Lunes, Febrero 6, 2023

Activan acciones que permitan trasladar agua de sur a norte y de la costa al interior

INDUAMBIENTE – Pese a que este invierno llovió más allá de lo esperado, impidiendo de esta manera el racionamiento de agua en zonas de escasez, el tema de la disponibilidad del recurso hídrico en Chile está lejos de solucionarse

Por lo anterior, se mantiene vigente la colaboración entre la Universidad Técnica Federico Santa María y la empresa francesa Vía Marina, trabajando cada una en una propuesta que persigue la disponibilidad de agua en zonas que precisan del recurso.

El socio fundador y CEO de la compañía gala, Félix Bogliolo, visitó Chile para aunar esfuerzos con la USM por concretar sus proyectos en el marco de un convenio de transferencia de información entre ambas entidades. En concreto, lo que busca es “promover el proyecto Aquatacama o Río Submarino Sur-Norte Chile, cuya idea es tomar agua de la desembocadura de algunos ríos del sur para llevarla a Arica y abastecer así a los usuarios urbanos, industriales, mineros y sobre todo agrícolas”.

Esta iniciativa se llevaría a cabo “a través de una vía submarina que tiene muchas ventajas en términos económicos, ecológicos y técnicos” y cuya denominación es Sistema SubmaRiver, el cual “es como una manguera de bombero flexible, pero de grandes dimensiones, ya que tenemos las patentes para hacer mangueras de 4 o 5 metros de diámetro para transportar grandes cantidades de agua”.

Félix Bogliolo comentó que este es un proyecto que lleva años intentando instalar en el país y necesita “de una luz verde de la Dirección de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas (MOP) para que entregue una declaración de interés público y así conocer mejor la iniciativa que se propone. Tras ello, la empresa haría estudios que el MOP diseña dando términos de referencia y plazos”.

Proyecto USM

A su vez, el profesor Dr. Pedro Sariego de la USM destaca que en el plantel desarrollaron un concepto tecnológico que puede ser complementario al proyecto Aquatacama. Esto, dado que en caso de concretarse el plan de movilizar el agua de sur a norte luego se necesita “llevar el agua de la costa al interior de la cuenca a un bajo costo. El agua en la costa costaría en torno a un dólar el metro cúbico, sea desalada o provenga desde el sur (iniciativa Vía Marina). No obstante, si se lleva a terrenos agrícolas a alturas equivalentes a Santiago, sube a 3 dólares, puesto que se debe vencer la fuerza de gravedad con un gran gasto energético y, por lo tanto, implica un alza del costo del agua. Si existiera una crisis total con el agua, que suponga escasez real y racionamiento, el Estado podría pagar el consumo humano, pero es muy difícil que lo hagan con la agricultura. Esto pasa justamente en la región de Monterrey en México”.

El experto agregó que “proponemos un modelo que con la sinergia de las energías alternativas pueda hacer posible trasladar grandes volúmenes de agua a bajo costo. En la propuesta usamos como fuente energética preferencial en el día la energía fotovoltaica y, en la noche, se ocupa la misma energía almacenándola en una central hidráulica de acumulación por bombeo, invirtiéndose el sentido del flujo. La bomba se transforma en turbina y se genera la electricidad. A su vez, los excedentes permiten subsidiar el precio del agua y preservar la agricultura”.

El modelo de la USM se denomina Sinergético Agua – Energía y en conjunto con la propuesta de Vía Marina esperan examinar áreas de oportunidad que permitan, en primer lugar, establecer el traslado del agua a través de la costa por el sistema SubmaRiver, hasta el interior de las cuencas, como también explorar en conjunto áreas de oportunidad de manejo energético que posibiliten mejorar el conjunto de los indicadores relevantes de ambos proyectos.

Ver artículo

Fuente: Induambiente, Miércoles 12 de Octubre de 2022

INDUAMBIENTE – Pese a que este invierno llovió más allá de lo esperado, impidiendo de esta manera el racionamiento de agua en zonas de escasez, el tema de la disponibilidad del recurso hídrico en Chile está lejos de solucionarse

Por lo anterior, se mantiene vigente la colaboración entre la Universidad Técnica Federico Santa María y la empresa francesa Vía Marina, trabajando cada una en una propuesta que persigue la disponibilidad de agua en zonas que precisan del recurso.

El socio fundador y CEO de la compañía gala, Félix Bogliolo, visitó Chile para aunar esfuerzos con la USM por concretar sus proyectos en el marco de un convenio de transferencia de información entre ambas entidades. En concreto, lo que busca es “promover el proyecto Aquatacama o Río Submarino Sur-Norte Chile, cuya idea es tomar agua de la desembocadura de algunos ríos del sur para llevarla a Arica y abastecer así a los usuarios urbanos, industriales, mineros y sobre todo agrícolas”.

Esta iniciativa se llevaría a cabo “a través de una vía submarina que tiene muchas ventajas en términos económicos, ecológicos y técnicos” y cuya denominación es Sistema SubmaRiver, el cual “es como una manguera de bombero flexible, pero de grandes dimensiones, ya que tenemos las patentes para hacer mangueras de 4 o 5 metros de diámetro para transportar grandes cantidades de agua”.

Félix Bogliolo comentó que este es un proyecto que lleva años intentando instalar en el país y necesita “de una luz verde de la Dirección de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas (MOP) para que entregue una declaración de interés público y así conocer mejor la iniciativa que se propone. Tras ello, la empresa haría estudios que el MOP diseña dando términos de referencia y plazos”.

Proyecto USM

A su vez, el profesor Dr. Pedro Sariego de la USM destaca que en el plantel desarrollaron un concepto tecnológico que puede ser complementario al proyecto Aquatacama. Esto, dado que en caso de concretarse el plan de movilizar el agua de sur a norte luego se necesita “llevar el agua de la costa al interior de la cuenca a un bajo costo. El agua en la costa costaría en torno a un dólar el metro cúbico, sea desalada o provenga desde el sur (iniciativa Vía Marina). No obstante, si se lleva a terrenos agrícolas a alturas equivalentes a Santiago, sube a 3 dólares, puesto que se debe vencer la fuerza de gravedad con un gran gasto energético y, por lo tanto, implica un alza del costo del agua. Si existiera una crisis total con el agua, que suponga escasez real y racionamiento, el Estado podría pagar el consumo humano, pero es muy difícil que lo hagan con la agricultura. Esto pasa justamente en la región de Monterrey en México”.

El experto agregó que “proponemos un modelo que con la sinergia de las energías alternativas pueda hacer posible trasladar grandes volúmenes de agua a bajo costo. En la propuesta usamos como fuente energética preferencial en el día la energía fotovoltaica y, en la noche, se ocupa la misma energía almacenándola en una central hidráulica de acumulación por bombeo, invirtiéndose el sentido del flujo. La bomba se transforma en turbina y se genera la electricidad. A su vez, los excedentes permiten subsidiar el precio del agua y preservar la agricultura”.

El modelo de la USM se denomina Sinergético Agua – Energía y en conjunto con la propuesta de Vía Marina esperan examinar áreas de oportunidad que permitan, en primer lugar, establecer el traslado del agua a través de la costa por el sistema SubmaRiver, hasta el interior de las cuencas, como también explorar en conjunto áreas de oportunidad de manejo energético que posibiliten mejorar el conjunto de los indicadores relevantes de ambos proyectos.

Ver artículo

Fuente: Induambiente, Miércoles 12 de Octubre de 2022

TITULARES