Sábado, Mayo 15, 2021

Artífice de la aviación de bajo costo critica infraestructura aeroportuaria

EL MERCURIO – El cofundador y socio gerente del fondo de inversión estadounidense Indigo Partners, Bill Franke, es reconocido en el mundo del transporte aéreo comercial como uno de los cerebros de las aerolíneas de ultra bajo costo. Sin ir más lejos, el fondo de inversión cuenta con inversiones en distintas compañías aéreas, entre las que destacan la húngara Wizz Air, la mexicana Volaris, la estadounidense Frontier Airlines y la chilena JetSmart. A sus 81 años, el empresario oriundo de Texas sigue muy activo en el negocio de la aviación comercial, al punto que hoy ejerce como presidente de los directorios de Wizz Air, Frontier y JetSmart.

En su última visita a Chile -ocasión en que se reunió con la ministra de Transportes, Gloria Hutt-, Franke reveló a “El Mercurio” cuáles serán los próximos pasos que dará JetSmart en la región y en Chile, donde la compañía ostenta un 11% del tráfico doméstico desde que inició su operación, en julio pasado.

“El crecimiento se hace paso a paso. Chile es la base de nuestro modelo de crecimiento con JetSmart y tenemos que desarrollar fuertemente este mercado. Ya comenzamos a volar hacia Perú, que es un tremendo avance. Probablemente lleguemos hasta Colombia y a otros países de la región, como Argentina, que es un mercado importante. También estamos evaluando Uruguay y Paraguay. El caso de Brasil es más difícil, así es que nos tomaremos nuestro tiempo para analizar ese mercado”, afirmó.

Franke destacó a Chile como un buen destino para las inversiones extranjeras. “Analizamos la economía y la población de los países sudamericanos e intentamos comprender en qué país había una necesidad de viajar y aerolíneas de alto costo. Al final del día decidimos que Chile era la mejor oportunidad, debido a que tiene un gobierno estable y sus leyes no restringen la participación de extranjeros en la propiedad de las líneas aéreas”, dijo.

Franke señaló que JetSmart tendrá 10 aviones a fines de este año y llegará a 20 en diciembre del próximo. Pese a lo anterior, el empresario afirmó que Chile sigue teniendo obstáculos en materia de infraestructura que requieren ser resueltos. “Los problemas más grandes que hemos detectado son aquellos relacionados con los aeropuertos”.

Pistas antiguas

Algunos terminales tienen pistas que son antiguas y no tienen la extensión suficiente. Sus procedimientos son complejos. La gran mayoría de los aeropuertos en Chile no están preparados para el modelo de bajo costo”, criticó. Agregó que los recintos deben ser eficientes. “El Gobierno lo sabe y han estado abiertos a oír nuestros puntos de vista. Por ejemplo, Viña del Mar es un destino que podría atenderse”, sostuvo. Franke también señaló que bajar las tasas aeroportuarias sería positivo.

Consultado sobre la posibilidad de que JetSmart crezca a través de una fusión o la adquisición de una firma menor, Franke afirmó que en la industria aérea este tipo de procesos son muy difíciles. “No es fácil, porque las aerolíneas tienen productos, contratos de trabajo y bases de clientes diferentes. Miraremos las oportunidades, pero debe haber un calce correcto”, dijo.

El empresario también defendió la sostenibilidad del modelo ultra low cost . “En Europa, las aerolíneas de bajo costo podrían llegar a tener más de un 50% de participación en el mercado doméstico en los próximos 10 años. En Latinoamérica, estas firmas tienen casi nada de market share , por lo que el espacio para crecer es muchísimo”, señaló.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, Viernes 4 de Mayo de 2018

EL MERCURIO – El cofundador y socio gerente del fondo de inversión estadounidense Indigo Partners, Bill Franke, es reconocido en el mundo del transporte aéreo comercial como uno de los cerebros de las aerolíneas de ultra bajo costo. Sin ir más lejos, el fondo de inversión cuenta con inversiones en distintas compañías aéreas, entre las que destacan la húngara Wizz Air, la mexicana Volaris, la estadounidense Frontier Airlines y la chilena JetSmart. A sus 81 años, el empresario oriundo de Texas sigue muy activo en el negocio de la aviación comercial, al punto que hoy ejerce como presidente de los directorios de Wizz Air, Frontier y JetSmart.

En su última visita a Chile -ocasión en que se reunió con la ministra de Transportes, Gloria Hutt-, Franke reveló a “El Mercurio” cuáles serán los próximos pasos que dará JetSmart en la región y en Chile, donde la compañía ostenta un 11% del tráfico doméstico desde que inició su operación, en julio pasado.

“El crecimiento se hace paso a paso. Chile es la base de nuestro modelo de crecimiento con JetSmart y tenemos que desarrollar fuertemente este mercado. Ya comenzamos a volar hacia Perú, que es un tremendo avance. Probablemente lleguemos hasta Colombia y a otros países de la región, como Argentina, que es un mercado importante. También estamos evaluando Uruguay y Paraguay. El caso de Brasil es más difícil, así es que nos tomaremos nuestro tiempo para analizar ese mercado”, afirmó.

Franke destacó a Chile como un buen destino para las inversiones extranjeras. “Analizamos la economía y la población de los países sudamericanos e intentamos comprender en qué país había una necesidad de viajar y aerolíneas de alto costo. Al final del día decidimos que Chile era la mejor oportunidad, debido a que tiene un gobierno estable y sus leyes no restringen la participación de extranjeros en la propiedad de las líneas aéreas”, dijo.

Franke señaló que JetSmart tendrá 10 aviones a fines de este año y llegará a 20 en diciembre del próximo. Pese a lo anterior, el empresario afirmó que Chile sigue teniendo obstáculos en materia de infraestructura que requieren ser resueltos. “Los problemas más grandes que hemos detectado son aquellos relacionados con los aeropuertos”.

Pistas antiguas

Algunos terminales tienen pistas que son antiguas y no tienen la extensión suficiente. Sus procedimientos son complejos. La gran mayoría de los aeropuertos en Chile no están preparados para el modelo de bajo costo”, criticó. Agregó que los recintos deben ser eficientes. “El Gobierno lo sabe y han estado abiertos a oír nuestros puntos de vista. Por ejemplo, Viña del Mar es un destino que podría atenderse”, sostuvo. Franke también señaló que bajar las tasas aeroportuarias sería positivo.

Consultado sobre la posibilidad de que JetSmart crezca a través de una fusión o la adquisición de una firma menor, Franke afirmó que en la industria aérea este tipo de procesos son muy difíciles. “No es fácil, porque las aerolíneas tienen productos, contratos de trabajo y bases de clientes diferentes. Miraremos las oportunidades, pero debe haber un calce correcto”, dijo.

El empresario también defendió la sostenibilidad del modelo ultra low cost . “En Europa, las aerolíneas de bajo costo podrían llegar a tener más de un 50% de participación en el mercado doméstico en los próximos 10 años. En Latinoamérica, estas firmas tienen casi nada de market share , por lo que el espacio para crecer es muchísimo”, señaló.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, Viernes 4 de Mayo de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X