Sábado, Junio 15, 2024

Balance anual de los buses en Santiago: indicadores de calidad repuntaron al cierre de 2022, pero dos operadores mantienen incumplimientos

DIARIO FINANCIERO – En 2022, la demanda por el transporte público en Santiago se recuperó con mayor velocidad por el levantamiento de las restricciones sanitarias, pero todavía no se alcanza una reactivación total de los viajes. De hecho, volver atractivo subirse a los buses será el gran desafío de Juan Carlos Muñoz, titular del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), y una medida para combatir este problema es incrementar los indicadores de calidad del sistema -frecuencia y regularidad- para que más personas se sumen.

En el balance anual del ranking de calidad, en que participan seis empresas -Subus, Vule, Voy Santiago, Metbus, Redbus y STP- el sistema en general tuvo un inicio con bajo desempeño y alto nivel de incumplimientos (18). Este conflicto era arrastrado desde 2021, cuando cuatro empresas estaban por debajo del 90% de exigencia que exige sus contratos.

A lo largo de 2022, los incumplimientos registrados por los operadores bajaron a la mitad.

Sin embargo, entre julio y septiembre del año pasado, esa tendencia cambió y las empresas comenzaron a repuntar. Y ya en el cuatro trimestre cuatro de ellas -Metbus, Redbus, Voy Santiago y Vule- estuvieron sobre el 95% de frecuencia y regularidad. El primer indicador representa el número de salidas de buses por hora y por tramo horario, mientras que el segundo, el lapso de circulación entre los vehículos.

Sin embargo, STP y Subus no cumplieron con los mínimos exigidos en sus contratos. Esto es un problema para las compañías porque si durante un período de tres meses continúan con los incumplimientos, el MTT tiene la facultad de sancionar con el retiro de servicios, achicando sus operaciones. Aún así, estas medidas no se han tomado.

“Hemos sido más exigentes con los operadores. Esto ha permitido lograr que las empresas hayan experimentado un progreso gradual en los indicadores, lo que redunda en un mejor servicio. Durante el segundo semestre del año pasado se redujeron a la mitad los incumplimientos con respecto a fines de 2021. Eso habla de un trabajo que está rindiendo frutos y que vamos a continuar para que las empresas sigan por este camino”, dijo el ministro Muñoz.

Los desafíos de los incumplimientos

Durante 2022 los incumplimientos registrados por los operadores del sistema RED de Movilidad de Santiago se redujeron a la mitad. Si entre octubre y diciembre de 2021 la industria se anotó 18 incumplimientos, en ese mismo lapso de tiempo pero 12 meses después bajó a ocho.

“Con los resultados que tenemos en la mano queda claro que el seguimiento y el nivel de exigencia que estamos aplicando ha permitido que los servicios mejoren. En paralelo, lo que estamos haciendo es aumentar la fiscalización de los buses, y estableciendo una comunicación constante con las empresas para encontrar espacios para optimizar la operación de cara a los usuarios, que deben ser los grandes beneficiados”, dijo Muñoz.

No obstante, aún quedan dos compañías que están por debajo de la métrica casi los 12 meses del año, excepcionalmente algunos períodos en que consiguen repuntar al filo de la exigencia mínima que es de 90%. En el ranking anual en frecuencia Subus se anotó 88,09% y STP 87,50%, mientras esta última tampoco logró regularidad en todo 2022, con 79,21% de cumplimiento, muy distante al resto de la industria.

En su análisis, Juan Carlos Muñoz dijo que lo importante es que todas las empresas deben cumplir con los indicadores y “nosotros estamos velando para que eso ocurra, nos estamos haciendo cargo de exigir el cumplimiento a los operadores”. Sin embargo, destacó que las compañías que están bajo el mínimo, “igualmente han visto una mejora de sus servicios durante el año y se acercan a ese piso. Lo que buscamos es que esa tendencia siga su curso y cada día la calidad de los servicios aumente”.

Un desafío de Muñoz por resolver es la situación de STP, la compañía con peor desempeño del sistema, pero que recibirá en los próximos meses una nueva unidad de negocios tras adjudicarse flota en la licitación que se desarrolló durante la administración anterior. Esta firma en ningún mes de 2022 cumplió con niveles mínimos de frecuencia, y en regularidad estuvo al límite.

En ese sentido, el ministro destacó que STP ha progresado en sus niveles de calidad de servicios. “El hecho de adquirir una nueva unidad de negocio le obliga a cumplir los estándares establecidos y si no, se aplicará lo que diga el contrato”.

El segundo round de los hermanos Ríos

Un actor que ha solicitado varias reuniones al ministro es Voy Santiago, la nueva compañía de los hermanos Ríos, controladores de las ex firmas Alsacia y Santiago Express Uno. En enero se registró una reunión vía audiencia del lobby con la cartera, en la cual estuvo presente la titular del Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM), Paola Tapia, y Juan Carlos Muñoz.

Fuentes de la industria comentaron que la empresa está buscando un segundo round en el sistema de transporte público, luego de reducir su operación a una unidad de negocios en San Bernardo. Sin embargo, durante 2022 repuntaron sus indicadores y presentan uno de los niveles de cumplimientos más altos del sistema.

Esto podría abrirles las puertas nuevamente a los hermanos Ríos, porque el Gobierno pretende cambiar la cara del transporte público con nuevos buses,y así sepultar el capítulo del Transantiago.

El ministro Muñoz se refirió a estas reuniones: “la comunicación fluida con las empresas es a través de reuniones periódicas con todas ellas, donde se analiza el desempeño operacional y el nivel de servicio que están dando. Si una empresa busca expandir sus inversiones se siguen los procedimientos establecidos y se deben cumplir los requisitos y exigencias respectivas”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 20 de Febrero de 2023

DIARIO FINANCIERO – En 2022, la demanda por el transporte público en Santiago se recuperó con mayor velocidad por el levantamiento de las restricciones sanitarias, pero todavía no se alcanza una reactivación total de los viajes. De hecho, volver atractivo subirse a los buses será el gran desafío de Juan Carlos Muñoz, titular del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), y una medida para combatir este problema es incrementar los indicadores de calidad del sistema -frecuencia y regularidad- para que más personas se sumen.

En el balance anual del ranking de calidad, en que participan seis empresas -Subus, Vule, Voy Santiago, Metbus, Redbus y STP- el sistema en general tuvo un inicio con bajo desempeño y alto nivel de incumplimientos (18). Este conflicto era arrastrado desde 2021, cuando cuatro empresas estaban por debajo del 90% de exigencia que exige sus contratos.

A lo largo de 2022, los incumplimientos registrados por los operadores bajaron a la mitad.

Sin embargo, entre julio y septiembre del año pasado, esa tendencia cambió y las empresas comenzaron a repuntar. Y ya en el cuatro trimestre cuatro de ellas -Metbus, Redbus, Voy Santiago y Vule- estuvieron sobre el 95% de frecuencia y regularidad. El primer indicador representa el número de salidas de buses por hora y por tramo horario, mientras que el segundo, el lapso de circulación entre los vehículos.

Sin embargo, STP y Subus no cumplieron con los mínimos exigidos en sus contratos. Esto es un problema para las compañías porque si durante un período de tres meses continúan con los incumplimientos, el MTT tiene la facultad de sancionar con el retiro de servicios, achicando sus operaciones. Aún así, estas medidas no se han tomado.

“Hemos sido más exigentes con los operadores. Esto ha permitido lograr que las empresas hayan experimentado un progreso gradual en los indicadores, lo que redunda en un mejor servicio. Durante el segundo semestre del año pasado se redujeron a la mitad los incumplimientos con respecto a fines de 2021. Eso habla de un trabajo que está rindiendo frutos y que vamos a continuar para que las empresas sigan por este camino”, dijo el ministro Muñoz.

Los desafíos de los incumplimientos

Durante 2022 los incumplimientos registrados por los operadores del sistema RED de Movilidad de Santiago se redujeron a la mitad. Si entre octubre y diciembre de 2021 la industria se anotó 18 incumplimientos, en ese mismo lapso de tiempo pero 12 meses después bajó a ocho.

“Con los resultados que tenemos en la mano queda claro que el seguimiento y el nivel de exigencia que estamos aplicando ha permitido que los servicios mejoren. En paralelo, lo que estamos haciendo es aumentar la fiscalización de los buses, y estableciendo una comunicación constante con las empresas para encontrar espacios para optimizar la operación de cara a los usuarios, que deben ser los grandes beneficiados”, dijo Muñoz.

No obstante, aún quedan dos compañías que están por debajo de la métrica casi los 12 meses del año, excepcionalmente algunos períodos en que consiguen repuntar al filo de la exigencia mínima que es de 90%. En el ranking anual en frecuencia Subus se anotó 88,09% y STP 87,50%, mientras esta última tampoco logró regularidad en todo 2022, con 79,21% de cumplimiento, muy distante al resto de la industria.

En su análisis, Juan Carlos Muñoz dijo que lo importante es que todas las empresas deben cumplir con los indicadores y “nosotros estamos velando para que eso ocurra, nos estamos haciendo cargo de exigir el cumplimiento a los operadores”. Sin embargo, destacó que las compañías que están bajo el mínimo, “igualmente han visto una mejora de sus servicios durante el año y se acercan a ese piso. Lo que buscamos es que esa tendencia siga su curso y cada día la calidad de los servicios aumente”.

Un desafío de Muñoz por resolver es la situación de STP, la compañía con peor desempeño del sistema, pero que recibirá en los próximos meses una nueva unidad de negocios tras adjudicarse flota en la licitación que se desarrolló durante la administración anterior. Esta firma en ningún mes de 2022 cumplió con niveles mínimos de frecuencia, y en regularidad estuvo al límite.

En ese sentido, el ministro destacó que STP ha progresado en sus niveles de calidad de servicios. “El hecho de adquirir una nueva unidad de negocio le obliga a cumplir los estándares establecidos y si no, se aplicará lo que diga el contrato”.

El segundo round de los hermanos Ríos

Un actor que ha solicitado varias reuniones al ministro es Voy Santiago, la nueva compañía de los hermanos Ríos, controladores de las ex firmas Alsacia y Santiago Express Uno. En enero se registró una reunión vía audiencia del lobby con la cartera, en la cual estuvo presente la titular del Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM), Paola Tapia, y Juan Carlos Muñoz.

Fuentes de la industria comentaron que la empresa está buscando un segundo round en el sistema de transporte público, luego de reducir su operación a una unidad de negocios en San Bernardo. Sin embargo, durante 2022 repuntaron sus indicadores y presentan uno de los niveles de cumplimientos más altos del sistema.

Esto podría abrirles las puertas nuevamente a los hermanos Ríos, porque el Gobierno pretende cambiar la cara del transporte público con nuevos buses,y así sepultar el capítulo del Transantiago.

El ministro Muñoz se refirió a estas reuniones: “la comunicación fluida con las empresas es a través de reuniones periódicas con todas ellas, donde se analiza el desempeño operacional y el nivel de servicio que están dando. Si una empresa busca expandir sus inversiones se siguen los procedimientos establecidos y se deben cumplir los requisitos y exigencias respectivas”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 20 de Febrero de 2023

TITULARES