Lo primero que queremos hacer es solucionar un tema que tenemos con nuestra farmacia (en el Hospital de La Florida). La vamos a ampliar usando este fondo de reserva”.

Mientras, Alexander Pérez, director (s) del Servicio de Salud Metropolitano Central, a cargo del Hospital de Maipú, afirma que “este cambio de contrato nos permite mejorar la gestión de los servicios, ya que se podrán realizar actividades de mantención o reparación no previstas en el plan anual para dar cumplimiento a los niveles que este hospital requiere”.

Adaptación

Las concesiones hospitalarias se siguen adaptando a la realidad chilena. Al cambio en Maipú y La Florida se suma el acuerdo al que llegaron los ministerios de Obras Públicas y Salud para retirar algunos servicios de la concesión del Hospital del Salvador para retomar el proyecto. Con ello, se sacarían de la concesión las áreas de transporte y logística para que queden a cargo de la administración pública y no de la concesionaria.

Además, el actual gobierno de Sebastián Piñera anunció que si bien impulsará las concesiones hospitalarias, avanzará hacia un modelo en el cual el privado se hará cargo de la construcción y mantención de la infraestructura y equipamiento, pero servicios como estacionamientos, alimentación y limpieza serán responsabilidad del hospital.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, Domingo 15 de abril de 2018

EL MERCURIO – Los hospitales de Maipú y La Florida abrieron sus puertas a fines de 2013. No solo fueron los primeros que se hicieron en Santiago después de 11 años, sino que además con ellos debutaron en Chile las concesiones hospitalarias, un modelo en el cual los privados construyen con recursos propios -y no con fondos estatales, como ocurre tradicionalmente- y luego explotan allí distintos servicios durante 15 años.

A poco andar, gremios que antes se habían manifestado contra la fórmula denunciaron problemas, como que si se necesitaba cambiar un enchufe o mover una cama, esto podía demorar meses por lo dispuesto en el contrato. Las inquietudes hallaron eco en las autoridades de los establecimientos y del Ministerio de Salud del gobierno de Michelle Bachelet, que decidieron no hacer más recintos concesionados.

Juan Torres, subdirector administrativo del Servicio de Salud Metropolitano Suroriente, dice que “existe un fondo de reserva para resolver este tipo de dificultades, pero la estructura era tan rígida que casi no se ha usado y el dinero se ha ido acumulando”.

Por lo mismo, en 2015 comenzó un trabajo entre los servicios de salud, el Ministerio de Obras Públicas (mandante en las obras concesionadas) y el Consorcio San José a cargo de los hospitales de Maipú y La Florida para solucionar este aspecto.

Y el resultado es que ya comenzó a regir una modificación que facilitó el uso del fondo de reserva para actividades temporales que deban realizar los hospitales (como cambios en la disposición de camas durante el invierno por el aumento de demanda) o nuevas inversiones de carácter menor que no estuvieran incluidas en el plan anual de mantención y reparación de infraestructura de los hospitales, que no superen las 3.500 UF (casi $95 millones al valor actual).

En el Ministerio de Obras Públicas detallaron que con ello se permite “afrontar situaciones de emergencia o casos fortuitos de carácter temporal (…). Asimismo, permitirá contar con procedimientos más expeditos y transparentes que permitan continuar con la operación satisfactoria de los recintos hospitalarios concesionados”.

Torres afirmó que “esto nos facilita mucho las cosas (…). Lo primero que queremos hacer es solucionar un tema que tenemos con nuestra farmacia (en el Hospital de La Florida). La vamos a ampliar usando este fondo de reserva”.

Mientras, Alexander Pérez, director (s) del Servicio de Salud Metropolitano Central, a cargo del Hospital de Maipú, afirma que “este cambio de contrato nos permite mejorar la gestión de los servicios, ya que se podrán realizar actividades de mantención o reparación no previstas en el plan anual para dar cumplimiento a los niveles que este hospital requiere”.

Adaptación

Las concesiones hospitalarias se siguen adaptando a la realidad chilena. Al cambio en Maipú y La Florida se suma el acuerdo al que llegaron los ministerios de Obras Públicas y Salud para retirar algunos servicios de la concesión del Hospital del Salvador para retomar el proyecto. Con ello, se sacarían de la concesión las áreas de transporte y logística para que queden a cargo de la administración pública y no de la concesionaria.

Además, el actual gobierno de Sebastián Piñera anunció que si bien impulsará las concesiones hospitalarias, avanzará hacia un modelo en el cual el privado se hará cargo de la construcción y mantención de la infraestructura y equipamiento, pero servicios como estacionamientos, alimentación y limpieza serán responsabilidad del hospital.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, Domingo 15 de abril de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X