Domingo, Enero 29, 2023

Baja ejecución de la inversión pública marca el inicio de la discusión del Presupuesto 2023

DIARIO FINANCIERO – Preocupación transversal existe entre los parlamentarios de diversos sectores sobre la baja ejecución que exhibe el presupuesto actual destinado a inversión pública y, aún más, advierten que será el tema central al inicio de la discusión del erario para 2023, que se activa formalmente este miércoles con la presentación del Informe de las Finanzas Públicas por parte del Ministerio de Hacienda ante la comisión mixta.

Las alarmas se encendieron la semana pasada cuando la Dirección de Presupuestos, liderada por Javiera Martínez, publicó la ejecución a agosto de 2022: el gasto total ya utilizado alcanza a 66,8%, por debajo del 81% observado a igual fecha de 2021.

Yasna Provoste, senadora DC. Daniel Núñez, senador PC. Juan Antonio Coloma, senador UDI. Ricardo Lagos Weber, senador PPD.

Sin embargo, desde el Ejecutivo explican que la situación se debe a diversos aspectos económicos, pero también que se trata de autoridades entrantes que están conociendo el sistema para poder avanzar en una más rápida ejecución y que la comparación es con el último año de un gobierno de salida que ya tiene la práctica para estos procesos.

La otra cifra que genera inquietud en los parlamentarios es que en inversión pública existe un 33,3% de ejecución, en comparación al 40% del año pasado. La explicación de las autoridades es que la escasez de materiales y el alza de precios ha implicado paralización de obras y quiebras de empresas.

Una inquietud transversal

El presidente de la comisión mixta de presupuestos, senador Juan Antonio Coloma (UDI), indicó que la baja implica que si se hacen esfuerzos en más inversión para el Presupuesto 2023 y, “se repite esta realidad, es simplemente una intensión que no se traduce en inversión real que genere empleos”.

“¿Qué vamos a pedir? conocer previamente el listado de proyectos ejecutables, no basta decir que vamos aumentar la inversión, si no que en qué, y cuáles pueden materializarse, porque de lo contrario hay incertezas de lo que efectivamente se puede ejecutar en 2023 y en esto no podemos equivocarnos”, dijo.

Para el senador Ricardo Lagos Weber (PPD) “el gran desafío del Presupuesto 2023 o el talón de Aquiles, sigue siendo la ejecución presupuestaria” y advierte que “se debe asegurar que los recursos que se aprueban sean ejecutados, ya que de lo contrario no llegan a la economía ni a la ciudadanía”.

A su juicio, “no solo debemos entregar recursos, sino que también debemos velar para que sean bien gastados y eso incluye una buena ejecución”.

Comparte la preocupación el senador Daniel Núñez (PC) y explica que la baja ejecución está vinculada, entre otros temas, con la difícil instalación del Ejecutivo. “Se necesitan directores de servicio alineados con el Gobierno, especialmente en regiones”.

De hecho, advierte “mucha indolencia en mandos medios”.

Y, en otro ámbito, dice que “tenemos que adoptar medidas concretas para evitar que se declaren desiertas licitaciones, mucho de la baja presupuestaria tiene que ver con eso”.

La senadora Yasna Provoste (DC) indicó que es un buen inicio de esta discusión que la inversión pública crezca 5,5% para 2023, “pero debemos resolver los problemas de ejecución que tenemos ahora, que no pueden seguir repitiéndose. Licitaciones desiertas, demoras en las adjudicaciones y en la ejecución de los proyectos se ve en el MOP, en Minsal, en la infraestructura educativa y deportiva, en la inversión regional -que lleva apenas ejecutado el 35% de los recursos a agosto”.

Como propuestas anticipa que se requiere mayor autonomía exante a Gobiernos Regionales con mayor fiscalización expost y que se requiere “que los montos se fijen en UF para que no queden desfasados como ocurrió este año producto de la alta inflación de los materiales de construcción”.

Y pone una nota de alerta en que para 2023 “tenemos el desafío de los Juegos Panamericanos y veo con preocupación que a agosto, de los $ 96 mil millones destinados a infraestructura deportiva, solo se ha ejecutado 24%”.

Resolver “cuellos de botella”

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, indicó que la Dipres ha generado una mesa de trabajo con los ministerios más relevantes para la inversión pública, como Vivienda, Salud, Educación y gobiernos regionales, para resolver cuellos de botella en la ejecución de la inversión.

“Ya se han adoptado bastantes medidas para facilitar la ejecución de las inversiones y eso explica porque en agosto hubo una aceleración importante, y todo nos indica que en septiembre eso continuó y se intensificó”, explicó.

Y ante la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, informó que en su cartera “hay una buena noticia. A septiembre tenemos un 58% de ejecución presupuestaria, es igual al presupuesto ejecutado a fecha el año pasado. Y eso que tenemos seis meses de trabajo” al compararlo con el último año de la administración anterior.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 5 de Octubre de 2022

DIARIO FINANCIERO – Preocupación transversal existe entre los parlamentarios de diversos sectores sobre la baja ejecución que exhibe el presupuesto actual destinado a inversión pública y, aún más, advierten que será el tema central al inicio de la discusión del erario para 2023, que se activa formalmente este miércoles con la presentación del Informe de las Finanzas Públicas por parte del Ministerio de Hacienda ante la comisión mixta.

Las alarmas se encendieron la semana pasada cuando la Dirección de Presupuestos, liderada por Javiera Martínez, publicó la ejecución a agosto de 2022: el gasto total ya utilizado alcanza a 66,8%, por debajo del 81% observado a igual fecha de 2021.

Yasna Provoste, senadora DC. Daniel Núñez, senador PC. Juan Antonio Coloma, senador UDI. Ricardo Lagos Weber, senador PPD.

Sin embargo, desde el Ejecutivo explican que la situación se debe a diversos aspectos económicos, pero también que se trata de autoridades entrantes que están conociendo el sistema para poder avanzar en una más rápida ejecución y que la comparación es con el último año de un gobierno de salida que ya tiene la práctica para estos procesos.

La otra cifra que genera inquietud en los parlamentarios es que en inversión pública existe un 33,3% de ejecución, en comparación al 40% del año pasado. La explicación de las autoridades es que la escasez de materiales y el alza de precios ha implicado paralización de obras y quiebras de empresas.

Una inquietud transversal

El presidente de la comisión mixta de presupuestos, senador Juan Antonio Coloma (UDI), indicó que la baja implica que si se hacen esfuerzos en más inversión para el Presupuesto 2023 y, “se repite esta realidad, es simplemente una intensión que no se traduce en inversión real que genere empleos”.

“¿Qué vamos a pedir? conocer previamente el listado de proyectos ejecutables, no basta decir que vamos aumentar la inversión, si no que en qué, y cuáles pueden materializarse, porque de lo contrario hay incertezas de lo que efectivamente se puede ejecutar en 2023 y en esto no podemos equivocarnos”, dijo.

Para el senador Ricardo Lagos Weber (PPD) “el gran desafío del Presupuesto 2023 o el talón de Aquiles, sigue siendo la ejecución presupuestaria” y advierte que “se debe asegurar que los recursos que se aprueban sean ejecutados, ya que de lo contrario no llegan a la economía ni a la ciudadanía”.

A su juicio, “no solo debemos entregar recursos, sino que también debemos velar para que sean bien gastados y eso incluye una buena ejecución”.

Comparte la preocupación el senador Daniel Núñez (PC) y explica que la baja ejecución está vinculada, entre otros temas, con la difícil instalación del Ejecutivo. “Se necesitan directores de servicio alineados con el Gobierno, especialmente en regiones”.

De hecho, advierte “mucha indolencia en mandos medios”.

Y, en otro ámbito, dice que “tenemos que adoptar medidas concretas para evitar que se declaren desiertas licitaciones, mucho de la baja presupuestaria tiene que ver con eso”.

La senadora Yasna Provoste (DC) indicó que es un buen inicio de esta discusión que la inversión pública crezca 5,5% para 2023, “pero debemos resolver los problemas de ejecución que tenemos ahora, que no pueden seguir repitiéndose. Licitaciones desiertas, demoras en las adjudicaciones y en la ejecución de los proyectos se ve en el MOP, en Minsal, en la infraestructura educativa y deportiva, en la inversión regional -que lleva apenas ejecutado el 35% de los recursos a agosto”.

Como propuestas anticipa que se requiere mayor autonomía exante a Gobiernos Regionales con mayor fiscalización expost y que se requiere “que los montos se fijen en UF para que no queden desfasados como ocurrió este año producto de la alta inflación de los materiales de construcción”.

Y pone una nota de alerta en que para 2023 “tenemos el desafío de los Juegos Panamericanos y veo con preocupación que a agosto, de los $ 96 mil millones destinados a infraestructura deportiva, solo se ha ejecutado 24%”.

Resolver “cuellos de botella”

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, indicó que la Dipres ha generado una mesa de trabajo con los ministerios más relevantes para la inversión pública, como Vivienda, Salud, Educación y gobiernos regionales, para resolver cuellos de botella en la ejecución de la inversión.

“Ya se han adoptado bastantes medidas para facilitar la ejecución de las inversiones y eso explica porque en agosto hubo una aceleración importante, y todo nos indica que en septiembre eso continuó y se intensificó”, explicó.

Y ante la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, informó que en su cartera “hay una buena noticia. A septiembre tenemos un 58% de ejecución presupuestaria, es igual al presupuesto ejecutado a fecha el año pasado. Y eso que tenemos seis meses de trabajo” al compararlo con el último año de la administración anterior.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 5 de Octubre de 2022

TITULARES