Jueves, Junio 24, 2021

Cámara Chilena de la Construcción se enfrenta a Contraloría y pide reconsiderar dictamen sobre proyecto Parque Pumpin

PULSO – Preocupación genera en la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) el dictamen del contralor general de la República, Jorge Bermúdez, que mantuvo a firme el criterio del contralor regional de Valparaíso, Víctor Merino.

Este, a su vez determinó que las faenas que la Inmobiliaria del Puerto, a cargo del proyecto Parque Pumpin, llevó a cabo en terrenos de su propiedad, no cumplen las exigencias legales para dar por iniciadas las obras, lo cual implica la caducidad de sus permisos.

El gremio ingresó ayer una solicitud de reconsideración a Contraloría, pues consideran que el dictamen desconoce la construcción por etapas de los proyectos. En concreto, la CChC teme que dicha resolución afecte a los muchos proyectos inmobiliarios y de infraestructura que se construyen de esta forma.

Por otra parte, acusan que el no inicio de todas las etapas de algunas iniciativas se está usando como argumento por los opositores de los proyectos para caducar permisos de construcción, tal como sucedió con el permiso otorgado al proyecto Parque Pumpin, y que esto podría volver a ocurrir en otras iniciativas.

Los efectos

En el documento, la CChC señala que “la interpretación restrictiva que realiza esta Contraloría, impediría en la práctica el desarrollo de la generalidad de los proyectos inmobiliarios que se ejecutan hoy en día, limitando no sólo la envergadura de los mismos, sino su proyección en el tiempo y el nivel de inversión a realizar, contraviniendo las políticas de planificación urbana a nivel estatal, sobre todo, respecto de los proyectos de viviendas con subsidio habitacional, los cuales se ejecutan en su mayoría, salvo excepciones, por etapas”.

En el escrito también hace mención a las consecuencias prácticas, legales y económicas que acarrearía la persistencia en esta nueva interpretación de la norma, que, asegura, “traería aparejada, además, tanto la caducidad de casi todos los proyectos de edificación y/o urbanización actualmente en ejecución como una contracción cuantitativa y cualitativa de la industria”.

Consultado el gremio, el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Patricio Donoso, se manifestó preocupado por la incerteza jurídica que produce dicho dictamen, que sostiene resulta perjudicial para el área de la construcción, tanto en el ámbito público como privado.

“La Contraloría está pidiendo que de una vez se hagan tipo de construcciones que no tienen ningún sentido, porque inclusive puede ser ineficiencia, plata invertida y mal gastada, como empezar a desarrollar excavaciones de etapas que serán en su posterioridad”, indica.

También dice que “si se empieza a hacer una revisión completa habrá muchos proyectos que se pueden ver afectados porque se le puede poner en duda la calidad del permiso en función de este criterio”.

Críticas a Controlaría

Si bien Donoso recalca que “valoramos el aporte” del órgano contralor, también dice que “nos preocupa como la Contraloría está invadiendo competencia de otras autoridades y se están formando institucionalidades paralelas”.

En ese sentido, sostiene que “creemos que el rol de la Contraloría tiene todo el sentido en supervisar la gestión pública y que eso esté acorde a las políticas, pero en lo técnico de otra institucionalidad vemos que hay un aérea gris que no se está identificando y se está generando duplicidades en institucionalidades públicas, y eso ha llevado a relantizar proyectos a más plazos de aprobaciones. Y en algunos casos se están aplicando criterios de retroactividad y eso también es preocupante”.

Ver Artículo

Fuente: Pulso, Lunes 29 de octubre de 2018

PULSO – Preocupación genera en la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) el dictamen del contralor general de la República, Jorge Bermúdez, que mantuvo a firme el criterio del contralor regional de Valparaíso, Víctor Merino.

Este, a su vez determinó que las faenas que la Inmobiliaria del Puerto, a cargo del proyecto Parque Pumpin, llevó a cabo en terrenos de su propiedad, no cumplen las exigencias legales para dar por iniciadas las obras, lo cual implica la caducidad de sus permisos.

El gremio ingresó ayer una solicitud de reconsideración a Contraloría, pues consideran que el dictamen desconoce la construcción por etapas de los proyectos. En concreto, la CChC teme que dicha resolución afecte a los muchos proyectos inmobiliarios y de infraestructura que se construyen de esta forma.

Por otra parte, acusan que el no inicio de todas las etapas de algunas iniciativas se está usando como argumento por los opositores de los proyectos para caducar permisos de construcción, tal como sucedió con el permiso otorgado al proyecto Parque Pumpin, y que esto podría volver a ocurrir en otras iniciativas.

Los efectos

En el documento, la CChC señala que “la interpretación restrictiva que realiza esta Contraloría, impediría en la práctica el desarrollo de la generalidad de los proyectos inmobiliarios que se ejecutan hoy en día, limitando no sólo la envergadura de los mismos, sino su proyección en el tiempo y el nivel de inversión a realizar, contraviniendo las políticas de planificación urbana a nivel estatal, sobre todo, respecto de los proyectos de viviendas con subsidio habitacional, los cuales se ejecutan en su mayoría, salvo excepciones, por etapas”.

En el escrito también hace mención a las consecuencias prácticas, legales y económicas que acarrearía la persistencia en esta nueva interpretación de la norma, que, asegura, “traería aparejada, además, tanto la caducidad de casi todos los proyectos de edificación y/o urbanización actualmente en ejecución como una contracción cuantitativa y cualitativa de la industria”.

Consultado el gremio, el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Patricio Donoso, se manifestó preocupado por la incerteza jurídica que produce dicho dictamen, que sostiene resulta perjudicial para el área de la construcción, tanto en el ámbito público como privado.

“La Contraloría está pidiendo que de una vez se hagan tipo de construcciones que no tienen ningún sentido, porque inclusive puede ser ineficiencia, plata invertida y mal gastada, como empezar a desarrollar excavaciones de etapas que serán en su posterioridad”, indica.

También dice que “si se empieza a hacer una revisión completa habrá muchos proyectos que se pueden ver afectados porque se le puede poner en duda la calidad del permiso en función de este criterio”.

Críticas a Controlaría

Si bien Donoso recalca que “valoramos el aporte” del órgano contralor, también dice que “nos preocupa como la Contraloría está invadiendo competencia de otras autoridades y se están formando institucionalidades paralelas”.

En ese sentido, sostiene que “creemos que el rol de la Contraloría tiene todo el sentido en supervisar la gestión pública y que eso esté acorde a las políticas, pero en lo técnico de otra institucionalidad vemos que hay un aérea gris que no se está identificando y se está generando duplicidades en institucionalidades públicas, y eso ha llevado a relantizar proyectos a más plazos de aprobaciones. Y en algunos casos se están aplicando criterios de retroactividad y eso también es preocupante”.

Ver Artículo

Fuente: Pulso, Lunes 29 de octubre de 2018

TITULARES

X