Domingo, Febrero 5, 2023

Acciona apuesta por blockchain para asegurar la trazabilidad de las energías renovables que suministra

DIARIO FINANCIERO – Los efectos del cambio climático, el plan de descarbonización impulsado por el Gobierno y la caída de los precios de las energías renovables están determinando que las industrias cada vez más opten por el uso de estas fuentes para sus operaciones. No obstante, ¿cómo pueden tener certeza de que la energía que están utilizando sea efectivamente limpia?
Para abordar esta interrogante, la empresa española de soluciones de infraestructura y energía renovable, Acciona, desarrolló Greenchain, un sistema basado en tecnología de blockchain (cadena de bloques), el cual permite a sus clientes comprobar que el 100% de la energía suministrada sea renovable, debido al registro de su procedencia.

Chile es el primer país latinoamericano en poner Greenchain en marcha. En tanto, la tecnología fue lanzada en España y Portugal en 2018, donde cinco y cuatro empresas, respectivamente, ya están haciendo uso de la plataforma. Además, México se encuentra en fase de implementación desde el año pasado y aterrizará progresivamente en los 30 países donde Acciona tiene operaciones en energía, como Estados Unidos, Australia y Canadá.
El gerente de gestión de Energía de Acciona, Lionel Roa, explica que uno de los problemas importante del sector, es cómo dar trazabilidad del origen de la energía renovable. “A través de esta tecnología de blockchain, el cliente puede verificar que ese kilowatt hora de consumo está calzado con un kilowatt hora de la producción de una planta específica de Acciona -ya sea solar o eólica-, lo que no puede ser modificado ni revendido”.
El sistema Greenchain fue diseñado a través de la plataforma de The Energy World Foundation y fue reconocido en mayo pasado como una de las soluciones más innovadoras de la década en el rubro energético, por el Foro Económico Mundial. La plataforma cuantifica en toneladas de CO2 lo que se deja de emitir al hacer uso de energías limpias comprobadas “o cuántos árboles no va a ser necesario plantar en los próximos 25 años para evitar esta contaminación, si es que te estás suministrando con otro tipo de tecnología”, dice Roa.
En términos prácticos, agrega, la empresa que implemente el sistema puede revisar cada una de sus plantas y cuánto consumen, y desde qué plantas de Acciona están siendo suministradas, a través de balances de carácter diario, semanal, mensual o histórico. Para esto, “la firma necesita contar con un contrato de suministro eléctrico con nosotros para que podamos efectivamente respaldar la energía”, indica, asegurando que Greenchain es un servicio de valor añadido -sin costo – para los clientes.
El ejecutivo afirma que hoy existe un interés “muy potente” de los clientes de poder tener un suministro de energía renovable.
“La visión que tenemos como país es significativamente mejor a la que teníamos cinco o diez años atrás. Incluso en distintos gobiernos ha habido un apoyo relevante a las energías renovables, además de metas que pretenden que 2040 exista entre un 70% y un 100% de la matriz de producción de Chile con energías renovables y la promoción de un plan de descarbonización”, afirma Roa.
También asegura que hoy “existe consciencia de que es posible tener mayor participación de energías limpias y, por lo tanto, está la necesidad de sacar de operación las plantas que contaminan en demasía”.
Tecnología aplicada
Actualmente, Greenchain ya está en marcha en la Empresa Nacional de Minería (Enami) y en la sanitaria Nueva Atacama.
El vicepresidente ejecutivo de Enami, Robert Mayne-Nicholls, cuenta que la minera incorporó esta tecnología en sus procesos como parte de la modernización de la estatal. En 2018 suscribió un contrato con Acciona, luego de que este operador se adjudicara -en una licitación pública- el abastecimiento del consumo eléctrico de todos las plantas de la empresa, incluyendo al Complejo Metalúrgico de Paipote, ubicado en Copiapó, en 2021.
Greenchain ya opera en su planta Delta en Ovalle, mientras que el resto de las plantas se sumarán en los próximos meses. Mayne-Nicholls señala que el objetivo es contar de aquí a fin de año con la totalidad de la trazabilidad energética de las plantas en Taltal, El Salado y Vallenar, que se abastecen en un 100% con energías renovables no convencionales.
“Cada vez son mayores los esfuerzos que realizamos como industria para garantizar una operación sustentable. Y en virtud de que nuestra legislación exige a las generadoras que el 20% de la energía producida sea renovable, como rubro necesitamos comprobar el origen de nuestro suministro y, con ello, poder trazar de forma efectiva nuestra huella de carbono en la producción de cobre”, afirma el ejecutivo.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 06 de Julio de 2020

DIARIO FINANCIERO – Los efectos del cambio climático, el plan de descarbonización impulsado por el Gobierno y la caída de los precios de las energías renovables están determinando que las industrias cada vez más opten por el uso de estas fuentes para sus operaciones. No obstante, ¿cómo pueden tener certeza de que la energía que están utilizando sea efectivamente limpia?
Para abordar esta interrogante, la empresa española de soluciones de infraestructura y energía renovable, Acciona, desarrolló Greenchain, un sistema basado en tecnología de blockchain (cadena de bloques), el cual permite a sus clientes comprobar que el 100% de la energía suministrada sea renovable, debido al registro de su procedencia.

Chile es el primer país latinoamericano en poner Greenchain en marcha. En tanto, la tecnología fue lanzada en España y Portugal en 2018, donde cinco y cuatro empresas, respectivamente, ya están haciendo uso de la plataforma. Además, México se encuentra en fase de implementación desde el año pasado y aterrizará progresivamente en los 30 países donde Acciona tiene operaciones en energía, como Estados Unidos, Australia y Canadá.
El gerente de gestión de Energía de Acciona, Lionel Roa, explica que uno de los problemas importante del sector, es cómo dar trazabilidad del origen de la energía renovable. “A través de esta tecnología de blockchain, el cliente puede verificar que ese kilowatt hora de consumo está calzado con un kilowatt hora de la producción de una planta específica de Acciona -ya sea solar o eólica-, lo que no puede ser modificado ni revendido”.
El sistema Greenchain fue diseñado a través de la plataforma de The Energy World Foundation y fue reconocido en mayo pasado como una de las soluciones más innovadoras de la década en el rubro energético, por el Foro Económico Mundial. La plataforma cuantifica en toneladas de CO2 lo que se deja de emitir al hacer uso de energías limpias comprobadas “o cuántos árboles no va a ser necesario plantar en los próximos 25 años para evitar esta contaminación, si es que te estás suministrando con otro tipo de tecnología”, dice Roa.
En términos prácticos, agrega, la empresa que implemente el sistema puede revisar cada una de sus plantas y cuánto consumen, y desde qué plantas de Acciona están siendo suministradas, a través de balances de carácter diario, semanal, mensual o histórico. Para esto, “la firma necesita contar con un contrato de suministro eléctrico con nosotros para que podamos efectivamente respaldar la energía”, indica, asegurando que Greenchain es un servicio de valor añadido -sin costo – para los clientes.
El ejecutivo afirma que hoy existe un interés “muy potente” de los clientes de poder tener un suministro de energía renovable.
“La visión que tenemos como país es significativamente mejor a la que teníamos cinco o diez años atrás. Incluso en distintos gobiernos ha habido un apoyo relevante a las energías renovables, además de metas que pretenden que 2040 exista entre un 70% y un 100% de la matriz de producción de Chile con energías renovables y la promoción de un plan de descarbonización”, afirma Roa.
También asegura que hoy “existe consciencia de que es posible tener mayor participación de energías limpias y, por lo tanto, está la necesidad de sacar de operación las plantas que contaminan en demasía”.
Tecnología aplicada
Actualmente, Greenchain ya está en marcha en la Empresa Nacional de Minería (Enami) y en la sanitaria Nueva Atacama.
El vicepresidente ejecutivo de Enami, Robert Mayne-Nicholls, cuenta que la minera incorporó esta tecnología en sus procesos como parte de la modernización de la estatal. En 2018 suscribió un contrato con Acciona, luego de que este operador se adjudicara -en una licitación pública- el abastecimiento del consumo eléctrico de todos las plantas de la empresa, incluyendo al Complejo Metalúrgico de Paipote, ubicado en Copiapó, en 2021.
Greenchain ya opera en su planta Delta en Ovalle, mientras que el resto de las plantas se sumarán en los próximos meses. Mayne-Nicholls señala que el objetivo es contar de aquí a fin de año con la totalidad de la trazabilidad energética de las plantas en Taltal, El Salado y Vallenar, que se abastecen en un 100% con energías renovables no convencionales.
“Cada vez son mayores los esfuerzos que realizamos como industria para garantizar una operación sustentable. Y en virtud de que nuestra legislación exige a las generadoras que el 20% de la energía producida sea renovable, como rubro necesitamos comprobar el origen de nuestro suministro y, con ello, poder trazar de forma efectiva nuestra huella de carbono en la producción de cobre”, afirma el ejecutivo.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 06 de Julio de 2020

TITULARES