Miércoles, Abril 24, 2024

Bienestar en las ciudades, por Uwe Rohwedder

EL RANCAGÜINO – Vivienda y entorno, condiciones laborales, ambiente de negocios, conectividad, salud y medio ambiente son algunas de las variables medidas en el Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU), de la Cámara Chilena de la Construcción y la UC, presentado hace unos días. Se trata de un análisis enfocado en detectar las brechas en 99 comunas, información útil para que el sector público y privado lleven adelante acciones en beneficio de las comunidades.

La priorización de nuevas inversiones y enfrentar temas como la vulnerabilidad social y la desigualdad son el principal foco para alcanzar un bien cada vez más valorado: el bienestar territorial. Dentro de este concepto es fundamental para la comprensión de los resultados de este ICVU, empoderar a los ciudadanos para que conozcan ¿qué significa vivir mejor? ¿qué nos hace ser más felices en las ciudades?

La “felicidad espacial” es un concepto que implica conseguir emociones positivas en nuestros espacios construidos. Un indicador que habla de esto es el acceso a la naturaleza -áreas verdes, parques o lugares de esparcimiento-, como también una buena conectividad a través de un transporte público sustentable; una mayor seguridad en las calles y barrios integrados donde las personas habiten viviendas adecuadas, entre otros parámetros. Se trata de que existan “ciudades y comunidades sostenibles”, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por la ONU, en 2015.

En lo concreto, para mejorar la calidad de vida en las comunas, instituciones como las municipalidades y los gobiernos regionales, deben contar con recursos. Al mismo tiempo, es necesario avanzar en la descentralización para generar políticas públicas y priorizar la infraestructura requerida en las regiones, que es lo que finalmente impacta favorablemente en los resultados, especialmente, considerando que cuatro de cada diez comunas posee una calidad de vida urbana “baja”.

También debemos enfocarnos en no perder la batalla frente al cambio climático y la necesidad de lograr inversión en sistemas de captación de agua. En cuanto a conectividad, se requiere invertir de forma urgente en otros modos de transporte como son los ferrocarriles, el cabotaje marítimo y los puertos.

Otro punto se refiere al problema habitacional. Necesitamos transitar de una vivienda propia hacia un sistema de arriendo, para lo cual se requiere un Estado -a través de los municipios- con mayores recursos y propiciar una alianza público-privada fuerte.

Como resultado del ICVU, las ciudades que registraron una mejora en el ranking fueron Punta Arenas, Coyhaique, Puerto Varas, Puerto Montt, San Pedro de la Paz, Chiguayante, Rancagua y Machalí. Estas urbes tienen en común su relación con los paisajes naturales y rurales, lo que sumado a buenos indicadores en lo ambiental, educacional, salud y empleabilidad, entre otros, conforman comunas que han elevado sustantivamente la calidad de vida de sus habitantes.

Uwe Rohwedder
Director de Arquitectura de la Universidad Central.
Miembro del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI).

Ver artículo

Fuente: El Rancagüino, Jueves 18 de Mayo de 2023

EL RANCAGÜINO – Vivienda y entorno, condiciones laborales, ambiente de negocios, conectividad, salud y medio ambiente son algunas de las variables medidas en el Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU), de la Cámara Chilena de la Construcción y la UC, presentado hace unos días. Se trata de un análisis enfocado en detectar las brechas en 99 comunas, información útil para que el sector público y privado lleven adelante acciones en beneficio de las comunidades.

La priorización de nuevas inversiones y enfrentar temas como la vulnerabilidad social y la desigualdad son el principal foco para alcanzar un bien cada vez más valorado: el bienestar territorial. Dentro de este concepto es fundamental para la comprensión de los resultados de este ICVU, empoderar a los ciudadanos para que conozcan ¿qué significa vivir mejor? ¿qué nos hace ser más felices en las ciudades?

La “felicidad espacial” es un concepto que implica conseguir emociones positivas en nuestros espacios construidos. Un indicador que habla de esto es el acceso a la naturaleza -áreas verdes, parques o lugares de esparcimiento-, como también una buena conectividad a través de un transporte público sustentable; una mayor seguridad en las calles y barrios integrados donde las personas habiten viviendas adecuadas, entre otros parámetros. Se trata de que existan “ciudades y comunidades sostenibles”, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por la ONU, en 2015.

En lo concreto, para mejorar la calidad de vida en las comunas, instituciones como las municipalidades y los gobiernos regionales, deben contar con recursos. Al mismo tiempo, es necesario avanzar en la descentralización para generar políticas públicas y priorizar la infraestructura requerida en las regiones, que es lo que finalmente impacta favorablemente en los resultados, especialmente, considerando que cuatro de cada diez comunas posee una calidad de vida urbana “baja”.

También debemos enfocarnos en no perder la batalla frente al cambio climático y la necesidad de lograr inversión en sistemas de captación de agua. En cuanto a conectividad, se requiere invertir de forma urgente en otros modos de transporte como son los ferrocarriles, el cabotaje marítimo y los puertos.

Otro punto se refiere al problema habitacional. Necesitamos transitar de una vivienda propia hacia un sistema de arriendo, para lo cual se requiere un Estado -a través de los municipios- con mayores recursos y propiciar una alianza público-privada fuerte.

Como resultado del ICVU, las ciudades que registraron una mejora en el ranking fueron Punta Arenas, Coyhaique, Puerto Varas, Puerto Montt, San Pedro de la Paz, Chiguayante, Rancagua y Machalí. Estas urbes tienen en común su relación con los paisajes naturales y rurales, lo que sumado a buenos indicadores en lo ambiental, educacional, salud y empleabilidad, entre otros, conforman comunas que han elevado sustantivamente la calidad de vida de sus habitantes.

Uwe Rohwedder
Director de Arquitectura de la Universidad Central.
Miembro del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI).

Ver artículo

Fuente: El Rancagüino, Jueves 18 de Mayo de 2023

TITULARES