Lunes, Mayo 17, 2021

AVO lanzó en 2017 dura advertencia por obras en enlace de Av. Kennedy

DIARIO FINANCIERO – “Este consorcio no se responsabilizará de los posibles daños que las obras de (la autopista Américo Vespucio Oriente) AVO puedan causar a las estructuras de la obra ejecutada por la Costanera Norte, para lo cual hacemos expresa reserva de nuestros derechos”.

Este es un extracto de una carta que la concesionaria AVO, que desarrolla la autopista subterránea que pasará bajo Américo Vespucio, envió el 24 de noviembre de 2017 al Inspector Fiscal del Ministerio de Obras Públicas, como parte de sus cuestionamientos a las obras recién inauguradas del enlace de Kennedy con Vespucio.

Según la empresa, dos túneles de conexión entre las Av. Kennedy y Vespucio fueron desarrollados con especificaciones que no permiten la construcción de la autopista AVO por debajo del nudo.

Por esto, la concesionaria en la que participan OHL y Sacyr recurrió en contra del Ministerio de Obras Públicas ante el Panel Técnico de Concesiones, órgano encargado de resolver este tipo de conflictos aunque su dictamen no es vinculante, con lo que cualquiera de las dos partes puede recurrir posteriormente a tribunales.

Las obras fueron desarrolladas como parte del Programa Santiago Centro Oriente (SCO), que consideró desembolsos por US$ 500 millones para, entre otras obras, el túnel de Kennedy y varios ramales para unir esta avenida con A. Vespucio. El plan fue desarrollado por Costanera Norte, que a su vez mandató su ejecución a Sacyr.

Según AVO, el MOP “no realizó el seguimiento apropiado” a las obras de SCO para hacer valer la compatibilidad de ambos proyectos, por lo que solicitó una compensación de $ 8.570 millones, lo que incluye demoler las obras ejecutadas y construir las nuevas, así como los estudios adicionales que se deberán realizar. Además, dijo que esto significará un mayor plazo de construción de entre tres y cuatros meses.

Las comunicaciones
Según los antecedentes aportados por AVO, la concesionaria realizó una serie de consultas al Inspector Fiscal de la obra durante agosto de 2017, el que a su vez derivó las preguntas a su par a cargo del Programa Santiago Centro Oriente, y éste las envió a la Costanera Norte.

“Así entonces debido a la no obtención de la información solicitada en relación a los criterios de diseño, parámetros geotécnicos, memorias de cálculo y demás condiciones consideradas en el diseño de las estructuras del PSCO (Programa Santiago Centro Oriente), esta sociedad concesionaria no está en condiciones de determinar el real alcance y efectos de las obras del Proyecto AVO en las estructuras de la obra ejecutada por la SC Costanera Norte para lo cual hacemos expresa reserva de nuestros derechos y acciones”, insistió AVO en una carta con fecha 28 de noviembre de 2017 enviada al Inspector Fiscal a cargo del desarrollo de la obra.

A través de una declaración pública enviada el martes, el Coordinador de Concesiones (repartición que depende del MOP), Hugo Vera, reconoció que la nueva infraestructura interferirá con las nuevas y antiguas obras en ese sector.

“No cabe duda va a tener interferencias con obras existentes, ya sean de mucha antigüedad o de reciente construcción”, dijo el funcionario en el documento.

Con todo, la autoridad aseguró que son “ajustes menores” los que se deben implementar en la obra y que “con una adecuada metodología constructiva puede ser solucionado”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Jueves 14 de junio de 2018

DIARIO FINANCIERO – “Este consorcio no se responsabilizará de los posibles daños que las obras de (la autopista Américo Vespucio Oriente) AVO puedan causar a las estructuras de la obra ejecutada por la Costanera Norte, para lo cual hacemos expresa reserva de nuestros derechos”.

Este es un extracto de una carta que la concesionaria AVO, que desarrolla la autopista subterránea que pasará bajo Américo Vespucio, envió el 24 de noviembre de 2017 al Inspector Fiscal del Ministerio de Obras Públicas, como parte de sus cuestionamientos a las obras recién inauguradas del enlace de Kennedy con Vespucio.

Según la empresa, dos túneles de conexión entre las Av. Kennedy y Vespucio fueron desarrollados con especificaciones que no permiten la construcción de la autopista AVO por debajo del nudo.

Por esto, la concesionaria en la que participan OHL y Sacyr recurrió en contra del Ministerio de Obras Públicas ante el Panel Técnico de Concesiones, órgano encargado de resolver este tipo de conflictos aunque su dictamen no es vinculante, con lo que cualquiera de las dos partes puede recurrir posteriormente a tribunales.

Las obras fueron desarrolladas como parte del Programa Santiago Centro Oriente (SCO), que consideró desembolsos por US$ 500 millones para, entre otras obras, el túnel de Kennedy y varios ramales para unir esta avenida con A. Vespucio. El plan fue desarrollado por Costanera Norte, que a su vez mandató su ejecución a Sacyr.

Según AVO, el MOP “no realizó el seguimiento apropiado” a las obras de SCO para hacer valer la compatibilidad de ambos proyectos, por lo que solicitó una compensación de $ 8.570 millones, lo que incluye demoler las obras ejecutadas y construir las nuevas, así como los estudios adicionales que se deberán realizar. Además, dijo que esto significará un mayor plazo de construción de entre tres y cuatros meses.

Las comunicaciones
Según los antecedentes aportados por AVO, la concesionaria realizó una serie de consultas al Inspector Fiscal de la obra durante agosto de 2017, el que a su vez derivó las preguntas a su par a cargo del Programa Santiago Centro Oriente, y éste las envió a la Costanera Norte.

“Así entonces debido a la no obtención de la información solicitada en relación a los criterios de diseño, parámetros geotécnicos, memorias de cálculo y demás condiciones consideradas en el diseño de las estructuras del PSCO (Programa Santiago Centro Oriente), esta sociedad concesionaria no está en condiciones de determinar el real alcance y efectos de las obras del Proyecto AVO en las estructuras de la obra ejecutada por la SC Costanera Norte para lo cual hacemos expresa reserva de nuestros derechos y acciones”, insistió AVO en una carta con fecha 28 de noviembre de 2017 enviada al Inspector Fiscal a cargo del desarrollo de la obra.

A través de una declaración pública enviada el martes, el Coordinador de Concesiones (repartición que depende del MOP), Hugo Vera, reconoció que la nueva infraestructura interferirá con las nuevas y antiguas obras en ese sector.

“No cabe duda va a tener interferencias con obras existentes, ya sean de mucha antigüedad o de reciente construcción”, dijo el funcionario en el documento.

Con todo, la autoridad aseguró que son “ajustes menores” los que se deben implementar en la obra y que “con una adecuada metodología constructiva puede ser solucionado”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Jueves 14 de junio de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X