Lunes, Mayo 17, 2021

Autovía Santiago-Lampa tiene 99% de avance y operaría oficialmente desde junio

EL MERCURIO – Solo semanas faltarían para que la autopista Santiago-Lampa, de 15 kilómetros, sea habilitada de manera oficial, de acuerdo a Globalvía Chile, la concesionaria a cargo de su construcción y operación hasta 2021.

Aunque la carretera está operativa desde noviembre de 2017, reduciendo el tiempo de viaje de 20 a nueve minutos entre el peaje Lama y el nudo Quilicura, la entrega definitiva no se ha concretado, porque todavía faltan cambios de servicios básicos.

“La autopista ya está terminada. Estamos pendientes de que las empresas de servicios hagan los últimos cambios y con eso entregamos, lo que podría pasar en semanas!, explica Jorge Rivas, gerente general de Globalvía Chile.

Los cambios de servicios se generan cuando tras un proyecto se deben trasladar cables o cañerías, trabajo a cargo de la empresa que realiza la prestación.

Rivas añade que a partir de noviembre pasado “los vecinos y usuarios utilizan la carretera en un proceso de marcha blanca. Ahora pasamos a la formalización, al cierre de período de construcción, y con eso ya se entrega, lo que podría ser en junio”.

Los detalles
La carretera -que tubo un costo de US$ 220 millones- será la primera autopista concesionada que se entregue en una década en Santiago, desde la habilitación del túnel San Cristóbal, en 2008.

Tiene cuatro pistas por sentido de la ruta y tres en calles de servicio, en los primeros 4,5 kilómetros. Incluye veredas peatonales, 15 kilómetros de ciclovías, siete atraviesos desnivelados, iluminación en toda la extensión y 44 paraderos de buses.

También cuenta con un sistema de control de tráfico con 30 cámaras en todo el trazado para la seguridad de los usuarios.

Además, en la vía expresa están instalados cuatro pórticos de telepeaje, los que entrarán en operación cuando la autopista sea formalmente entregada. De acuerdo con el contrato concesión, recorrerla costará $750 en hora valle y $1.500 en punta.

Una preocupación que han presentado quienes viven en comunas como Lampa o Tiltil es el cobro del telepeaje. De hecho, el tema ha sido discutido entre la comunidad y el Ministerio de Obras Públicas (MOP).

“Quedamos de reunirnos la próxima semana para analizar alternativas específicas y objetivas que podrían dar solución a esta problemática. Lucharemos para poder reevaluar este proyecto”, comenta Graciela Ortúzar, alcadesa de Lampa.

En esta línea, Rivas afirma que “los tránsitos de vía expresa tendrán un sistema de cobro de cuatro pórticos”, pero que “en general los flujos locales no debieran estar pagando tag, sino que más bien combinando los atraviesos con las calles locales”.

En tanto, desde la Coordinación de Concesiones del MOP explican que las obras de la carretera “tienen a la fecha un 99,5% de avance. Se espera que su entrada en operación definitiva comience durante el segundo semestre de este año”.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, Domingo 20 de mayo de 2018

EL MERCURIO – Solo semanas faltarían para que la autopista Santiago-Lampa, de 15 kilómetros, sea habilitada de manera oficial, de acuerdo a Globalvía Chile, la concesionaria a cargo de su construcción y operación hasta 2021.

Aunque la carretera está operativa desde noviembre de 2017, reduciendo el tiempo de viaje de 20 a nueve minutos entre el peaje Lama y el nudo Quilicura, la entrega definitiva no se ha concretado, porque todavía faltan cambios de servicios básicos.

“La autopista ya está terminada. Estamos pendientes de que las empresas de servicios hagan los últimos cambios y con eso entregamos, lo que podría pasar en semanas!, explica Jorge Rivas, gerente general de Globalvía Chile.

Los cambios de servicios se generan cuando tras un proyecto se deben trasladar cables o cañerías, trabajo a cargo de la empresa que realiza la prestación.

Rivas añade que a partir de noviembre pasado “los vecinos y usuarios utilizan la carretera en un proceso de marcha blanca. Ahora pasamos a la formalización, al cierre de período de construcción, y con eso ya se entrega, lo que podría ser en junio”.

Los detalles
La carretera -que tubo un costo de US$ 220 millones- será la primera autopista concesionada que se entregue en una década en Santiago, desde la habilitación del túnel San Cristóbal, en 2008.

Tiene cuatro pistas por sentido de la ruta y tres en calles de servicio, en los primeros 4,5 kilómetros. Incluye veredas peatonales, 15 kilómetros de ciclovías, siete atraviesos desnivelados, iluminación en toda la extensión y 44 paraderos de buses.

También cuenta con un sistema de control de tráfico con 30 cámaras en todo el trazado para la seguridad de los usuarios.

Además, en la vía expresa están instalados cuatro pórticos de telepeaje, los que entrarán en operación cuando la autopista sea formalmente entregada. De acuerdo con el contrato concesión, recorrerla costará $750 en hora valle y $1.500 en punta.

Una preocupación que han presentado quienes viven en comunas como Lampa o Tiltil es el cobro del telepeaje. De hecho, el tema ha sido discutido entre la comunidad y el Ministerio de Obras Públicas (MOP).

“Quedamos de reunirnos la próxima semana para analizar alternativas específicas y objetivas que podrían dar solución a esta problemática. Lucharemos para poder reevaluar este proyecto”, comenta Graciela Ortúzar, alcadesa de Lampa.

En esta línea, Rivas afirma que “los tránsitos de vía expresa tendrán un sistema de cobro de cuatro pórticos”, pero que “en general los flujos locales no debieran estar pagando tag, sino que más bien combinando los atraviesos con las calles locales”.

En tanto, desde la Coordinación de Concesiones del MOP explican que las obras de la carretera “tienen a la fecha un 99,5% de avance. Se espera que su entrada en operación definitiva comience durante el segundo semestre de este año”.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, Domingo 20 de mayo de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X