Sábado, Mayo 18, 2024

Avanza el proyecto de un tren ligero al aeropuerto: servicio será similar al de Metro con inversión de US$ 300 millones

DIARIO FINANCIERO – Luego de que el proyecto de tren ligero para conectar la capital y el aeropuerto de Santiago impulsado por la compañía francesa Engie fuera declarado de interés público por el MOP en febrero del año pasado, desde entonces no existían novedades en relación el estado de avance en esta propuesta privada que figura en la cartera de concesiones del gobierno para ser licitado en 2023.
Sin embargo, el desarrollo de sus estudios preliminares arrojaron una positiva evaluación de su factibilidad abriendo un escenario que da luz verde a su materialización.
El subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, señaló que los resultados “auspiciosos” obtenidos en la primera fase de estudios permitirán seguir avanzando a la etapa siguiente de análisis de mayor detalle, tarea para la cual esta cartera está trabajando en los términos de referencia.
Asimismo, la autoridad detalló que como resultado del estudio preliminar, los costos de inversión del proyecto subieron desde los US$ 180 millones estimados inicialmente, a niveles de US$ 300 millones.
Palacios indicó que los principales factores que explican este mayor monto dicen relación con el aumento en el estándar del proyecto a una escala de tren ligero de un nivel “similar al de Metro”, además de la realización de obras adicionales para disminuir su impacto urbano.
En este último punto, indicó que la iniciativa ahora contemplará intervenciones como soterramientos del tren para “permitir el flujo vehicular en superficie en las intersecciones con la futura vía férrea”.
Además, se modificó la conexión a la estación de transferencia en estación Pajaritos de la Línea 1 de Metro. Mientras que en un principio se consideraba una estación contigua para facilitar el acceso de los pasajeros del ferrocarril urbano, pero ahora la ideas es integrar ambos modos de transporte en una estación intermodal en Pajaritos.
En relación al estándar del material rodante del proyecto actual, explicó que la iniciativa apunta a carros con una mayor capacidad de movilización de pasajeros, el confinamiento de la vía y el aumento de la calidad del servicio y de la velocidad de operación.
Que sea una conexión intermodal cobra mayor relevancia, toda vez que al interior de la industria había dudas sobre si el transporte más adecuado para llegar al aeropuerto debía ser un tren ligero o bien una extensión del Metro. Según consignó Diario Financiero el año pasado, esta última opción habría significado desembolsos por US$ 1.000 millones.
Fuentes conocedoras del proyecto, señalaron que durante este tiempo se le pidieron a la firma proponente varias alternativas de trazado, donde una de ellas, era levantar una línea férrea completamente en altura. Finalmente, se desechó esta opción por el alto costo que implicaba.
“Un proyecto urgente”
Una máxima urgencia puso el presidente de la Asociación de Concesionarios de Obras de Infraestructura Pública (Copsa), Leonardo Daneri, a un medio de transporte público que llegue al aeropuerto. “Tenemos absolutamente claro que es urgente tener un buen modo de transporte público al aeropuerto, especialmente con el tránsito que está proyectado para dentro de muy poco y que alcanzará los 30 millones de pasajeros al año”, señaló.
Respecto al aumento de costos, Daneri dijo que es normal que las iniciativas privadas partan “a veces con cuentas muy optimistas” pero se encarezcan a medida que el MOP va pidiendo más estudios de detalle y aparecen diversos obstáculos. Dado que el proyecto fue declarado de interés social, dijo que podría contar con un subsidio similar al del Transantiago.
Trascendió que de acuerdo al avance los estudios sería posible adelantar el proceso dado que Engie está desarrollando la ingeniería de detalle -fase que podría demorar dos años- y con ello podría llamarse a licitación con seguridad en 2021. Con todo, el tren ligero podría estar operativo en 2024.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Martes 02 de Julio de 2019

DIARIO FINANCIERO – Luego de que el proyecto de tren ligero para conectar la capital y el aeropuerto de Santiago impulsado por la compañía francesa Engie fuera declarado de interés público por el MOP en febrero del año pasado, desde entonces no existían novedades en relación el estado de avance en esta propuesta privada que figura en la cartera de concesiones del gobierno para ser licitado en 2023.
Sin embargo, el desarrollo de sus estudios preliminares arrojaron una positiva evaluación de su factibilidad abriendo un escenario que da luz verde a su materialización.
El subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, señaló que los resultados “auspiciosos” obtenidos en la primera fase de estudios permitirán seguir avanzando a la etapa siguiente de análisis de mayor detalle, tarea para la cual esta cartera está trabajando en los términos de referencia.
Asimismo, la autoridad detalló que como resultado del estudio preliminar, los costos de inversión del proyecto subieron desde los US$ 180 millones estimados inicialmente, a niveles de US$ 300 millones.
Palacios indicó que los principales factores que explican este mayor monto dicen relación con el aumento en el estándar del proyecto a una escala de tren ligero de un nivel “similar al de Metro”, además de la realización de obras adicionales para disminuir su impacto urbano.
En este último punto, indicó que la iniciativa ahora contemplará intervenciones como soterramientos del tren para “permitir el flujo vehicular en superficie en las intersecciones con la futura vía férrea”.
Además, se modificó la conexión a la estación de transferencia en estación Pajaritos de la Línea 1 de Metro. Mientras que en un principio se consideraba una estación contigua para facilitar el acceso de los pasajeros del ferrocarril urbano, pero ahora la ideas es integrar ambos modos de transporte en una estación intermodal en Pajaritos.
En relación al estándar del material rodante del proyecto actual, explicó que la iniciativa apunta a carros con una mayor capacidad de movilización de pasajeros, el confinamiento de la vía y el aumento de la calidad del servicio y de la velocidad de operación.
Que sea una conexión intermodal cobra mayor relevancia, toda vez que al interior de la industria había dudas sobre si el transporte más adecuado para llegar al aeropuerto debía ser un tren ligero o bien una extensión del Metro. Según consignó Diario Financiero el año pasado, esta última opción habría significado desembolsos por US$ 1.000 millones.
Fuentes conocedoras del proyecto, señalaron que durante este tiempo se le pidieron a la firma proponente varias alternativas de trazado, donde una de ellas, era levantar una línea férrea completamente en altura. Finalmente, se desechó esta opción por el alto costo que implicaba.
“Un proyecto urgente”
Una máxima urgencia puso el presidente de la Asociación de Concesionarios de Obras de Infraestructura Pública (Copsa), Leonardo Daneri, a un medio de transporte público que llegue al aeropuerto. “Tenemos absolutamente claro que es urgente tener un buen modo de transporte público al aeropuerto, especialmente con el tránsito que está proyectado para dentro de muy poco y que alcanzará los 30 millones de pasajeros al año”, señaló.
Respecto al aumento de costos, Daneri dijo que es normal que las iniciativas privadas partan “a veces con cuentas muy optimistas” pero se encarezcan a medida que el MOP va pidiendo más estudios de detalle y aparecen diversos obstáculos. Dado que el proyecto fue declarado de interés social, dijo que podría contar con un subsidio similar al del Transantiago.
Trascendió que de acuerdo al avance los estudios sería posible adelantar el proceso dado que Engie está desarrollando la ingeniería de detalle -fase que podría demorar dos años- y con ello podría llamarse a licitación con seguridad en 2021. Con todo, el tren ligero podría estar operativo en 2024.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Martes 02 de Julio de 2019

TITULARES