Lunes, Junio 14, 2021

BID estima que en promedio un proyecto demora hasta 4,5 años en tramitarse en Chile, y GPS busca rebajar ese plazo hasta en un año

EL MERCURIO – Antes de iniciar su actividad, la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables (GPS) -dependiente del Ministerio de Economía- encargó un estudio al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de manera de estimar los tiempos de tramitación de los grandes proyectos, sometidos a Estudios de Impacto Ambiental en el país. Según Juan José Obach, director ejecutivo de GPS, dicha información no estaba disponible. “No existía ninguna institución del Estado que dijera cuánto se demoraba el Estado de Chile en tramitar un proyecto de inversión”, precisa.
El BID trabajó sobre la base de 42 proyectos de inversión, que actualmente están en operación, y por estos días compartió los resultados con GPS: “En resumen, la línea de base (promedio de tramitación) arrojó que históricamente el Estado se ha demorado cuatro años y medio en tramitar grandes proyectos. Dos años en su parte ambiental y 2,5 años en su parte sectorial”, revela Obach.
Un lapso que estima excesivo y sobre el cual ya han dado similar veredicto, en los hechos, algunos inversionistas extranjeros. Como el grupo Aleatica, que pertenece al fondo australiano IFM Investors, el actual concesionario Terminal Cerros de Valparaíso, que en marzo decidió poner fin al contrato que le permite operar el Terminal 2 de dicho puerto, y, a la vez, desarrollar la expansión del frente de atraque, aludiendo a las “excesivas demoras” en la tramitación ambiental del proyecto.
Ya con el diagnóstico y cifras en la mano, Obach afirma que GPS tiene como objetivo rebajar los tiempos: “Deberíamos aspirar a disminuir los tiempos globales de tramitación entre seis meses y un año. De 4,5 pasar a 3,5 años de aquí a dos años”, indica. Y da un dato de lo que han avanzado: “en promedio, las concesiones marítimas se han demorado 3,5 años. En las que nosotros hemos apoyado, ocho concesiones a la fecha, ya tenemos un promedio de 1,2 años”, dice Juan José Obach.

“Se ha dado un empuje para que los servicios públicos respondan a tiempo”

Justamente buscando agilizar los proyectos, GPS tiene una cartera de un total de 100 iniciativas de inversión que de acá a diciembre entrarían en etapa de construcción. Este grupo de proyectos significan una inversión de US$ 15.789 millones, lo que equivale a cerca del 25% del total de inversión del país en un año, considerando que en 2018 la inversión total fue de cerca de US$ 60 mil millones. E implican 49.405 empleos en etapa de construcción de estos proyectos, y 15.572 en operación (ver infografía).
Se trata de iniciativas en cinco rubros -32 de energía, 23 infraestructura, 20 mineros, 18 inmobiliarios y 7 de industria-, que se realizarán en las distintas regiones, y en las cuales GPS ha intervenido con alguna gestión, según Obach. “Estos 100 proyectos cuando llegamos estaban tramitando algún permiso. No significa que estuvieran entrampados, pero se ha dado un empuje para que los servicios públicos respondan a tiempo”, dice.
Ejemplifica con Quebrada Blanca Fase 2, de la minera Teck, iniciativa sobre la cual apoyaron en la obtención de la resolución de calificación ambiental, asegura Obach. “Nuestras coordinaciones fueron a que los organismos sectoriales se pronunciaran a tiempo para que no se extendieran los plazos. También logramos tener una buena coordinación entre el Ministerio de Bienes Nacionales y la Subsecretaría de FF.AA. para otorgarles una concesión marítima para que puedan instalar su puerto”, complementa.
Otro ejemplo es la modernización y ampliación de la planta de Arauco en la Región del Biobío, en la cual GPS intervino en la obtención de permisos sectoriales con el SAG, accesos viales con la Dirección de Vialidad del MOP, con la tramitación de permisos con Conaf y en la obtención del permiso de hallazgo arqueológico con el Consejo de Monumentos, detalla.
Más allá de las iniciativas que impulsarán este año, GPS tiene una cartera de 250 proyectos -con una inversión total de US$ 71.400 millones a 2023- y que de ejecutarse tendría un fuerte impacto en el empleo. En su peak de empleos, tanto en etapa de construcción como de operación, tienen la capacidad de generar 136 mil empleos totales, asegura Obach. “Esto significa el potencial de reducir la tasa de desempleo en 0,8 puntos porcentuales”, precisa.

“Estamos trabajando en un proyecto proinversión II”

¿Cómo se explica que, el año pasado, la inversión creciera 4,7%, por debajo del 5,5% que estimó el Banco Central? ¿Cómo están trabajando para que este año no ocurra igual?
“En 2018, el país dejó atrás cuatro años de crecimientos negativos en la inversión, y dio un salto de un 4,7% en 2018. El PIB creció 4% y la inversión fue un poco el motor de crecimiento del PIB. La diferencia entre las expectativas que había a principio de año y el 4,7% se da por un tema que, tal como lo dijo el presidente del Banco Central, Mario Marcel, muchas de las importaciones de bienes de capital se fueron a inventario, y esa inversión no se terminó materializando, lo que va en línea con el aumento de la proyección de inversión para 2019”.
“Las expectativas de crecimiento de la inversión de 2019 estaban en 4,5%, subieron a 6% el último trimestre y ahora están en 6,2%. Esa inversión que se iba a ejecutar en 2018 ahora se va a ejecutar en 2019. A todas luces vemos que hay una reactivación de la inversión en el país”.
¿Qué harán como oficina para que este 6,2% se materialice?
“Las inversiones no se quedaron guardadas por esperar mejores expectativas, simplemente son decisiones que toman las empresas respecto de las inversiones. En GPS estamos trabajando en dos frentes. Uno tiene que ver con la gestión de permisos que otorga el Estado. Estamos trabajando en un esfuerzo interministerial con más de 15 servicios que emiten permisos para que la respuesta sea eficiente y dentro de los plazos que la ley lo exige. En un segundo frente, estamos trabajando en mejorar la regulación y el ambiente de inversión, con cambios más estructurales. Ingresamos un proyecto proinversión I en mayo de 2018 con 16 medidas para tener un mejor ambiente de inversión. Estamos trabajando en un proyecto proinversión II que esperamos presentar a mediados de este año, con el foco de entregar certeza jurídica, que las reglas del juego para los inversionistas estén claras sin transar ningún estándar medioambiental ni ningún mecanismo para que los proyectos tengan buena relación con las comunidades”.
“A todas luces hay una reactivación de la inversión en el país”, señala Juan José Obach, director ejecutivo de GPS.


Ver Artículo
Fuente: El Mercurio, Domingo 07 de Abril de 2019

EL MERCURIO – Antes de iniciar su actividad, la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables (GPS) -dependiente del Ministerio de Economía- encargó un estudio al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de manera de estimar los tiempos de tramitación de los grandes proyectos, sometidos a Estudios de Impacto Ambiental en el país. Según Juan José Obach, director ejecutivo de GPS, dicha información no estaba disponible. “No existía ninguna institución del Estado que dijera cuánto se demoraba el Estado de Chile en tramitar un proyecto de inversión”, precisa.
El BID trabajó sobre la base de 42 proyectos de inversión, que actualmente están en operación, y por estos días compartió los resultados con GPS: “En resumen, la línea de base (promedio de tramitación) arrojó que históricamente el Estado se ha demorado cuatro años y medio en tramitar grandes proyectos. Dos años en su parte ambiental y 2,5 años en su parte sectorial”, revela Obach.
Un lapso que estima excesivo y sobre el cual ya han dado similar veredicto, en los hechos, algunos inversionistas extranjeros. Como el grupo Aleatica, que pertenece al fondo australiano IFM Investors, el actual concesionario Terminal Cerros de Valparaíso, que en marzo decidió poner fin al contrato que le permite operar el Terminal 2 de dicho puerto, y, a la vez, desarrollar la expansión del frente de atraque, aludiendo a las “excesivas demoras” en la tramitación ambiental del proyecto.
Ya con el diagnóstico y cifras en la mano, Obach afirma que GPS tiene como objetivo rebajar los tiempos: “Deberíamos aspirar a disminuir los tiempos globales de tramitación entre seis meses y un año. De 4,5 pasar a 3,5 años de aquí a dos años”, indica. Y da un dato de lo que han avanzado: “en promedio, las concesiones marítimas se han demorado 3,5 años. En las que nosotros hemos apoyado, ocho concesiones a la fecha, ya tenemos un promedio de 1,2 años”, dice Juan José Obach.

“Se ha dado un empuje para que los servicios públicos respondan a tiempo”

Justamente buscando agilizar los proyectos, GPS tiene una cartera de un total de 100 iniciativas de inversión que de acá a diciembre entrarían en etapa de construcción. Este grupo de proyectos significan una inversión de US$ 15.789 millones, lo que equivale a cerca del 25% del total de inversión del país en un año, considerando que en 2018 la inversión total fue de cerca de US$ 60 mil millones. E implican 49.405 empleos en etapa de construcción de estos proyectos, y 15.572 en operación (ver infografía).
Se trata de iniciativas en cinco rubros -32 de energía, 23 infraestructura, 20 mineros, 18 inmobiliarios y 7 de industria-, que se realizarán en las distintas regiones, y en las cuales GPS ha intervenido con alguna gestión, según Obach. “Estos 100 proyectos cuando llegamos estaban tramitando algún permiso. No significa que estuvieran entrampados, pero se ha dado un empuje para que los servicios públicos respondan a tiempo”, dice.
Ejemplifica con Quebrada Blanca Fase 2, de la minera Teck, iniciativa sobre la cual apoyaron en la obtención de la resolución de calificación ambiental, asegura Obach. “Nuestras coordinaciones fueron a que los organismos sectoriales se pronunciaran a tiempo para que no se extendieran los plazos. También logramos tener una buena coordinación entre el Ministerio de Bienes Nacionales y la Subsecretaría de FF.AA. para otorgarles una concesión marítima para que puedan instalar su puerto”, complementa.
Otro ejemplo es la modernización y ampliación de la planta de Arauco en la Región del Biobío, en la cual GPS intervino en la obtención de permisos sectoriales con el SAG, accesos viales con la Dirección de Vialidad del MOP, con la tramitación de permisos con Conaf y en la obtención del permiso de hallazgo arqueológico con el Consejo de Monumentos, detalla.
Más allá de las iniciativas que impulsarán este año, GPS tiene una cartera de 250 proyectos -con una inversión total de US$ 71.400 millones a 2023- y que de ejecutarse tendría un fuerte impacto en el empleo. En su peak de empleos, tanto en etapa de construcción como de operación, tienen la capacidad de generar 136 mil empleos totales, asegura Obach. “Esto significa el potencial de reducir la tasa de desempleo en 0,8 puntos porcentuales”, precisa.

“Estamos trabajando en un proyecto proinversión II”

¿Cómo se explica que, el año pasado, la inversión creciera 4,7%, por debajo del 5,5% que estimó el Banco Central? ¿Cómo están trabajando para que este año no ocurra igual?
“En 2018, el país dejó atrás cuatro años de crecimientos negativos en la inversión, y dio un salto de un 4,7% en 2018. El PIB creció 4% y la inversión fue un poco el motor de crecimiento del PIB. La diferencia entre las expectativas que había a principio de año y el 4,7% se da por un tema que, tal como lo dijo el presidente del Banco Central, Mario Marcel, muchas de las importaciones de bienes de capital se fueron a inventario, y esa inversión no se terminó materializando, lo que va en línea con el aumento de la proyección de inversión para 2019”.
“Las expectativas de crecimiento de la inversión de 2019 estaban en 4,5%, subieron a 6% el último trimestre y ahora están en 6,2%. Esa inversión que se iba a ejecutar en 2018 ahora se va a ejecutar en 2019. A todas luces vemos que hay una reactivación de la inversión en el país”.
¿Qué harán como oficina para que este 6,2% se materialice?
“Las inversiones no se quedaron guardadas por esperar mejores expectativas, simplemente son decisiones que toman las empresas respecto de las inversiones. En GPS estamos trabajando en dos frentes. Uno tiene que ver con la gestión de permisos que otorga el Estado. Estamos trabajando en un esfuerzo interministerial con más de 15 servicios que emiten permisos para que la respuesta sea eficiente y dentro de los plazos que la ley lo exige. En un segundo frente, estamos trabajando en mejorar la regulación y el ambiente de inversión, con cambios más estructurales. Ingresamos un proyecto proinversión I en mayo de 2018 con 16 medidas para tener un mejor ambiente de inversión. Estamos trabajando en un proyecto proinversión II que esperamos presentar a mediados de este año, con el foco de entregar certeza jurídica, que las reglas del juego para los inversionistas estén claras sin transar ningún estándar medioambiental ni ningún mecanismo para que los proyectos tengan buena relación con las comunidades”.
“A todas luces hay una reactivación de la inversión en el país”, señala Juan José Obach, director ejecutivo de GPS.


Ver Artículo
Fuente: El Mercurio, Domingo 07 de Abril de 2019

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X