Miércoles, Julio 28, 2021

Aguas Antofagasta invierte en desalación para contrarrestar la sequía

CURADOR –  Se preparan para inyectar otros 115 millones de dólares en la ampliación de la Planta Desaladora Norte de la capital regional.

Lo que viene para aportar a la sustentabilidad del suministro en Antofagasta es la ampliación de la Planta Desaladora Norte ubicada en el sector La Chimba

Solo en los últimos 10 años cerca de 98 millones de dólares ha invertido la sanitaria de la Región de Antofagasta en proyectos de ampliación y nuevas plantas desaladoras para proveer agua potable de forma sustentable en medio del desierto más seco del mundo. Ahora se preparan para inyectar otros 115 millones de dólares en la ampliación de la Planta Desaladora Norte de la capital regional

A propósito del Día Mundial de la Desertificación y la Lucha contra la Sequía, que se conmemora cada año el 17 de junio, desde Aguas Antofagasta recordaron que a pesar de tener la misión de proveer agua potable en medio del desierto más seco del mundo, en los últimos diez años han invertido cerca de 98 millones de dólares en proyectos de ampliación o nuevas plantas de desalación para aumentar la disponibilidad de agua para consumo humano.

En efecto, las obras desarrolladas a la fecha han aumentado la capacidad de producción en 634 litros por segundo adicionales, para abordar la creciente demanda por agua potable en la región.

“A estas obras sumaremos prontamente el inicio de la nueva ampliación de la Planta Desaladora Norte de la capital regional, cuya inversión asciende a 115 millones de dólares, para seguir dándole robustez al sistema de distribución de agua potable de Antofagasta y Mejillones”, explicó Carlos Méndez gerente general de Aguas Antofagasta, quien recordó que todos los proyectos desarrollados en materia de desalación son ejecutados en modalidad de autogestión, lo que implica que gran parte de los suministros y servicios asociados a las obras se coordinan desde la propia sanitaria con un área con dedicación exclusiva para liderar dichos proyectos y con gran cantidad de contratistas locales, “lo que representa un aporte a la economía regional y en el caso específico de la ampliación de la Planta Desaladora Norte de Antofagasta, sabemos que será una colaboración directa a la necesaria reactivación económica post pandemia”, expresó el representante de la sanitaria.

La Planta Desaladora de Tocopilla entró en operaciones en octubre 2020 / Imagen propiedad de Aguas Antofagasta.

Ciudades con tecnología de desalación

Desde Aguas Antofagasta recuerdan que cuatro de las ciudades que atienden operan con fuentes productivas a través de desalación de agua de mar; Antofagasta, Mejillones, Tocopilla y Taltal. Dos de ellas -Antofagasta y Tocopilla- con doble sistema de abastecimiento, tanto de cordillera como del mar. Esta particular y robusta condición permite asegurar 100% la continuidad del suministro en caso de emergencias provocadas por la naturaleza.

“Somos pioneros y principales impulsores de la desalación para consumo humano en América Latina, lo que nos hace un ejemplo de sustentabilidad en la producción de agua potable en el actual escenario global de escasez hídrica, entregando un producto con el más alto estándar de calidad exigido por la normativa chilena, puesto que el agua potable ya sea que provenga de fuentes cordilleranas o de mar, debe cumplir exactamente la misma norma de calidad que exige la institucionalidad chilena, antes de inyectarse a las redes de distribución para consumo humano. De esta forma, desde el desierto más seco del mundo, en medio de una mega sequía nacional, en Aguas Antofagasta nos sumamos a los esfuerzos por mantener la permanente disponibilidad de agua para satisfacer las necesidades de las comunidades que atendemos”, enfatizó Méndez.

Ver artículo

Fuente: Curador, Lunes 21 de Junio de 2021

CURADOR –  Se preparan para inyectar otros 115 millones de dólares en la ampliación de la Planta Desaladora Norte de la capital regional.

Lo que viene para aportar a la sustentabilidad del suministro en Antofagasta es la ampliación de la Planta Desaladora Norte ubicada en el sector La Chimba

Solo en los últimos 10 años cerca de 98 millones de dólares ha invertido la sanitaria de la Región de Antofagasta en proyectos de ampliación y nuevas plantas desaladoras para proveer agua potable de forma sustentable en medio del desierto más seco del mundo. Ahora se preparan para inyectar otros 115 millones de dólares en la ampliación de la Planta Desaladora Norte de la capital regional

A propósito del Día Mundial de la Desertificación y la Lucha contra la Sequía, que se conmemora cada año el 17 de junio, desde Aguas Antofagasta recordaron que a pesar de tener la misión de proveer agua potable en medio del desierto más seco del mundo, en los últimos diez años han invertido cerca de 98 millones de dólares en proyectos de ampliación o nuevas plantas de desalación para aumentar la disponibilidad de agua para consumo humano.

En efecto, las obras desarrolladas a la fecha han aumentado la capacidad de producción en 634 litros por segundo adicionales, para abordar la creciente demanda por agua potable en la región.

“A estas obras sumaremos prontamente el inicio de la nueva ampliación de la Planta Desaladora Norte de la capital regional, cuya inversión asciende a 115 millones de dólares, para seguir dándole robustez al sistema de distribución de agua potable de Antofagasta y Mejillones”, explicó Carlos Méndez gerente general de Aguas Antofagasta, quien recordó que todos los proyectos desarrollados en materia de desalación son ejecutados en modalidad de autogestión, lo que implica que gran parte de los suministros y servicios asociados a las obras se coordinan desde la propia sanitaria con un área con dedicación exclusiva para liderar dichos proyectos y con gran cantidad de contratistas locales, “lo que representa un aporte a la economía regional y en el caso específico de la ampliación de la Planta Desaladora Norte de Antofagasta, sabemos que será una colaboración directa a la necesaria reactivación económica post pandemia”, expresó el representante de la sanitaria.

La Planta Desaladora de Tocopilla entró en operaciones en octubre 2020 / Imagen propiedad de Aguas Antofagasta.

Ciudades con tecnología de desalación

Desde Aguas Antofagasta recuerdan que cuatro de las ciudades que atienden operan con fuentes productivas a través de desalación de agua de mar; Antofagasta, Mejillones, Tocopilla y Taltal. Dos de ellas -Antofagasta y Tocopilla- con doble sistema de abastecimiento, tanto de cordillera como del mar. Esta particular y robusta condición permite asegurar 100% la continuidad del suministro en caso de emergencias provocadas por la naturaleza.

“Somos pioneros y principales impulsores de la desalación para consumo humano en América Latina, lo que nos hace un ejemplo de sustentabilidad en la producción de agua potable en el actual escenario global de escasez hídrica, entregando un producto con el más alto estándar de calidad exigido por la normativa chilena, puesto que el agua potable ya sea que provenga de fuentes cordilleranas o de mar, debe cumplir exactamente la misma norma de calidad que exige la institucionalidad chilena, antes de inyectarse a las redes de distribución para consumo humano. De esta forma, desde el desierto más seco del mundo, en medio de una mega sequía nacional, en Aguas Antofagasta nos sumamos a los esfuerzos por mantener la permanente disponibilidad de agua para satisfacer las necesidades de las comunidades que atendemos”, enfatizó Méndez.

Ver artículo

Fuente: Curador, Lunes 21 de Junio de 2021

TITULARES

X