Miércoles, Mayo 29, 2024

BB.NN. y Ejército concretan la entrega de 4.086 hectáreas para viviendas sociales y otros fines de interés público

LA TERCERA – El 1 de agosto de 2022, el Ministerio de Bienes Nacionales (BB.NN.) comenzó con una serie de reuniones con las Fuerzas Armadas (FF.AA.) y de Orden, junto a los ministerios de Defensa Nacional (Mindef) e Interior con el fin de negociar la recuperación de distintos terrenos a manos del Ejército que se encontraban en desuso o subutilizados. Estos compartían la condición de estar ubicados en zonas con alta demanda habitacional y de interés público.

La decisión se enmarca en un trabajo de restitución de terrenos fiscales por parte del MBN que se remonta al año 2001, el que se aceleró el año pasado para hacer frente a la emergencia habitacional provocada -en parte- por la falta de suelo fiscal para construir viviendas para más de 650 mil familias a nivel nacional.

Así, bajo reuniones mensuales con la División de Ingenieros del Ejército y un delegado del Mindef, la ministra de BB.NN., Javiera Toro, junto con un comité de esa cartera, conformó una mesa de trabajo para cumplir con los acuerdos pendientes de las Actas de Chena -iniciadas en 2001-, recibiendo así inmuebles que el Ejército ha tenido la voluntad de devolver por iniciativa propia.

Así, a mayo de 2023 se acordó gestionar la restitución al Fisco de 12 inmuebles administrados por el Ejército en las regiones de Arica y Parinacota, Antofagasta, Valparaíso, Metropolitana, La Araucanía, Los Ríos y Magallanes, los que a nivel nacional suman 4.086 hectáreas.

De estos, hay algunos que ya fueron entregados. El primero fue el Fundo Quitaluto, en Corral, Región de Los Ríos, el pasado 20 de enero. Asimismo, el Ejército oficializó el 11 de mayo la entrega del Predio Santa Amalia, en Peñaflor, que en su momento fue adquirido para la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Por último, la institución entregó el 15 de mayo el exbalneario y centro de detención Rocas de Santo Domingo, en la Quinta Región, donde se establecerá un sitio de memoria.

Desde el Ejército precisaron que los terrenos restantes serán entregados durante el año, aunque aún no hay fechas claras.

El reintegro fue destacado por Toro en la cuenta pública 2023 de la cartera, el pasado 24 de mayo. En esta afirmó que la restitución de los terrenos fue un trabajo colaborativo en el que también participó el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), el que permitió “hacer esfuerzos importantes por recuperar y poner a disposición de los Servicios de Vivienda y Urbanismo (Serviu) terrenos valiosos, bien ubicados y bien conectados”, explicó.

Pese a que según el Decreto de Ley 1939 -que establece las normas de administración y bienes del Estado- BB.NN. tiene la facultad de recuperar terrenos sin contar con la autorización de la contraparte, desde el ministerio han destacado que el principio rector de las tratativas ha sido la necesidad de colaborar para garantizar una administración más eficiente del patrimonio fiscal.

Una visión que es respaldada por uno de los principales involucrados en las negociaciones del Ejército, el comandante de la División de Ingenieros, general Guido Frávega.

“El trabajo del Ejército con el gobierno ha sido permanente en el tiempo (…). En las reuniones que sostenemos con ellos una vez al mes, la dinámica se basa en que desde el ministerio nos elevan la solicitud de los terrenos que quieren recuperar y nosotros evaluamos si su entrega es viable o no; también nos aseguramos de que estos estén limpios de cualquier amenaza para su correcto uso. De los 12 terrenos que ya estamos entregando, estos no estaban siendo empleados o eran medianamente empleados para entrenamientos u otras actividades esporádicas. Entonces preferimos entregarlos por un bien mayor”, explica el comandante.

Entre las características de los inmuebles se encuentra la cercanía de estos con las ciudades y servicios básicos. Es más, 10 de los 12 paños en total se encuentran dentro de las ciudades, mientras que los dos restantes están cerca. Un factor que para fuentes cercanas a BB.NN. y el Minvu se tornó esencial, puesto que asegura mejores condiciones para el desarrollo y calidad de vida de quienes sean los ocupantes definitivos de esas viviendas.

Para enfrentar la Emergencia Habitacional, desde el Minvu han explicado la necesidad de contar con 3.519 hectáreas de las cuales 2.039 ya están en ejecución. Para llegar al número restante, el ministro Carlos Montes ha visto como una buena noticia que el Ejército haga entrega del antiguo Regimiento Pudeto. Sin embargo, puntualiza que este “es solo el comienzo“.

”Necesitamos la colaboración de las instituciones públicas que poseen la mayor cantidad de terrenos, como las Fuerzas Armadas en general. El déficit es de 650 mil viviendas, un desafío país que solo se podrá enfrentar si consolidamos un Banco de Suelo Público de largo plazo. En enero, el Presidente de la República envió una circular a todas las reparticiones estatales para que pongan terrenos al servicio de esta emergencia y en ello seguimos trabajando”, recalcó el jefe de la cartera.

Las tratativas pendientes

El gobierno también ha mantenido reuniones con las otras ramas de las FF.AA. para disponer de nuevos terrenos.

A través de Defensa, el ministerio se encuentra negociando con la Armada terrenos en desuso ubicados en Iquique, Viña del Mar, Valparaíso y Talcahuano. Una situación similar se vive con la FACH, rama con la que se trabaja para recuperar terrenos en desuso en Santiago, Iquique y Punta Arenas.

Por último, se han mantenido reuniones con Carabineros para recuperar inmuebles en la Región Metropolitana, Biobío y Aysén. Según esa institución, en febrero de este año Carabineros recibió el requerimiento de identificar e informar sobre los terrenos disponibles, en desuso o subutilizados. Consultados sobre el detalle de estos, desde la institución respondieron que ya han sido informados “a través de un oficio en el mes de abril al Ministerio de BB.NN.”.

Fuente: La Tercera, Viernes 26 de Mayo de 2023

LA TERCERA – El 1 de agosto de 2022, el Ministerio de Bienes Nacionales (BB.NN.) comenzó con una serie de reuniones con las Fuerzas Armadas (FF.AA.) y de Orden, junto a los ministerios de Defensa Nacional (Mindef) e Interior con el fin de negociar la recuperación de distintos terrenos a manos del Ejército que se encontraban en desuso o subutilizados. Estos compartían la condición de estar ubicados en zonas con alta demanda habitacional y de interés público.

La decisión se enmarca en un trabajo de restitución de terrenos fiscales por parte del MBN que se remonta al año 2001, el que se aceleró el año pasado para hacer frente a la emergencia habitacional provocada -en parte- por la falta de suelo fiscal para construir viviendas para más de 650 mil familias a nivel nacional.

Así, bajo reuniones mensuales con la División de Ingenieros del Ejército y un delegado del Mindef, la ministra de BB.NN., Javiera Toro, junto con un comité de esa cartera, conformó una mesa de trabajo para cumplir con los acuerdos pendientes de las Actas de Chena -iniciadas en 2001-, recibiendo así inmuebles que el Ejército ha tenido la voluntad de devolver por iniciativa propia.

Así, a mayo de 2023 se acordó gestionar la restitución al Fisco de 12 inmuebles administrados por el Ejército en las regiones de Arica y Parinacota, Antofagasta, Valparaíso, Metropolitana, La Araucanía, Los Ríos y Magallanes, los que a nivel nacional suman 4.086 hectáreas.

De estos, hay algunos que ya fueron entregados. El primero fue el Fundo Quitaluto, en Corral, Región de Los Ríos, el pasado 20 de enero. Asimismo, el Ejército oficializó el 11 de mayo la entrega del Predio Santa Amalia, en Peñaflor, que en su momento fue adquirido para la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Por último, la institución entregó el 15 de mayo el exbalneario y centro de detención Rocas de Santo Domingo, en la Quinta Región, donde se establecerá un sitio de memoria.

Desde el Ejército precisaron que los terrenos restantes serán entregados durante el año, aunque aún no hay fechas claras.

El reintegro fue destacado por Toro en la cuenta pública 2023 de la cartera, el pasado 24 de mayo. En esta afirmó que la restitución de los terrenos fue un trabajo colaborativo en el que también participó el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), el que permitió “hacer esfuerzos importantes por recuperar y poner a disposición de los Servicios de Vivienda y Urbanismo (Serviu) terrenos valiosos, bien ubicados y bien conectados”, explicó.

Pese a que según el Decreto de Ley 1939 -que establece las normas de administración y bienes del Estado- BB.NN. tiene la facultad de recuperar terrenos sin contar con la autorización de la contraparte, desde el ministerio han destacado que el principio rector de las tratativas ha sido la necesidad de colaborar para garantizar una administración más eficiente del patrimonio fiscal.

Una visión que es respaldada por uno de los principales involucrados en las negociaciones del Ejército, el comandante de la División de Ingenieros, general Guido Frávega.

“El trabajo del Ejército con el gobierno ha sido permanente en el tiempo (…). En las reuniones que sostenemos con ellos una vez al mes, la dinámica se basa en que desde el ministerio nos elevan la solicitud de los terrenos que quieren recuperar y nosotros evaluamos si su entrega es viable o no; también nos aseguramos de que estos estén limpios de cualquier amenaza para su correcto uso. De los 12 terrenos que ya estamos entregando, estos no estaban siendo empleados o eran medianamente empleados para entrenamientos u otras actividades esporádicas. Entonces preferimos entregarlos por un bien mayor”, explica el comandante.

Entre las características de los inmuebles se encuentra la cercanía de estos con las ciudades y servicios básicos. Es más, 10 de los 12 paños en total se encuentran dentro de las ciudades, mientras que los dos restantes están cerca. Un factor que para fuentes cercanas a BB.NN. y el Minvu se tornó esencial, puesto que asegura mejores condiciones para el desarrollo y calidad de vida de quienes sean los ocupantes definitivos de esas viviendas.

Para enfrentar la Emergencia Habitacional, desde el Minvu han explicado la necesidad de contar con 3.519 hectáreas de las cuales 2.039 ya están en ejecución. Para llegar al número restante, el ministro Carlos Montes ha visto como una buena noticia que el Ejército haga entrega del antiguo Regimiento Pudeto. Sin embargo, puntualiza que este “es solo el comienzo“.

”Necesitamos la colaboración de las instituciones públicas que poseen la mayor cantidad de terrenos, como las Fuerzas Armadas en general. El déficit es de 650 mil viviendas, un desafío país que solo se podrá enfrentar si consolidamos un Banco de Suelo Público de largo plazo. En enero, el Presidente de la República envió una circular a todas las reparticiones estatales para que pongan terrenos al servicio de esta emergencia y en ello seguimos trabajando”, recalcó el jefe de la cartera.

Las tratativas pendientes

El gobierno también ha mantenido reuniones con las otras ramas de las FF.AA. para disponer de nuevos terrenos.

A través de Defensa, el ministerio se encuentra negociando con la Armada terrenos en desuso ubicados en Iquique, Viña del Mar, Valparaíso y Talcahuano. Una situación similar se vive con la FACH, rama con la que se trabaja para recuperar terrenos en desuso en Santiago, Iquique y Punta Arenas.

Por último, se han mantenido reuniones con Carabineros para recuperar inmuebles en la Región Metropolitana, Biobío y Aysén. Según esa institución, en febrero de este año Carabineros recibió el requerimiento de identificar e informar sobre los terrenos disponibles, en desuso o subutilizados. Consultados sobre el detalle de estos, desde la institución respondieron que ya han sido informados “a través de un oficio en el mes de abril al Ministerio de BB.NN.”.

Fuente: La Tercera, Viernes 26 de Mayo de 2023

TITULARES