Jueves, Junio 24, 2021

Un año de la interconexión eléctrica: ¿Cuánta energía del norte grande llega por esta línea?

DIARIO FINANCIERO – Hace exactamente un año que comenzó a funcionar la debatida interconexión eléctrica, tendido de alta tensión de 600 kilómetros que unificó los sistemas eléctricos del norte grande (SING) y del centro sur del país (SIC).

Pese a las dudas que existían en un principio -por temas de seguridad y el efecto en costos que podría generar, especialmente en el norte-, la evaluación en la industria energética es positiva.

Demian Talavera, gerente general de TEN, sociedad impulsora del proyecto, conformada por Engie y Red Eléctrica España, destaca que el funcionamiento del tendido ha permitido la mayor utilización de energías renovables y además, no se han producido problemas operativos.

“Un dato importante es que actualmente, de lo que genera el antiguo SING a diario, un 30% o 40% de esa energía se está sustituyendo por fuentes renovables variables, gracias a la interconexión”, dice Talavera (ver entrevista completa en DF.cl).

Aunque los efectos de esta línea no se han apreciado en 100% -dado que la línea Polpaico-Cardones que construye Interchile aún no está terminada-, en el Ministerio de Energía también hacen una buena evaluación.

La ministra Susana Jiménez comenta que ha permitido obtener un Sistema Eléctrico Nacional cuyos índices de desempeño son mejores que aquellos que se lograban en los antiguos SIC y SING.

“El SING era más pequeño y tenía un comportamiento más inestable la frecuencia, y al acoplarse a un sistema mayor y más estable, ha resultado un sistema en el que predominan las características del mayor”, dice.

A juicio de la autoridad, esto ha sido posible básicamente mediante una mejor gestión de las reservas del sistema. Uno de sus efectos prácticos más visibles es que se han reducido considerablemente el número de situaciones en que los consumos deben operar sus Esquemas de Desprendimiento Automáticos de Carga (EDAC), en especial en la parte norte del sistema.

“Los EDAC son automatismos que desconectan consumos cuando la frecuencia del sistema disminuye, entonces la mayor estabilidad de la frecuencia ha permitido disminuir el uso de estos esquemas, evitando así que los usuarios, incluidos los clientes residenciales, vean interrumpidos sus consumos”, explica Jiménez.

El Coordinador Eléctrico, organismo técnico independiente que coordinación de la operación del sistema, detalla algunos de los cambios que se han visto.

Dice que con la entrada en operación de las obras asociadas a la subestación Nueva Pan de Azúcar el primer semestre de este año -de Interchile-, éstas han seguido aumentando su aporte al sistema eléctrico, alcanzando valores de inyección cercanos a su plena capacidad de producción.

A modo de ejemplo, si el 9 de noviembre de 2017, doce días antes de la interconexión, el porcentaje de colocación de energías renovables alcanzaba el 62,9%, el 6 de julio de este año esta cifra llegaba al 99,6%.

Jiménez plantea que “la interconexión ha permitido hacer un mejor uso de las energías renovables que se encuentran ubicadas en el norte chico del país, principalmente solar y eólica, las cuales han podido ser evacuadas hacia el norte grande, provocando una disminución de los costos marginales en ciertas horas del día y puntos del sistema”.

Otro efecto asociado a la interconexión es la disminución de las horas de desacople del sistema. Este último concepto se relaciona cuando hay una línea de transmisión saturada que no permite el intercambio de energía entre determinadas zonas.

En este caso, las cifras del Coordinador dan cuenta que el año pasado se registraron 923 desacoples del sistema desde subestación Pan de Azúcar, lo que se refleja en horas con costo marginal igual a 0,0 US$/MWh en esa subestación.

Ante los temores que se advertían de que en el SING subirían los precios, desde el Coordinador aclaran que los costos marginales se han mantenido estables pre y post interconexión.

“La interconexión ha operado de manera adecuada, ha generado beneficios considerables en la seguridad del sistema y ha permitido disminuir los costos marginales en ciertas horas y puntos del sistema”, dice la ministra Jiménez, al ser consultada por el impacto de la unión de los sistemas eléctricos en los precios.

Temas pendientes

En términos de seguridad, el director ejecutivo de Electroconsultores, Francisco Aguirre, dice no se han registrado eventos que haya producido algún inconveniente en esta interconexión, aunque advierte que “los sistemas eléctricos son frágiles como cualquier sistema industrial”.

Pero los expertos ponen la cuota de cautela, ya que la falta de un tramo de la línea de la colombiana ISA impide que la interconexión opere a plenitud.

Aguirre explica que, por ejemplo, para el caso del enorme crecimiento de energía fotovoltaica y eólica que está en la zona de Atacama y Coquimbo, “esa gran cantidad de electricidad barata producida con estos medios renovables no ha podido llegar todavía a Santiago “.

Por eso, una vez que se concrete el tercer tramo de la línea de Interchile –que está atravesando por oposición en el sector La Dormida, en la región de Valparaíso- se verá realmente el efecto en precios para el resto del sistema.

El director de Valgesta Energía, Ramón Galaz, agrega que “lo más importante es que se concrete lo antes posible el tramo que falta para que esté operando a plena capacidad”, porque a medida que va entrando nueva generación –sin la parte que falta-, la situación se vuelve más compleja.

El director ejecutivo de Acera, Carlos Finat, dice que es importante hacer un aprendizaje de la puesta en servicio de la interconexión y de otras líneas de transmisión que están en construcción.

Su análisis apunta a que los plazos de construcción “tienen altas incertidumbres y que -en algunos casos- pueden extenderse por meses y años”. Plantea que “esos escenarios alternativos (con atrasos) deben ser evaluados previamente al momento de decidir sobre los planes de expansión, para contemplar así medidas de mitigación en caso de que efectivamente ocurran”.

TEN: “Se ha registrado una disminución en el costo marginal en lo que era el antiguo SING”

Demian Talavera, gerente general de Transmisora Eléctrica del Norte (TEN), sociedad a cargo de la línea que unió los sistema, explica cómo ha operado el tendido desde el 21 de noviembre del año pasado.

– ¿Cómo ha sido la operación de la línea?

– En primer lugar, me gustaría destacar que este fue el primer paso que dio Engie Chile, uno de nuestros accionistas junto a Red Eléctrica de España, en el marco de la descarbonización, ya que la interconexión permitió el ingreso de las energías renovables variables producidas en el norte grande al resto del sistema eléctrico del país.

Respecto a la operación, cabe mencionar que, a pesar de ser el primer año de funcionamiento de las instalaciones, con muchos equipos de la mayor tecnología que no existían en Chile y personas totalmente nuevas en la compañía, hemos operado sin ningún problema, y esto se debe a que TEN preparó la operación y mantenimiento un año antes de entrar en servicio, lo que nos permitió cumplir totalmente con los índices de disponibilidad cumpliendo con la norma técnica.

Un dato importante es que actualmente de lo que genera el antiguo SING a diario, un 30% o 40% de esa energía se está sustituyendo por energía renovable variable, gracias a la interconexión. En esa línea, quiero destacar que antes había una cantidad de energía renovable variable de menor costo que no se utilizaba y que ahora, gracias a la interconexión, se puede exportar a lo que era el SING, lo que permite que respecto al año anterior exista un 45% más de energía renovable variable en el sistema que se puede producir.

Cabe destacar también que hoy día estamos próximos a niveles de 1000 megavatios de transferencia por la línea, que corresponde a un 70% de la capacidad de transformación de las instalaciones actuales de TEN.

– ¿Qué complejidad ha tenido operar esta línea? ¿Qué desafíos ha implicado unir dos sistemas?

– Para poder lograr todos los beneficios de la interconexión asociados al aumento de la generación de energía renovable variable, hemos trabajado de manera intensa con el Coordinador Eléctrico para realizar muchos de los mantenimientos de las instalaciones en horas de la noche, lo que ha significado un esfuerzo extra para nuestros equipos, pero que hemos asumido al 100%.

Uno de los grandes desafíos ha sido organizar y coordinar las desconexiones, para eliminar los eventuales impactos al Sistema.

Otro desafío corresponde a la dimensión física que tiene el sistema, actualmente estamos operando el sistema de 500kV más extenso de Chile con las torres más altas.

– ¿Han tenido efectos en los precios o en otra variable?

– Entre los beneficios que trajo la interconexión, se encuentra que permitió crear un mercado único de electricidad, con una mayor cantidad de oferentes, permitiendo la competencia, mejorando la oferta y reduciendo los precios de la energía. Respecto al año pasado, se ha registrado una disminución de un 5% aproximadamente en el costo marginal en lo que corresponde al antiguo SING.

TEN ha permitido la inyección de energías renovables variables que antes no tenían como ser evacuados, lo que tiene un impacto en la descarbonización de la operación del sistema, equivalente a plantar 80 hectáreas de árboles todos los días.

También, la interconexión ha dado una mayor seguridad al sistema eléctrico nacional. Un claro ejemplo de esto, fue que en el día de la interconexión se pudo observar que dos frecuencias del sistema que se intentaban tener alineadas, pero que no eran iguales, se alinearon por completo sin que la gente lo notara. Este hito, ha permitido estabilizar el sistema, beneficiando la seguridad y calidad del suministro.

– ¿Cuánto ha impactado el atraso de la línea Cardones-Polpaico?

– Con el fin de aprovechar todo el beneficio de TEN para el sistema, se requiere que el tramo Cardones-Polpaico entre lo antes posible en operación. Con la entrada del primer tramo de Interchile ya se pudo ver un impacto positivo en una mayor transferencia de energías renovables variables en el sistema. Y con la segunda entrada de Interchile eso aumentó, por lo tanto, claramente cuando el tercer tramo entre en operación va a ser aún más beneficioso para el sistema y en consecuencia para todos los chilenos.

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 21 de noviembre de 2018

DIARIO FINANCIERO – Hace exactamente un año que comenzó a funcionar la debatida interconexión eléctrica, tendido de alta tensión de 600 kilómetros que unificó los sistemas eléctricos del norte grande (SING) y del centro sur del país (SIC).

Pese a las dudas que existían en un principio -por temas de seguridad y el efecto en costos que podría generar, especialmente en el norte-, la evaluación en la industria energética es positiva.

Demian Talavera, gerente general de TEN, sociedad impulsora del proyecto, conformada por Engie y Red Eléctrica España, destaca que el funcionamiento del tendido ha permitido la mayor utilización de energías renovables y además, no se han producido problemas operativos.

“Un dato importante es que actualmente, de lo que genera el antiguo SING a diario, un 30% o 40% de esa energía se está sustituyendo por fuentes renovables variables, gracias a la interconexión”, dice Talavera (ver entrevista completa en DF.cl).

Aunque los efectos de esta línea no se han apreciado en 100% -dado que la línea Polpaico-Cardones que construye Interchile aún no está terminada-, en el Ministerio de Energía también hacen una buena evaluación.

La ministra Susana Jiménez comenta que ha permitido obtener un Sistema Eléctrico Nacional cuyos índices de desempeño son mejores que aquellos que se lograban en los antiguos SIC y SING.

“El SING era más pequeño y tenía un comportamiento más inestable la frecuencia, y al acoplarse a un sistema mayor y más estable, ha resultado un sistema en el que predominan las características del mayor”, dice.

A juicio de la autoridad, esto ha sido posible básicamente mediante una mejor gestión de las reservas del sistema. Uno de sus efectos prácticos más visibles es que se han reducido considerablemente el número de situaciones en que los consumos deben operar sus Esquemas de Desprendimiento Automáticos de Carga (EDAC), en especial en la parte norte del sistema.

“Los EDAC son automatismos que desconectan consumos cuando la frecuencia del sistema disminuye, entonces la mayor estabilidad de la frecuencia ha permitido disminuir el uso de estos esquemas, evitando así que los usuarios, incluidos los clientes residenciales, vean interrumpidos sus consumos”, explica Jiménez.

El Coordinador Eléctrico, organismo técnico independiente que coordinación de la operación del sistema, detalla algunos de los cambios que se han visto.

Dice que con la entrada en operación de las obras asociadas a la subestación Nueva Pan de Azúcar el primer semestre de este año -de Interchile-, éstas han seguido aumentando su aporte al sistema eléctrico, alcanzando valores de inyección cercanos a su plena capacidad de producción.

A modo de ejemplo, si el 9 de noviembre de 2017, doce días antes de la interconexión, el porcentaje de colocación de energías renovables alcanzaba el 62,9%, el 6 de julio de este año esta cifra llegaba al 99,6%.

Jiménez plantea que “la interconexión ha permitido hacer un mejor uso de las energías renovables que se encuentran ubicadas en el norte chico del país, principalmente solar y eólica, las cuales han podido ser evacuadas hacia el norte grande, provocando una disminución de los costos marginales en ciertas horas del día y puntos del sistema”.

Otro efecto asociado a la interconexión es la disminución de las horas de desacople del sistema. Este último concepto se relaciona cuando hay una línea de transmisión saturada que no permite el intercambio de energía entre determinadas zonas.

En este caso, las cifras del Coordinador dan cuenta que el año pasado se registraron 923 desacoples del sistema desde subestación Pan de Azúcar, lo que se refleja en horas con costo marginal igual a 0,0 US$/MWh en esa subestación.

Ante los temores que se advertían de que en el SING subirían los precios, desde el Coordinador aclaran que los costos marginales se han mantenido estables pre y post interconexión.

“La interconexión ha operado de manera adecuada, ha generado beneficios considerables en la seguridad del sistema y ha permitido disminuir los costos marginales en ciertas horas y puntos del sistema”, dice la ministra Jiménez, al ser consultada por el impacto de la unión de los sistemas eléctricos en los precios.

Temas pendientes

En términos de seguridad, el director ejecutivo de Electroconsultores, Francisco Aguirre, dice no se han registrado eventos que haya producido algún inconveniente en esta interconexión, aunque advierte que “los sistemas eléctricos son frágiles como cualquier sistema industrial”.

Pero los expertos ponen la cuota de cautela, ya que la falta de un tramo de la línea de la colombiana ISA impide que la interconexión opere a plenitud.

Aguirre explica que, por ejemplo, para el caso del enorme crecimiento de energía fotovoltaica y eólica que está en la zona de Atacama y Coquimbo, “esa gran cantidad de electricidad barata producida con estos medios renovables no ha podido llegar todavía a Santiago “.

Por eso, una vez que se concrete el tercer tramo de la línea de Interchile –que está atravesando por oposición en el sector La Dormida, en la región de Valparaíso- se verá realmente el efecto en precios para el resto del sistema.

El director de Valgesta Energía, Ramón Galaz, agrega que “lo más importante es que se concrete lo antes posible el tramo que falta para que esté operando a plena capacidad”, porque a medida que va entrando nueva generación –sin la parte que falta-, la situación se vuelve más compleja.

El director ejecutivo de Acera, Carlos Finat, dice que es importante hacer un aprendizaje de la puesta en servicio de la interconexión y de otras líneas de transmisión que están en construcción.

Su análisis apunta a que los plazos de construcción “tienen altas incertidumbres y que -en algunos casos- pueden extenderse por meses y años”. Plantea que “esos escenarios alternativos (con atrasos) deben ser evaluados previamente al momento de decidir sobre los planes de expansión, para contemplar así medidas de mitigación en caso de que efectivamente ocurran”.

TEN: “Se ha registrado una disminución en el costo marginal en lo que era el antiguo SING”

Demian Talavera, gerente general de Transmisora Eléctrica del Norte (TEN), sociedad a cargo de la línea que unió los sistema, explica cómo ha operado el tendido desde el 21 de noviembre del año pasado.

– ¿Cómo ha sido la operación de la línea?

– En primer lugar, me gustaría destacar que este fue el primer paso que dio Engie Chile, uno de nuestros accionistas junto a Red Eléctrica de España, en el marco de la descarbonización, ya que la interconexión permitió el ingreso de las energías renovables variables producidas en el norte grande al resto del sistema eléctrico del país.

Respecto a la operación, cabe mencionar que, a pesar de ser el primer año de funcionamiento de las instalaciones, con muchos equipos de la mayor tecnología que no existían en Chile y personas totalmente nuevas en la compañía, hemos operado sin ningún problema, y esto se debe a que TEN preparó la operación y mantenimiento un año antes de entrar en servicio, lo que nos permitió cumplir totalmente con los índices de disponibilidad cumpliendo con la norma técnica.

Un dato importante es que actualmente de lo que genera el antiguo SING a diario, un 30% o 40% de esa energía se está sustituyendo por energía renovable variable, gracias a la interconexión. En esa línea, quiero destacar que antes había una cantidad de energía renovable variable de menor costo que no se utilizaba y que ahora, gracias a la interconexión, se puede exportar a lo que era el SING, lo que permite que respecto al año anterior exista un 45% más de energía renovable variable en el sistema que se puede producir.

Cabe destacar también que hoy día estamos próximos a niveles de 1000 megavatios de transferencia por la línea, que corresponde a un 70% de la capacidad de transformación de las instalaciones actuales de TEN.

– ¿Qué complejidad ha tenido operar esta línea? ¿Qué desafíos ha implicado unir dos sistemas?

– Para poder lograr todos los beneficios de la interconexión asociados al aumento de la generación de energía renovable variable, hemos trabajado de manera intensa con el Coordinador Eléctrico para realizar muchos de los mantenimientos de las instalaciones en horas de la noche, lo que ha significado un esfuerzo extra para nuestros equipos, pero que hemos asumido al 100%.

Uno de los grandes desafíos ha sido organizar y coordinar las desconexiones, para eliminar los eventuales impactos al Sistema.

Otro desafío corresponde a la dimensión física que tiene el sistema, actualmente estamos operando el sistema de 500kV más extenso de Chile con las torres más altas.

– ¿Han tenido efectos en los precios o en otra variable?

– Entre los beneficios que trajo la interconexión, se encuentra que permitió crear un mercado único de electricidad, con una mayor cantidad de oferentes, permitiendo la competencia, mejorando la oferta y reduciendo los precios de la energía. Respecto al año pasado, se ha registrado una disminución de un 5% aproximadamente en el costo marginal en lo que corresponde al antiguo SING.

TEN ha permitido la inyección de energías renovables variables que antes no tenían como ser evacuados, lo que tiene un impacto en la descarbonización de la operación del sistema, equivalente a plantar 80 hectáreas de árboles todos los días.

También, la interconexión ha dado una mayor seguridad al sistema eléctrico nacional. Un claro ejemplo de esto, fue que en el día de la interconexión se pudo observar que dos frecuencias del sistema que se intentaban tener alineadas, pero que no eran iguales, se alinearon por completo sin que la gente lo notara. Este hito, ha permitido estabilizar el sistema, beneficiando la seguridad y calidad del suministro.

– ¿Cuánto ha impactado el atraso de la línea Cardones-Polpaico?

– Con el fin de aprovechar todo el beneficio de TEN para el sistema, se requiere que el tramo Cardones-Polpaico entre lo antes posible en operación. Con la entrada del primer tramo de Interchile ya se pudo ver un impacto positivo en una mayor transferencia de energías renovables variables en el sistema. Y con la segunda entrada de Interchile eso aumentó, por lo tanto, claramente cuando el tercer tramo entre en operación va a ser aún más beneficioso para el sistema y en consecuencia para todos los chilenos.

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 21 de noviembre de 2018

TITULARES

X