Jueves, Junio 24, 2021

Y el agua se nos va entre los dedos

BÍO BÍO CHILE – El agua se nos va entre los dedos hasta convertirse en un muy escaso bien. En el mundo, 1.100 millones de personas carecen de agua potable y 2.400 millones no tienen acceso a un saneamiento apropiado. El problema no es que falte agua dulce sino que existe una mala gestión y distribución de los recursos hídricos en muchas partes del planeta.
La escasez de recursos hídricos tiene en alerta a todo el mundo. La Organización de Naciones Unidas (ONU) hace el llamado a los países a cuidar el agua al ser ésta el epicentro del desarrollo sostenible, y un recurso fundamental para el crecimiento socioeconómico de los países, contribuyendo en la producción de alimentos y energía, además de su estrecho vínculo social con nuestro medio ambiente y su ayuda en la mantención de los ecosistemas saludables.
A pesar de ser un recurso primordial para la subsistencia de la especie humana, estamos lejos de generar conciencia en el cuidado del entorno, donde el calentamiento global ha implicado un proceso de sequías del que nuestro país no se ha quedado atrás.
En agosto del año pasado, el Gobierno mediante un comunicado del ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, informó que las provincias de Los Andes, San Felipe, Quillota y Marga Marga, todas pertenecientes a la región de Valparaíso, se encuentran en estado de emergencia, debido a ser zonas de gran escasez hídrica, las que se suman a la ciudad de Petorca, que lleva más de siete años declarada zona de emergencia hídrica por sequía, hecho vinculado a la industria extractiva agroexportadora prevaleciente en este territorio.
En la región Metropolitana, el panorama no es distinto. La situación de escasez hídrica se presenta en al menos 61 comunas del centro del país, número que podría incrementar debido al gran déficit de lluvias en la capital el que alcanzaría a cifras del 96 por ciento, una de las más significativas de los últimos 50 años en la zona central, las que son atribuidas al cambio climático.
En el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, señalan que este es un problema de carácter permanente, por lo que es indispensable que el Gobierno y las autoridades tomen medidas para disminuir el gran impacto que están presentando actualmente las carencias de recursos hídricos en nuestro territorio, para así no lamentar la amenaza de una “Megasequía”.
“Hay ciertas voluntades políticas, pero también el recurso hídrico es un tema que genera muchos conflictos sociales entre la empresa privada y la comunidad, que se incrementarán, y que en el fondo, el Estado tiene que intervenir con políticas o instrumentos de políticas públicas que definan bien el alcance de los poderes que se generan en estos distintos conflictos de interés, por distintas organizaciones de la sociedad”,señaló a la estación radial de la Universidad de Chile, la investigadora asociada del (CR)2, Paulina Aldunce.
Son muchas las acciones requeridas para dar una solución a este problema del siglo XXI, siendo la primera la generación de conciencia para reconocerlo. Bajo ese marco, es que Radio Bío Bío en conjunto con la Embajada de Suiza en Chile y algunas empresas patrocinadoras difundirán mensajes promoviendo el uso racional del agua, como la eliminación de las huellas hídricas a nivel nacional, y promover proyectos sustentables de resultados a corto-mediano plazo, para promover el cuidado de uno de los recursos naturales más importantes de todos los seres vivos: el agua.
Ver artículo
Fuente: Bio Bío Chile, jueves 10 de enero 2019

BÍO BÍO CHILE – El agua se nos va entre los dedos hasta convertirse en un muy escaso bien. En el mundo, 1.100 millones de personas carecen de agua potable y 2.400 millones no tienen acceso a un saneamiento apropiado. El problema no es que falte agua dulce sino que existe una mala gestión y distribución de los recursos hídricos en muchas partes del planeta.
La escasez de recursos hídricos tiene en alerta a todo el mundo. La Organización de Naciones Unidas (ONU) hace el llamado a los países a cuidar el agua al ser ésta el epicentro del desarrollo sostenible, y un recurso fundamental para el crecimiento socioeconómico de los países, contribuyendo en la producción de alimentos y energía, además de su estrecho vínculo social con nuestro medio ambiente y su ayuda en la mantención de los ecosistemas saludables.
A pesar de ser un recurso primordial para la subsistencia de la especie humana, estamos lejos de generar conciencia en el cuidado del entorno, donde el calentamiento global ha implicado un proceso de sequías del que nuestro país no se ha quedado atrás.
En agosto del año pasado, el Gobierno mediante un comunicado del ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, informó que las provincias de Los Andes, San Felipe, Quillota y Marga Marga, todas pertenecientes a la región de Valparaíso, se encuentran en estado de emergencia, debido a ser zonas de gran escasez hídrica, las que se suman a la ciudad de Petorca, que lleva más de siete años declarada zona de emergencia hídrica por sequía, hecho vinculado a la industria extractiva agroexportadora prevaleciente en este territorio.
En la región Metropolitana, el panorama no es distinto. La situación de escasez hídrica se presenta en al menos 61 comunas del centro del país, número que podría incrementar debido al gran déficit de lluvias en la capital el que alcanzaría a cifras del 96 por ciento, una de las más significativas de los últimos 50 años en la zona central, las que son atribuidas al cambio climático.
En el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, señalan que este es un problema de carácter permanente, por lo que es indispensable que el Gobierno y las autoridades tomen medidas para disminuir el gran impacto que están presentando actualmente las carencias de recursos hídricos en nuestro territorio, para así no lamentar la amenaza de una “Megasequía”.
“Hay ciertas voluntades políticas, pero también el recurso hídrico es un tema que genera muchos conflictos sociales entre la empresa privada y la comunidad, que se incrementarán, y que en el fondo, el Estado tiene que intervenir con políticas o instrumentos de políticas públicas que definan bien el alcance de los poderes que se generan en estos distintos conflictos de interés, por distintas organizaciones de la sociedad”,señaló a la estación radial de la Universidad de Chile, la investigadora asociada del (CR)2, Paulina Aldunce.
Son muchas las acciones requeridas para dar una solución a este problema del siglo XXI, siendo la primera la generación de conciencia para reconocerlo. Bajo ese marco, es que Radio Bío Bío en conjunto con la Embajada de Suiza en Chile y algunas empresas patrocinadoras difundirán mensajes promoviendo el uso racional del agua, como la eliminación de las huellas hídricas a nivel nacional, y promover proyectos sustentables de resultados a corto-mediano plazo, para promover el cuidado de uno de los recursos naturales más importantes de todos los seres vivos: el agua.
Ver artículo
Fuente: Bio Bío Chile, jueves 10 de enero 2019

TITULARES

X