Domingo, Mayo 28, 2023

Aeropuerto de Santiago presenta su plan por la temporada alta

LA TERCERA – El ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, la subsecretaria de Turismo, Verónica Kunze, el director de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), general Raúl Jorquera, y el gerente general de Nuevo Pudahuel, François-Regis Le Miere, lanzaron este martes el plan de Temporada Alta 2022-2023 para el Aeropuerto de Santiago.

El plan considera la habilitación aeronáutica del Terminal 2-D con diez puertas de embarque, más capacidad para vuelos nacionales, refuerzo de personal, entre otras medidas.

“Esta capacidad que se aumenta en el aeropuerto con flexibilidad para vuelos nacionales y para vuelos internacionales hemos tenido el compromiso de habilitarlo en este periodo, antes de la temporada alta porque las cifras que estamos viendo son positivas y es necesario seguir impulsando el turismo y el desarrollo del país”, resaltó el ministro García.

La operación del Terminal 2-D se enmarca en el inicio de la temporada alta de verano. En ella se prevé un aumento en el flujo de pasajeros de un 9% aproximadamente. La proyección para diciembre de 2022 es de 1,9 millones de pasajeros, cerca de 300 mil pasajeros menos que en diciembre de 2019 y 400 mil más que lo estimado para este mes el año pasado.

El 2019 se contabilizó un total de 24.495.664 pasajeros. La cifra, por las restricciones asociadas a la pandemia de coronavirus, al año siguiente se redujo a 8.257.737 y 10.018.243 en 2021. La proyección para este año es de 18.805.665.

“Vamos a recibir en el último trimestre un poco más de 800 mil turistas adicionales, que no hubiéramos recibido si hubiéramos mantenido esas restricciones y en total estamos cerca de dos millones de turistas, eso todavía está por debajo de los 4 millones y medio que recibimos el año 2019”, explicó la subsecretaria de Turismo.

Según los datos que maneja Nuevo Pudahuel, los 1,9 millones de pasajeros proyectados para este mes constituyen la cifra más alta desde el inicio de la pandemia. De todas formas, este año cerrará con 25% menos de pasajeros en comparación con 2019, año de referencia, previo a la llegada del Covid-19.

A nivel nacional, los destinos de mayor tráfico este 2022 fueron Antofagasta, Calama, Iquique, Puerto Montt y Concepción. En cuanto a operaciones desde y hacia el extranjero, las rutas de mayor flujo fueron Lima, Buenos Aires, Bogotá, Sao Paulo y Ciudad de Panamá.

Según las proyecciones del operador del Aeropuerto de Santiago, en los meses de vacaciones de verano, que se inician este mes y culminan en marzo de 2023, se espera el tránsito de seis millones de pasajeros, de los cuales casi 60% viajarán en vuelos dentro de Chile.

Medidas

El plan de temporada alta en el aeropuerto dispone que la zona de embarque D del nuevo terminal internacional del aeropuerto de Santiago opere a toda su capacidad. Esto le permite recibir tanto vuelos internacionales como nacionales según la demanda.

Para enfrentar el aumento en el tráfico, Nuevo Pudahuel reforzará todos los equipos en terreno y se reforzarán además los equipos de las aerolíneas en ambos terminales. Igualmente, se va a disponer de nuevas tecnologías para agilizar procesos con kioscos de auto check y self bag drop, un sistema automatizado para entrega de maletas. Se contará con equipos de escaneo de última generación que se suman a la revisión manual de SAG y Aduanas y nuevas cintas de retiro de equipaje en el terminal internacional con la capacidad para recibir dos vuelos simultáneos con hasta 1.200 maletas por hora.

El plan considera los estacionamientos con 5.000 espacios disponibles, distribuidos en estacionamientos de corta estadía (Expreso 1, Expreso 2 y Patagua) y de larga estadía (Pehuén) y la Estación de Buses ubicada frente al Terminal Internacional (T1) para la llegada de pasajeros y su traslado fuera del aeropuerto.

“Estamos poniendo a disposición de los pasajeros toda nuestra infraestructura y tecnología para facilitar los procesos de control y documentación y, de esa forma, mejorar la experiencia de viaje. Hoy enfrentamos esta temporada alta con dos terminales, y casi el triple de la superficie que teníamos antes de entregar el Terminal Internacional, lo que se traduce en más espacio y comodidad para nuestros pasajeros. También estamos reforzando nuestro equipo en terreno, en coordinación con los servicios públicos”, detalló François-Regis Le Miere, gerente general de Nuevo Pudahuel.

Terminal 2-D

El Terminal 2-D es uno de cuatro del nuevo Terminal Internacional (T2) del Aeropuerto de Santiago. Fue inaugurado por el entonces Presidente Sebastián Piñera en febrero de 2022, pero inició su operación aeronáutica la semana pasada, debido al aumento de flujo por la temporada alta.

El edificio rinde tributo al desierto de Atacama con alfombras y muros de colores cálidos y con instalaciones y fotografías de la zona norte del país.

Al igual que en los espigones que ya están operando en el Terminal Internacional (T2), el 2-D fue diseñado para aprovechar la luz natural y, de esa forma, ahorrar en el consumo energético.

La estructura tiene una superficie de 22.800 metros cuadrados, que se suman al Aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago. Cuenta con la capacidad para cuatro locales comerciales y Duty Free y dos de gastronomía, además de una zona de juegos para los niños y espacios de arte y cultura. Igualmente, existirá una zona exclusiva para la asistencia de pasajeros con movilidad reducida.

El Terminal 2-D aportará seis nuevos puentes de embarque, con capacidad para recibir a 10 aeronaves. Además, fue construido como un edificio tipo “swing”, es decir, con una modalidad flexible que permite operar de forma simultánea vuelos nacionales e internacionales.

Fuente: La Tercera, Martes 13 de Diciembre de 2022

LA TERCERA – El ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, la subsecretaria de Turismo, Verónica Kunze, el director de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), general Raúl Jorquera, y el gerente general de Nuevo Pudahuel, François-Regis Le Miere, lanzaron este martes el plan de Temporada Alta 2022-2023 para el Aeropuerto de Santiago.

El plan considera la habilitación aeronáutica del Terminal 2-D con diez puertas de embarque, más capacidad para vuelos nacionales, refuerzo de personal, entre otras medidas.

“Esta capacidad que se aumenta en el aeropuerto con flexibilidad para vuelos nacionales y para vuelos internacionales hemos tenido el compromiso de habilitarlo en este periodo, antes de la temporada alta porque las cifras que estamos viendo son positivas y es necesario seguir impulsando el turismo y el desarrollo del país”, resaltó el ministro García.

La operación del Terminal 2-D se enmarca en el inicio de la temporada alta de verano. En ella se prevé un aumento en el flujo de pasajeros de un 9% aproximadamente. La proyección para diciembre de 2022 es de 1,9 millones de pasajeros, cerca de 300 mil pasajeros menos que en diciembre de 2019 y 400 mil más que lo estimado para este mes el año pasado.

El 2019 se contabilizó un total de 24.495.664 pasajeros. La cifra, por las restricciones asociadas a la pandemia de coronavirus, al año siguiente se redujo a 8.257.737 y 10.018.243 en 2021. La proyección para este año es de 18.805.665.

“Vamos a recibir en el último trimestre un poco más de 800 mil turistas adicionales, que no hubiéramos recibido si hubiéramos mantenido esas restricciones y en total estamos cerca de dos millones de turistas, eso todavía está por debajo de los 4 millones y medio que recibimos el año 2019”, explicó la subsecretaria de Turismo.

Según los datos que maneja Nuevo Pudahuel, los 1,9 millones de pasajeros proyectados para este mes constituyen la cifra más alta desde el inicio de la pandemia. De todas formas, este año cerrará con 25% menos de pasajeros en comparación con 2019, año de referencia, previo a la llegada del Covid-19.

A nivel nacional, los destinos de mayor tráfico este 2022 fueron Antofagasta, Calama, Iquique, Puerto Montt y Concepción. En cuanto a operaciones desde y hacia el extranjero, las rutas de mayor flujo fueron Lima, Buenos Aires, Bogotá, Sao Paulo y Ciudad de Panamá.

Según las proyecciones del operador del Aeropuerto de Santiago, en los meses de vacaciones de verano, que se inician este mes y culminan en marzo de 2023, se espera el tránsito de seis millones de pasajeros, de los cuales casi 60% viajarán en vuelos dentro de Chile.

Medidas

El plan de temporada alta en el aeropuerto dispone que la zona de embarque D del nuevo terminal internacional del aeropuerto de Santiago opere a toda su capacidad. Esto le permite recibir tanto vuelos internacionales como nacionales según la demanda.

Para enfrentar el aumento en el tráfico, Nuevo Pudahuel reforzará todos los equipos en terreno y se reforzarán además los equipos de las aerolíneas en ambos terminales. Igualmente, se va a disponer de nuevas tecnologías para agilizar procesos con kioscos de auto check y self bag drop, un sistema automatizado para entrega de maletas. Se contará con equipos de escaneo de última generación que se suman a la revisión manual de SAG y Aduanas y nuevas cintas de retiro de equipaje en el terminal internacional con la capacidad para recibir dos vuelos simultáneos con hasta 1.200 maletas por hora.

El plan considera los estacionamientos con 5.000 espacios disponibles, distribuidos en estacionamientos de corta estadía (Expreso 1, Expreso 2 y Patagua) y de larga estadía (Pehuén) y la Estación de Buses ubicada frente al Terminal Internacional (T1) para la llegada de pasajeros y su traslado fuera del aeropuerto.

“Estamos poniendo a disposición de los pasajeros toda nuestra infraestructura y tecnología para facilitar los procesos de control y documentación y, de esa forma, mejorar la experiencia de viaje. Hoy enfrentamos esta temporada alta con dos terminales, y casi el triple de la superficie que teníamos antes de entregar el Terminal Internacional, lo que se traduce en más espacio y comodidad para nuestros pasajeros. También estamos reforzando nuestro equipo en terreno, en coordinación con los servicios públicos”, detalló François-Regis Le Miere, gerente general de Nuevo Pudahuel.

Terminal 2-D

El Terminal 2-D es uno de cuatro del nuevo Terminal Internacional (T2) del Aeropuerto de Santiago. Fue inaugurado por el entonces Presidente Sebastián Piñera en febrero de 2022, pero inició su operación aeronáutica la semana pasada, debido al aumento de flujo por la temporada alta.

El edificio rinde tributo al desierto de Atacama con alfombras y muros de colores cálidos y con instalaciones y fotografías de la zona norte del país.

Al igual que en los espigones que ya están operando en el Terminal Internacional (T2), el 2-D fue diseñado para aprovechar la luz natural y, de esa forma, ahorrar en el consumo energético.

La estructura tiene una superficie de 22.800 metros cuadrados, que se suman al Aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago. Cuenta con la capacidad para cuatro locales comerciales y Duty Free y dos de gastronomía, además de una zona de juegos para los niños y espacios de arte y cultura. Igualmente, existirá una zona exclusiva para la asistencia de pasajeros con movilidad reducida.

El Terminal 2-D aportará seis nuevos puentes de embarque, con capacidad para recibir a 10 aeronaves. Además, fue construido como un edificio tipo “swing”, es decir, con una modalidad flexible que permite operar de forma simultánea vuelos nacionales e internacionales.

Fuente: La Tercera, Martes 13 de Diciembre de 2022

TITULARES