Lunes, Mayo 20, 2024

Aseguran que futuro del Gran Concepción está en su potencial logístico

PORTAL PORTUARIO – El arquitecto y presidente del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU), Sergio Baeriswyl, sostuvo que el desarrollo del Gran Concepción pasa por aprovechar el potencial que le brinda el poder transformarse en una gran plataforma logística.
Pero para ello,  de acuerdo al profesional, se debe resolver los problemas que naturalmente surgen con esta condición, los que se ven aumentados al haberse transformado en un área densamente poblada, con un marcado sello industrial, donde vive más de 1 millón de personas repartidas en 10 comunas.
En conversación con PortalPortuario.cl, Baeriswyl señaló que es justamente el carácter portuario que tiene la zona, es el que debe considerarse fuertemente en el proceso de planificación de área metropolitana.
“La complejidad del área urbana metropolitana en este caso en particular, es bien compleja, porque obviamente que su sistema portuario marca toda la logística con la que está organizado el espacio urbano y también marca de alguna forma, los conflictos que se producen en las otras actividades, llámese residenciales, servicios y por cierto el transporte de carga”, sostuvo el presidente del CNDU.
Oportunidad
Esa misma complejidad resulta atractiva para modelar fórmulas que pueda utilizarse para otras zonas del país. De hecho, el propio Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, creó el primer Consejo Regional en el Gran Concepción.
Baeriswyl planteó, en esa línea,  que es necesario ver como una fortaleza el carácter portuario de la zona, que extiende su manto de influencia a toda la región, pero sin olvidar a las personas en la planificación y en la toma de decisiones.
“Es una oportunidad gigantesca, es un capital que tiene la región del Bio Bio el tener un sistema portuario tan desarrollado, tener posibilidades de tener un buen sistema rodoviario, un buen sistema aeroportuario y ferroviario, que son el potencial que le da la condición logística para proyectarse en el futuro”, explicó el arquitecto.
Ejemplos
Lo planteado por el presidente del CNDU no es otra cosa que el dilema y la tensión permanente de la relación ‘Ciudad-Puerto’ o ‘Puerto-Ciudad’ y para ello, el mismo Baeriswyl propone mirar algunos ejemplos.
“Si uno mira ciudades como Rotterdam o Hamburgo obviamente uno ve que la relación entre el puerto y la ciudad es muy amistosa, son entre comillas vidas paralelas, pero que se enriquecen muchísimo estructuralmente y han resuelto cada uno sus problemas de manera inteligente digamos, han evitado fundamentalmente las zonas de contacto y fricción y han generado mecanismos más autónomos de funcionamiento”, argumentó el profesional.
Baeriswyl insiste en el punto y subraya la clave para que este tipo de de relación se construya y crezca de la mejor manera, más allá de la teoría.
“Cuando uno ve por ejemplo Hamburgo como funciona el puerto o cuando uno ve Rotterdam como funciona el puerto con la ciudad se da perfectamente cuenta que pueden coexistir sin ningún problema, pero hay que tener la infraestructura adecuada para que ello ocurra”, señaló.
Sin opciones
Consultado sobre si estos modelos o ejemplos a seguir eran demasiado ambiciosos para la realidad nacional, el presidente del CNDU fue categórico en señalar en que no hay otro camino posible, que el desarrollo portuario y logístico de la zona deben incorporar a la ciudad, la que debe contar con la infraestructura y la articulación de sus distintos sistemas para funcionar eficientemente y de manera armónica.
“Es que no tenemos otra opción, porque no podemos decidir por los puertos o por la ciudad, somos un sistema logístico integrado y esa integración incluye la ciudad, ese es nuestro futuro, el futuro claramente del Gran Concepción está en aprovechar este potencial gigantesco que tiene de conectarse con el mundo como una plataforma logística y eso implica que obviamente hay que tener la adecuada integración de los sistemas portuarios, aeroportuarios, rodoviarios y ferroviarios”, finalizó el arquitecto.
Ver artículo
Fuente: Portal Portuario, Martes 15 de Octubre de 2019

PORTAL PORTUARIO – El arquitecto y presidente del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU), Sergio Baeriswyl, sostuvo que el desarrollo del Gran Concepción pasa por aprovechar el potencial que le brinda el poder transformarse en una gran plataforma logística.
Pero para ello,  de acuerdo al profesional, se debe resolver los problemas que naturalmente surgen con esta condición, los que se ven aumentados al haberse transformado en un área densamente poblada, con un marcado sello industrial, donde vive más de 1 millón de personas repartidas en 10 comunas.
En conversación con PortalPortuario.cl, Baeriswyl señaló que es justamente el carácter portuario que tiene la zona, es el que debe considerarse fuertemente en el proceso de planificación de área metropolitana.
“La complejidad del área urbana metropolitana en este caso en particular, es bien compleja, porque obviamente que su sistema portuario marca toda la logística con la que está organizado el espacio urbano y también marca de alguna forma, los conflictos que se producen en las otras actividades, llámese residenciales, servicios y por cierto el transporte de carga”, sostuvo el presidente del CNDU.
Oportunidad
Esa misma complejidad resulta atractiva para modelar fórmulas que pueda utilizarse para otras zonas del país. De hecho, el propio Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, creó el primer Consejo Regional en el Gran Concepción.
Baeriswyl planteó, en esa línea,  que es necesario ver como una fortaleza el carácter portuario de la zona, que extiende su manto de influencia a toda la región, pero sin olvidar a las personas en la planificación y en la toma de decisiones.
“Es una oportunidad gigantesca, es un capital que tiene la región del Bio Bio el tener un sistema portuario tan desarrollado, tener posibilidades de tener un buen sistema rodoviario, un buen sistema aeroportuario y ferroviario, que son el potencial que le da la condición logística para proyectarse en el futuro”, explicó el arquitecto.
Ejemplos
Lo planteado por el presidente del CNDU no es otra cosa que el dilema y la tensión permanente de la relación ‘Ciudad-Puerto’ o ‘Puerto-Ciudad’ y para ello, el mismo Baeriswyl propone mirar algunos ejemplos.
“Si uno mira ciudades como Rotterdam o Hamburgo obviamente uno ve que la relación entre el puerto y la ciudad es muy amistosa, son entre comillas vidas paralelas, pero que se enriquecen muchísimo estructuralmente y han resuelto cada uno sus problemas de manera inteligente digamos, han evitado fundamentalmente las zonas de contacto y fricción y han generado mecanismos más autónomos de funcionamiento”, argumentó el profesional.
Baeriswyl insiste en el punto y subraya la clave para que este tipo de de relación se construya y crezca de la mejor manera, más allá de la teoría.
“Cuando uno ve por ejemplo Hamburgo como funciona el puerto o cuando uno ve Rotterdam como funciona el puerto con la ciudad se da perfectamente cuenta que pueden coexistir sin ningún problema, pero hay que tener la infraestructura adecuada para que ello ocurra”, señaló.
Sin opciones
Consultado sobre si estos modelos o ejemplos a seguir eran demasiado ambiciosos para la realidad nacional, el presidente del CNDU fue categórico en señalar en que no hay otro camino posible, que el desarrollo portuario y logístico de la zona deben incorporar a la ciudad, la que debe contar con la infraestructura y la articulación de sus distintos sistemas para funcionar eficientemente y de manera armónica.
“Es que no tenemos otra opción, porque no podemos decidir por los puertos o por la ciudad, somos un sistema logístico integrado y esa integración incluye la ciudad, ese es nuestro futuro, el futuro claramente del Gran Concepción está en aprovechar este potencial gigantesco que tiene de conectarse con el mundo como una plataforma logística y eso implica que obviamente hay que tener la adecuada integración de los sistemas portuarios, aeroportuarios, rodoviarios y ferroviarios”, finalizó el arquitecto.
Ver artículo
Fuente: Portal Portuario, Martes 15 de Octubre de 2019

TITULARES