Lunes, Julio 22, 2024

Cadenas globales de suministro: foco ineludible

DIARIO FINANCIERO – A partir de hoy, los lectores de la edición impresa de Diario Financiera podrán ver que regresa nuestro tradicional “color salmón”, luego de varios meses en que los problemas que afectan a las cadenas de suministro a nivel mundial impidieron el normal abastecimiento de ese papel, lo que obligó a recurrir al papel blanco en su lugar.

Aunque nos alegra volver al color que la audiencia asocia con esta publicación desde sus inicios hace más de tres décadas, lo cierto es que ello fue posible gracias a una gestión puntual y compleja que logró que este diario se sumara a una orden de papel canadiense del Financial Times, y no hay garantía de que en el mediano plazo no sea necesario retornar (al menos temporalmente) al papel blanco.

Ello es así porque las dificultades logísticas para la comercialización de papel son las mismas que afectan a una inmensa cantidad de productos en las cadenas globales de suministros, las que continúan siendo un lastre para la economía mundial. La paralización de numerosas empresas y de importantes puertos en China, producto de la controvertida política del Cero Covid, es un factor especialmente relevante y todavía no hay indicios claros de cuánto tiempo más se prolongará; la guerra en Ucrania presenta un considerable obstáculo adicional, como ya es evidente en lo que diversos análisis no dudan en calificar como una casi inevitable crisis alimentaria en los próximos meses.

Países pequeños como Chile, de poco peso relativo en la economía mundial (salvo productos puntuales como el cobre), no pueden incidir en esas dinámicas, pero sí pueden realizar esfuerzos para prepararse ante sus efectos. La escasez de papel salmón es anecdótica frente a necesidades muchos más apremiantes para una economía tan globalizada como la nuestra, pero sirve, justamente, para ilustrar hasta qué punto muchos rubros sufren el impacto de la disrupción en las cadenas logísticas. Incluso en medio de graves problemas de índole doméstica -desde la inseguridad a la incertidumbre constitucional-, esto es algo que las autoridades de gobierno no deben desatender por ningún motivo.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 30 de Mayo de 2022

DIARIO FINANCIERO – A partir de hoy, los lectores de la edición impresa de Diario Financiera podrán ver que regresa nuestro tradicional “color salmón”, luego de varios meses en que los problemas que afectan a las cadenas de suministro a nivel mundial impidieron el normal abastecimiento de ese papel, lo que obligó a recurrir al papel blanco en su lugar.

Aunque nos alegra volver al color que la audiencia asocia con esta publicación desde sus inicios hace más de tres décadas, lo cierto es que ello fue posible gracias a una gestión puntual y compleja que logró que este diario se sumara a una orden de papel canadiense del Financial Times, y no hay garantía de que en el mediano plazo no sea necesario retornar (al menos temporalmente) al papel blanco.

Ello es así porque las dificultades logísticas para la comercialización de papel son las mismas que afectan a una inmensa cantidad de productos en las cadenas globales de suministros, las que continúan siendo un lastre para la economía mundial. La paralización de numerosas empresas y de importantes puertos en China, producto de la controvertida política del Cero Covid, es un factor especialmente relevante y todavía no hay indicios claros de cuánto tiempo más se prolongará; la guerra en Ucrania presenta un considerable obstáculo adicional, como ya es evidente en lo que diversos análisis no dudan en calificar como una casi inevitable crisis alimentaria en los próximos meses.

Países pequeños como Chile, de poco peso relativo en la economía mundial (salvo productos puntuales como el cobre), no pueden incidir en esas dinámicas, pero sí pueden realizar esfuerzos para prepararse ante sus efectos. La escasez de papel salmón es anecdótica frente a necesidades muchos más apremiantes para una economía tan globalizada como la nuestra, pero sirve, justamente, para ilustrar hasta qué punto muchos rubros sufren el impacto de la disrupción en las cadenas logísticas. Incluso en medio de graves problemas de índole doméstica -desde la inseguridad a la incertidumbre constitucional-, esto es algo que las autoridades de gobierno no deben desatender por ningún motivo.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 30 de Mayo de 2022

TITULARES