Lunes, Abril 22, 2024

Actualización de prefactibilidad de Metro se licitará el segundo semestre

DIARIO CONCEPCIÓN – “Claramente en Concepción merecemos tener un Metro. Somos la segunda capital a nivel país. Santiago ya lo tiene y hasta Viña del Mar, que es más pequeña que nosotros, la tiene. Creo que es momento que el Gobierno comience a darle forma a este sueño de todos los penquistas”, dijo Marco Valencia, contador auditor quien a diario se traslada desde Barrio Norte hasta el centro de la ciudad.

Como Valencia son cientos los penquistas que por años han soñado con que Concepción cuente con un Metro que facilite los desplazamientos, reduzca los tiempos de tráfico y contribuya a mejorar la calidad de vida. Si bien en 2015 se realizó un estudio de prefactibilidad para el Metro, este quedó obsoleto y deberá renovarse, pues no incluía la extensión en funcionamiento de la red ferroviaria de pasajeros del Biotrén.

Tarea en la que actualmente está trabajando la Seremi de Transportes, y que deberá llamar a licitación. La información fue adelantada por Nelson Hernández, gerente general de Fesur, en una reunión virtual sostenida recientemente con el senador Enrique van Rysselberghe y la directiva de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, entre otros actores, instancia que trató, precisamente, sobre el transporte local y la importancia del Biotrén en el desplazamiento de pasajeros.

En la instancia, Hernández, explicó que el estudio de prefactibilidad para el Metro penquista lo está llevando adelante Secretaría de Transportes (Sectra), organismo que se encuentra preparando las bases del nuevo estudio que debería ser licitado durante el segundo semestre de este año. El análisis, que tendría un plazo estimado de dos años, debía iniciar su licitación en 2020, pero no avanzó hasta ahora. Ya está considerado en el presupuesto de la cartera, con $700 millones asignados. “Este proyecto no está muerto, está avanzando en sus etapas iniciales.

El primer dominó es el estudio de prefactibilidad (…) que se espera licitar el segundo semestre por lo que el segundo semestre de 2025 debería estar terminado. Si el estudio es factible, cosa en la que confiamos, después vendría una etapa de solicitud de recursos para realizar diseño, ingeniería de detalle de la línea y ejecución”, afirmó el senador Enrique van Rysselberghe, presidente de la comisión de Transportes del Senado.

El parlamentario afirmó que estará presente, acompañando en el proceso, de tal manera, que si en algún momento surgen dificultades o gestiones que se deba acelerar. Trabajo que realizará de la mano con la Unión de Juntas Comunales de Concepción para evitar que exista una ralentización del proyecto. Héctor Silva, seremi de Transportes y Telecomunicaciones, confirmó el estudio que llevará adelante su cartera, a través de Sectra, análisis que según dijo será licitado a fines de 2023 por un monto máximo de $700 millones.

“Este estudio previo, busca contar con antecedentes y análisis de sustento, que permitan determinar el mejor trazado del servicio de tren hacia el centro de Concepción. Además, de conocer el plan de inversiones complementarias necesarias. Todo esto para determinar si es una inversión adecuada que beneficia a la ciudad y a sus habitantes”, sentenció el jefe local de la cartera de Transportes.

Trazados posibles y proyección

Juan Antonio Carrasco, presidente del directorio EFE Sur, confirmó que el estudio, que está a cargo de Sectra, y afirmó que como EFE actúan como contraparte técnica para el desarrollo.

“Este estudio es un paso importante porque retoma un anhelo, que tenemos desde Ferrocarriles y como ciudadanos. Más que un estudio de Metro, lo que se va a estudiar es cuáles son las alternativas para vincular el servicio del Biotrén con el centro de la ciudad, lo que respondería a las necesidades de cientos de personas”, dijo y recalcó que esto permitirá tener un buen sistema de transporte pensando en el futuro. El especialista, doctor en ingeniería y transportes, comentó que se tomará como base el estudio realizado en 2015, pero considerando los cambios que existen como el número de pasajeros que utilizan el Biotrén, el crecimiento de la ciudad.

“Es un escenario importante de actualizar y un paso para seguir avanzando en ideas como estas que son de largo alcance y que se deben continuar. Ciertamente necesitamos un sistema de transporte integrado con el Biotrén y también nuestra visión es que el Biotrén, se transforme, cada vez más, en uno de los ejes estructurantes y en el más importante transporte público de la Región”. En cuanto a las proyecciones del Biotrén, Carrasco expresó, que hay varias líneas de trabajo. La primera busca consolidar y aumentar la capacidad de la línea 2, que va hacia Coronel.

“Que en el caso del Biotrén no es sólo traer nuevos carros, sino también aumentar la capacidad de inversiones y la capacidad eléctrica para solventar la oferta que necesitamos realizar y la extensión de Lota”. Además, explicó, otra línea de trabajo debe ver cómo se aumentará la capacidad de la línea 1, que implica impulsar nuevas estaciones del Biotrén y ver cómo se conecta a otras zonas del área metropolitana de Concepción.

“Por eso, por ejemplo, el estudio de prefactibilidad en el que estamos ahora para la extensión Penco – Lirquén que, entre otras cosas, podría incluir a otras zonas del área metropolitana de Concepción. Podría ir generando una nueva línea de Biotrén que conectaría no sólo los puntos extremos, sino todos por los que pasa”, dijo y aseveró que el estudio de largo aliento permitirá generar distintas soluciones tecnológicas para conectar la estación Concepción con el centro de la ciudad y otros lugares.

Cabe destacar que el antiguo estudio, realizado por el operador ferroviario, estimó que el costo del proyecto sería de US$500 millones, monto que se debería financiar a través del Fondo Espejo del Transantiago. Dicho análisis proponía una línea de metro de 4,9 kilómetros con 7 estaciones que lograría conectar desde la estación modal penquista hasta la Universidad del Biobío, pasando por Tribunales y la Universidad de Concepción.

Es importante consignar que en la Línea 3 del Metro de Santiago, la última en entrar en operación en la ciudad, tiene 22 kilómetros de extensión y 18 estaciones en un trazado completamente subterráneo. El proyecto tuvo un costo de US$2 mil 715, es decir, US$123,4 millones el kilómetro.

Una gran oportunidad

El decano de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía (Faug) de la Universidad de Concepción, Dr. Leonel Pérez, destacó que lo esencial para el Concepción Metropolitano es pensar en la interconectividad del transporte público.

Destacó como gran actor del transporte público al Biotrén y que en ese sentido, se debe pensar en cómo el metro viene a contribuir y apoyar al Biotrén. “Los estudios de trazado del Metro, ampliación del Biotrén, desde Coronel a Lota o desde Concepción a Lirquén son muy relevantes y, en ese sentido, es muy positivo que se retomen los estudios de Metro”. Recalcó que para algunos actores les motiva la construcción del Metro, pues vinculan la obra con la gestión inmobiliaria.

“Lo ven como una infraestructura sobre la que se puede aprovechar las plusvalías, lo que también es bueno para la economía local. Lo importante es que este punto de vista no se transforme en lo central, sino en la interconectividad con el gran sistema metropolitano de transporte público”, comentó.

El doctor en Urbanismo ve al Metro como una oportunidad para repensar el espacio público, pues las estaciones de Metro son atractoras de comercio, servicio, infraestructura y otros. “Las experiencias del Metro de Caracas, de Bilbao y el mismo de Chile son elementos que pueden ayudar a configurar una ciudad del mayor interés del punto de vista del espacio público”. En cuanto a los plazos de construcción de un proyecto de Metro que, fácilmente, puede tomar seis años para que se concreten estudios de prefactibilidad, diseño e ingeniería de detalle, además de los tiempos que implica la obtención de recursos, el especialista dijo que más que pensar en plazos acotados, hay que pensar en la calidad del transporte. “El Metro efectivamente sirve como medio de transporte y llegaría a apoyar lo que ya existe. Los plazos mientras más cortos sean mejor. Retomar los estudios es una señal totalmente positiva”.

Desafío postergado

Para Sergio Baeriswyl, arquitecto, doctor en urbanismo y docente de la Universidad del Bío-Bío, el Gran Concepción presenta un desafío largamente postergado en materia de transporte público eficiente y de calidad como es el Metro.

“Un sistema de Metro es una posibilidad que debe ser analizada como opción real, en un área metropolitana de la escala de Concepción, y ahora es el momento justo para su evaluación”, dijo el premio nacional de Urbanismo 2014. Para el académico el Metro difícilmente constituye una solución inmediata al problema de transporte público del Gran Concepción, pero, según dijo, “es difícil imaginar el futuro de nuestra área metropolitana sin un Metro.

Por ello es necesario estudiar su viabilidad económica y social, para determinar cuándo, cómo y dónde proyectarlo”. El trazado de un posible Metro dependerá siempre, según Sergio Baeriswyl, de los puntos de mayor demanda de pasajeros, y en este contexto, “la ruta propuesta en algún momento: Estación central Biotrén, Centro de Concepción, Universidad de Concepción y hasta la Universidad del BíoBío, pareciera que recoge gran parte de la potencia demanda. Habrá que esperar los resultados del estudio de prefactibilidad para confirmar esto”.

Complementó asegurando que mientras se evalúa un proyecto potencial se requiere avanzar con urgencia en implementar corredores de transporte, transformar la flota actual en buses eléctricos de alto estándar y ampliar su cobertura de servicios en el territorio. “No podemos esperar la implementación de un Metro -que puede tardar muchos años- para mejorar ahora el actual servicio de transporte público”, puntualizó el arquitecto.

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Martes 09 de Mayo de 2023

DIARIO CONCEPCIÓN – “Claramente en Concepción merecemos tener un Metro. Somos la segunda capital a nivel país. Santiago ya lo tiene y hasta Viña del Mar, que es más pequeña que nosotros, la tiene. Creo que es momento que el Gobierno comience a darle forma a este sueño de todos los penquistas”, dijo Marco Valencia, contador auditor quien a diario se traslada desde Barrio Norte hasta el centro de la ciudad.

Como Valencia son cientos los penquistas que por años han soñado con que Concepción cuente con un Metro que facilite los desplazamientos, reduzca los tiempos de tráfico y contribuya a mejorar la calidad de vida. Si bien en 2015 se realizó un estudio de prefactibilidad para el Metro, este quedó obsoleto y deberá renovarse, pues no incluía la extensión en funcionamiento de la red ferroviaria de pasajeros del Biotrén.

Tarea en la que actualmente está trabajando la Seremi de Transportes, y que deberá llamar a licitación. La información fue adelantada por Nelson Hernández, gerente general de Fesur, en una reunión virtual sostenida recientemente con el senador Enrique van Rysselberghe y la directiva de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, entre otros actores, instancia que trató, precisamente, sobre el transporte local y la importancia del Biotrén en el desplazamiento de pasajeros.

En la instancia, Hernández, explicó que el estudio de prefactibilidad para el Metro penquista lo está llevando adelante Secretaría de Transportes (Sectra), organismo que se encuentra preparando las bases del nuevo estudio que debería ser licitado durante el segundo semestre de este año. El análisis, que tendría un plazo estimado de dos años, debía iniciar su licitación en 2020, pero no avanzó hasta ahora. Ya está considerado en el presupuesto de la cartera, con $700 millones asignados. “Este proyecto no está muerto, está avanzando en sus etapas iniciales.

El primer dominó es el estudio de prefactibilidad (…) que se espera licitar el segundo semestre por lo que el segundo semestre de 2025 debería estar terminado. Si el estudio es factible, cosa en la que confiamos, después vendría una etapa de solicitud de recursos para realizar diseño, ingeniería de detalle de la línea y ejecución”, afirmó el senador Enrique van Rysselberghe, presidente de la comisión de Transportes del Senado.

El parlamentario afirmó que estará presente, acompañando en el proceso, de tal manera, que si en algún momento surgen dificultades o gestiones que se deba acelerar. Trabajo que realizará de la mano con la Unión de Juntas Comunales de Concepción para evitar que exista una ralentización del proyecto. Héctor Silva, seremi de Transportes y Telecomunicaciones, confirmó el estudio que llevará adelante su cartera, a través de Sectra, análisis que según dijo será licitado a fines de 2023 por un monto máximo de $700 millones.

“Este estudio previo, busca contar con antecedentes y análisis de sustento, que permitan determinar el mejor trazado del servicio de tren hacia el centro de Concepción. Además, de conocer el plan de inversiones complementarias necesarias. Todo esto para determinar si es una inversión adecuada que beneficia a la ciudad y a sus habitantes”, sentenció el jefe local de la cartera de Transportes.

Trazados posibles y proyección

Juan Antonio Carrasco, presidente del directorio EFE Sur, confirmó que el estudio, que está a cargo de Sectra, y afirmó que como EFE actúan como contraparte técnica para el desarrollo.

“Este estudio es un paso importante porque retoma un anhelo, que tenemos desde Ferrocarriles y como ciudadanos. Más que un estudio de Metro, lo que se va a estudiar es cuáles son las alternativas para vincular el servicio del Biotrén con el centro de la ciudad, lo que respondería a las necesidades de cientos de personas”, dijo y recalcó que esto permitirá tener un buen sistema de transporte pensando en el futuro. El especialista, doctor en ingeniería y transportes, comentó que se tomará como base el estudio realizado en 2015, pero considerando los cambios que existen como el número de pasajeros que utilizan el Biotrén, el crecimiento de la ciudad.

“Es un escenario importante de actualizar y un paso para seguir avanzando en ideas como estas que son de largo alcance y que se deben continuar. Ciertamente necesitamos un sistema de transporte integrado con el Biotrén y también nuestra visión es que el Biotrén, se transforme, cada vez más, en uno de los ejes estructurantes y en el más importante transporte público de la Región”. En cuanto a las proyecciones del Biotrén, Carrasco expresó, que hay varias líneas de trabajo. La primera busca consolidar y aumentar la capacidad de la línea 2, que va hacia Coronel.

“Que en el caso del Biotrén no es sólo traer nuevos carros, sino también aumentar la capacidad de inversiones y la capacidad eléctrica para solventar la oferta que necesitamos realizar y la extensión de Lota”. Además, explicó, otra línea de trabajo debe ver cómo se aumentará la capacidad de la línea 1, que implica impulsar nuevas estaciones del Biotrén y ver cómo se conecta a otras zonas del área metropolitana de Concepción.

“Por eso, por ejemplo, el estudio de prefactibilidad en el que estamos ahora para la extensión Penco – Lirquén que, entre otras cosas, podría incluir a otras zonas del área metropolitana de Concepción. Podría ir generando una nueva línea de Biotrén que conectaría no sólo los puntos extremos, sino todos por los que pasa”, dijo y aseveró que el estudio de largo aliento permitirá generar distintas soluciones tecnológicas para conectar la estación Concepción con el centro de la ciudad y otros lugares.

Cabe destacar que el antiguo estudio, realizado por el operador ferroviario, estimó que el costo del proyecto sería de US$500 millones, monto que se debería financiar a través del Fondo Espejo del Transantiago. Dicho análisis proponía una línea de metro de 4,9 kilómetros con 7 estaciones que lograría conectar desde la estación modal penquista hasta la Universidad del Biobío, pasando por Tribunales y la Universidad de Concepción.

Es importante consignar que en la Línea 3 del Metro de Santiago, la última en entrar en operación en la ciudad, tiene 22 kilómetros de extensión y 18 estaciones en un trazado completamente subterráneo. El proyecto tuvo un costo de US$2 mil 715, es decir, US$123,4 millones el kilómetro.

Una gran oportunidad

El decano de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía (Faug) de la Universidad de Concepción, Dr. Leonel Pérez, destacó que lo esencial para el Concepción Metropolitano es pensar en la interconectividad del transporte público.

Destacó como gran actor del transporte público al Biotrén y que en ese sentido, se debe pensar en cómo el metro viene a contribuir y apoyar al Biotrén. “Los estudios de trazado del Metro, ampliación del Biotrén, desde Coronel a Lota o desde Concepción a Lirquén son muy relevantes y, en ese sentido, es muy positivo que se retomen los estudios de Metro”. Recalcó que para algunos actores les motiva la construcción del Metro, pues vinculan la obra con la gestión inmobiliaria.

“Lo ven como una infraestructura sobre la que se puede aprovechar las plusvalías, lo que también es bueno para la economía local. Lo importante es que este punto de vista no se transforme en lo central, sino en la interconectividad con el gran sistema metropolitano de transporte público”, comentó.

El doctor en Urbanismo ve al Metro como una oportunidad para repensar el espacio público, pues las estaciones de Metro son atractoras de comercio, servicio, infraestructura y otros. “Las experiencias del Metro de Caracas, de Bilbao y el mismo de Chile son elementos que pueden ayudar a configurar una ciudad del mayor interés del punto de vista del espacio público”. En cuanto a los plazos de construcción de un proyecto de Metro que, fácilmente, puede tomar seis años para que se concreten estudios de prefactibilidad, diseño e ingeniería de detalle, además de los tiempos que implica la obtención de recursos, el especialista dijo que más que pensar en plazos acotados, hay que pensar en la calidad del transporte. “El Metro efectivamente sirve como medio de transporte y llegaría a apoyar lo que ya existe. Los plazos mientras más cortos sean mejor. Retomar los estudios es una señal totalmente positiva”.

Desafío postergado

Para Sergio Baeriswyl, arquitecto, doctor en urbanismo y docente de la Universidad del Bío-Bío, el Gran Concepción presenta un desafío largamente postergado en materia de transporte público eficiente y de calidad como es el Metro.

“Un sistema de Metro es una posibilidad que debe ser analizada como opción real, en un área metropolitana de la escala de Concepción, y ahora es el momento justo para su evaluación”, dijo el premio nacional de Urbanismo 2014. Para el académico el Metro difícilmente constituye una solución inmediata al problema de transporte público del Gran Concepción, pero, según dijo, “es difícil imaginar el futuro de nuestra área metropolitana sin un Metro.

Por ello es necesario estudiar su viabilidad económica y social, para determinar cuándo, cómo y dónde proyectarlo”. El trazado de un posible Metro dependerá siempre, según Sergio Baeriswyl, de los puntos de mayor demanda de pasajeros, y en este contexto, “la ruta propuesta en algún momento: Estación central Biotrén, Centro de Concepción, Universidad de Concepción y hasta la Universidad del BíoBío, pareciera que recoge gran parte de la potencia demanda. Habrá que esperar los resultados del estudio de prefactibilidad para confirmar esto”.

Complementó asegurando que mientras se evalúa un proyecto potencial se requiere avanzar con urgencia en implementar corredores de transporte, transformar la flota actual en buses eléctricos de alto estándar y ampliar su cobertura de servicios en el territorio. “No podemos esperar la implementación de un Metro -que puede tardar muchos años- para mejorar ahora el actual servicio de transporte público”, puntualizó el arquitecto.

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Martes 09 de Mayo de 2023

TITULARES