Sábado, Junio 15, 2024

Alfredo Moreno, ministro de Obras Públicas: “Ojalá pudiera haber el mayor grado de continuidad en la participación público-privada”

DIARIO FINANCIERO – Ya al fin de un año complejo en materia económica y social, uno de los puntos que más rescatan desde La Moneda en cuanto a gestión gubernamental ha sido la continuidad en el desarrollo de proyectos por parte del Ministerio de Obras Públicas.

En 2021 la inversión privada en infraestructura pública ascenderá a unos US$5 mil millones. Y el próximo año el presupuesto sectorial se incrementará desde US$3.000 millones a US$3.900 millones. Pero aún quedan tareas pendientes, y antes del 31 de diciembre está previsto que el MOP licite tres grandes proyectos: la Ruta 68, el Instituto Nacional de Neurocirugía y la autopista Orbital Sur.

– ¿Cuáles han sido los mayores desafíos en estos años de gestión?

– Nos ha tocado un papel de principal relevancia en recuperar el empleo. Se hizo un plan de infraestructura que no tiene parangón y muy superior a lo que se hizo después del terremoto de 2010.

Lo segundo es la inversión privada en concesiones, donde Chile había perdido impulso. Se ha podido, a pesar de las condiciones difíciles, mantener el interés y confianza de los inversionistas.

Y lo tercero tiene que ver con el agua al tener la década más seca de la historia de Chile. El proceso de adaptación va a ser duro (…) y más vale que lo tomemos en serio.

– En un foro organizado por Clapes UC y el CPI, las candidaturas presidenciales coincidieron en que el sistema de concesiones debe ser mejorado. ¿Cómo toman esta visión desde el MOP?

– En materia de lo que es el monto, ha sido nuestra principal preocupación. Si los candidatos dijeron eso, yo coincido plenamente. Esta es una buena herramienta que además la gente mira solo en el impacto positivo que tienen las obras, pero tiene un segundo impacto positivo que es dejar liberado al Estado para ocupar los recursos en aquellos sectores en que es mucho más difícil que los privados puedan participar.

– ¿Espera que la próxima administración siga la línea de realizar las concesiones previstas para 2022-2025?

-Me parece que en la candidatura de José Antonio Kast está muy claro también el uso de la herramienta de las concesiones. Y buscar siempre esta asociación público privada, particularmente en lo que son las grandes obras.

No conozco cuál es la iniciativa de Boric en esta materia. Por lo menos es menos precisa, no dice nada negativo ni nada positivo. Pero creo que es importante el esfuerzo de estas asociaciones público – privada, iguala o supera lo que hacemos con recursos públicos. Hoy estamos con tasas de interés más altas, con más desempleo, hay más dudas quizá sobre el desarrollo de Chile a largo plazo, y sin embargo, los inversionistas siguen creyendo. Esto es algo que el país no puede dilapidar. Hay que dar seguridad jurídica y seguir teniendo buenos proyectos.

– ¿Cómo debería abordar esta agenda el próximo gobierno para repetir episodios como la fallida concesión del Hospital Sótero del Río en 2015?

– Están dadas todas las condiciones para que se pueda mantener un nivel de concesiones muy importante, y está previsto ya para 2022 una inversión pública a través del presupuesto. Eso es lo que el país necesita más allá de las opiniones políticas. Las obras no tienen color político, lo que tienen es la necesidad de la gente que debe ser satisfecha de la mejor forma.

– ¿Quién le gustaría que fuera el próximo ministro o ministra de Obras Públicas?

– Más que decir una persona, ojalá pudiera haber el mayor grado de continuidad en este esfuerzo de estos tres elementos que hemos considerado: la participación público privada, con estas inversiones en grandes infraestructuras, ser capaz de ser eficientes en el MOP de hacer grandes inversiones con los recursos que se tienen disponibles en el empleo y actividad, y llevar la infraestructura a los lugares más pobres donde no llegan las concesiones. Y, tomar este desafío del agua, continuarlo, hacerlo con la participación de todos, pero que no se detenga.

La recta final
– ¿Cuáles serán las prioridades del MOP de cara a los últimos meses de gobierno?

– Terminar de licitar las concesiones que tenemos previstas y hacer los estudios necesarios.

También hay que adjudicar, entregar los terrenos y hacer todo lo que corresponde de manera de ir dejando andar cada una de estas obras. Y en cuanto a obras públicas, seguir aumentando los contratos.

– ¿Ha faltado más esfuerzo de concientización de parte de las autoridades sobre la gravedad a la crisis hídrica?

– Chile hace un aporte enorme en esa materia. Pero el esfuerzo tremendo que tenemos que hacer es el esfuerzo de adaptación. Llevamos 13 años de sequía, nunca habíamos tenido más de cuatro, y tenemos que convencernos de que es un cambio permanente.

– ¿De qué manera la cartera debiera orientar una estrategia de largo plazo para hacer frente a la escasez hídrica?

– Nuestra tarea es que la gente tenga los menores problemas posibles, ya que el agua es algo clave para todo. Pero hay que tener presente que este es un esfuerzo que se prolonga a largo tiempo y no podemos vivir de medidas de emergencia.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Jueves 16 de Diciembre de 2021

DIARIO FINANCIERO – Ya al fin de un año complejo en materia económica y social, uno de los puntos que más rescatan desde La Moneda en cuanto a gestión gubernamental ha sido la continuidad en el desarrollo de proyectos por parte del Ministerio de Obras Públicas.

En 2021 la inversión privada en infraestructura pública ascenderá a unos US$5 mil millones. Y el próximo año el presupuesto sectorial se incrementará desde US$3.000 millones a US$3.900 millones. Pero aún quedan tareas pendientes, y antes del 31 de diciembre está previsto que el MOP licite tres grandes proyectos: la Ruta 68, el Instituto Nacional de Neurocirugía y la autopista Orbital Sur.

– ¿Cuáles han sido los mayores desafíos en estos años de gestión?

– Nos ha tocado un papel de principal relevancia en recuperar el empleo. Se hizo un plan de infraestructura que no tiene parangón y muy superior a lo que se hizo después del terremoto de 2010.

Lo segundo es la inversión privada en concesiones, donde Chile había perdido impulso. Se ha podido, a pesar de las condiciones difíciles, mantener el interés y confianza de los inversionistas.

Y lo tercero tiene que ver con el agua al tener la década más seca de la historia de Chile. El proceso de adaptación va a ser duro (…) y más vale que lo tomemos en serio.

– En un foro organizado por Clapes UC y el CPI, las candidaturas presidenciales coincidieron en que el sistema de concesiones debe ser mejorado. ¿Cómo toman esta visión desde el MOP?

– En materia de lo que es el monto, ha sido nuestra principal preocupación. Si los candidatos dijeron eso, yo coincido plenamente. Esta es una buena herramienta que además la gente mira solo en el impacto positivo que tienen las obras, pero tiene un segundo impacto positivo que es dejar liberado al Estado para ocupar los recursos en aquellos sectores en que es mucho más difícil que los privados puedan participar.

– ¿Espera que la próxima administración siga la línea de realizar las concesiones previstas para 2022-2025?

-Me parece que en la candidatura de José Antonio Kast está muy claro también el uso de la herramienta de las concesiones. Y buscar siempre esta asociación público privada, particularmente en lo que son las grandes obras.

No conozco cuál es la iniciativa de Boric en esta materia. Por lo menos es menos precisa, no dice nada negativo ni nada positivo. Pero creo que es importante el esfuerzo de estas asociaciones público – privada, iguala o supera lo que hacemos con recursos públicos. Hoy estamos con tasas de interés más altas, con más desempleo, hay más dudas quizá sobre el desarrollo de Chile a largo plazo, y sin embargo, los inversionistas siguen creyendo. Esto es algo que el país no puede dilapidar. Hay que dar seguridad jurídica y seguir teniendo buenos proyectos.

– ¿Cómo debería abordar esta agenda el próximo gobierno para repetir episodios como la fallida concesión del Hospital Sótero del Río en 2015?

– Están dadas todas las condiciones para que se pueda mantener un nivel de concesiones muy importante, y está previsto ya para 2022 una inversión pública a través del presupuesto. Eso es lo que el país necesita más allá de las opiniones políticas. Las obras no tienen color político, lo que tienen es la necesidad de la gente que debe ser satisfecha de la mejor forma.

– ¿Quién le gustaría que fuera el próximo ministro o ministra de Obras Públicas?

– Más que decir una persona, ojalá pudiera haber el mayor grado de continuidad en este esfuerzo de estos tres elementos que hemos considerado: la participación público privada, con estas inversiones en grandes infraestructuras, ser capaz de ser eficientes en el MOP de hacer grandes inversiones con los recursos que se tienen disponibles en el empleo y actividad, y llevar la infraestructura a los lugares más pobres donde no llegan las concesiones. Y, tomar este desafío del agua, continuarlo, hacerlo con la participación de todos, pero que no se detenga.

La recta final
– ¿Cuáles serán las prioridades del MOP de cara a los últimos meses de gobierno?

– Terminar de licitar las concesiones que tenemos previstas y hacer los estudios necesarios.

También hay que adjudicar, entregar los terrenos y hacer todo lo que corresponde de manera de ir dejando andar cada una de estas obras. Y en cuanto a obras públicas, seguir aumentando los contratos.

– ¿Ha faltado más esfuerzo de concientización de parte de las autoridades sobre la gravedad a la crisis hídrica?

– Chile hace un aporte enorme en esa materia. Pero el esfuerzo tremendo que tenemos que hacer es el esfuerzo de adaptación. Llevamos 13 años de sequía, nunca habíamos tenido más de cuatro, y tenemos que convencernos de que es un cambio permanente.

– ¿De qué manera la cartera debiera orientar una estrategia de largo plazo para hacer frente a la escasez hídrica?

– Nuestra tarea es que la gente tenga los menores problemas posibles, ya que el agua es algo clave para todo. Pero hay que tener presente que este es un esfuerzo que se prolonga a largo tiempo y no podemos vivir de medidas de emergencia.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Jueves 16 de Diciembre de 2021

TITULARES