Martes, Febrero 20, 2024

A una semana del plazo autoimpuesto por el gobierno: viviendas de emergencia presentan el 57% de avance

LA TERCERA – “Nosotros tenemos como meta máxima la primera semana del mes de mayo (…) cuando el Presidente coloca una meta hay una sola posibilidad, cumplirla. En eso estamos y creemos que la vamos a cumplir”.

Así de clara y tajante fue la promesa de Manuel Monsalve, subsecretario del Interior, cuando a través de él La Moneda se autoimpuso plazos para entregar las viviendas de emergencia para las familias afectadas por los incendios forestales que azotaron a la zona centro-sur del país durante el verano.

Hoy, esa promesa, está lejos de cumplirse. A un 43% de lejanía, de hecho, puesto que a pocos días de que empiece esa primera semana de mayo, según la información a la que tuvo acceso La Tercera PM, de las 1.812 viviendas de emergencia solicitadas para su construcción, hasta la fecha se han instalado 1.039, es decir, el 57,34% del total.

Es más: al desagregar las cifras por región, ninguna de estas sobrepasa el 59% de avance. En Ñuble hay 156 viviendas instaladas (51,49%); en Biobío hay 739 (58,98%) y en La Araucanía hay 144 (56,25%).

“Se están haciendo todos los esfuerzos en este proceso de instalación de viviendas, para llegar a la meta a fines de mayo”, sostienen ahora como nueva meta desde el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred).

Incertidumbre con los plazos

Pero pese a los objetivos trazados por el Senapred en su búsqueda por cumplir con la meta de viviendas de emergencia, autoridades regionales han sido enfáticas en afirmar que ven lejano -o casi imposible- cumplir la promesa en menos de siete días. Así lo sostiene el gobernador de La Araucanía, Luciano Rivas (Ind.), quien recalca en que la mayor preocupación en términos productivos, habitacional y reconstrucción se presenta en comunas de la zona rural.

“Estamos en una situación que es bastante compleja. El invierno llegó a La Araucanía y estamos viendo que no se va a llegar a poder cubrir la demanda que realmente tienen hoy las regiones”.

En ese sentido, la autoridad regional destaca que desde su vereda “hemos avanzado bastante rápido con el Desafío Levantemos Chile. Ya tenemos listas las seis casas de Vilcún que van a estar entregadas la próxima semana y las casas de Purén que son las viviendas urbanas que también estamos trabajando (…). Hemos hecho un aporte de más de $1.400 millones para poder avanzar rápido en la reconstrucción, pero de viviendas definitivas. Pero lo que nos preocupa hoy son viviendas inmediatas para que la gente pueda vivir”.

A lo ajustado de los plazos comprometidos para la entrega de viviendas de emergencia en las zonas afectadas, se ha sumado la problemática con las empresas contratadas que el propio gobierno ha ido acusando, como el caso de Sodimac, empresa que según el delegado presidencial (s) del Biobío, Humberto Toro, no ha cumplido la misión de levantar a tiempo las viviendas que les habían encomendado.

“Algunas de las empresas que se contrataron o se hicieron un convenio para poder hacer la construcción de viviendas, en particular algunas como Sodimac, no cumplieron la tarea (…) Quizás cuando uno escucha el eslogan de Sodimac, ‘Hágalo usted mismo’, da la impresión de que eso fue lo que nos dijeron. Entonces, consideramos que ese es un problema”, señaló en su momento la autoridad.

Independiente de la realidad que enfrenta el levantamiento de viviendas de emergencia transitorias, la delegada presidencial para la reconstrucción, Paulina Saball, defiende que en las zonas afectadas se ha avanzado en los cinco pilares del Plan de Reconstrucción por Incendios que el Presidente Boric anunció a comienzos de abril.

“El Ministerio de Bienes Nacionales ya cuenta con 231 regularizaciones en desarrollo y el Ministerio de Vivienda tiene 185 subsidios habitacionales asignados, lo cual es harto si se piensa que para entregar un subsidio hay que hacer una evaluación y las familias deben cumplir los requisitos. Asimismo, ya contamos con 691 bonos productivos entregados; se ha promocionado el turismo a través de viajes de estudio y se han reparado puentes de madera cruciales para la conectividad. Creo que las personas a veces quieren que los resultados sean rápidos, pero nosotros hemos visto que el avance ha sido cauteloso, planificado”, recalca.

En cuanto a la demora por las viviendas de emergencia, si bien la delegada confirma algunos de los problemas con empresas para la construcción de las casas, sostiene que “he logrado comprobar en terreno el esfuerzo que se ha entregado para cumplir con el compromiso de viviendas de emergencia, sobre todo porque hablamos de lugares rurales donde la habilitacion de los terrenos para la instalacion de las fosas sanitarias o la conexión eléctrica no es lo mismo que cuando hablamos de reponer viviendas en la ciudad (…)”, expresó.

Instaladas pero no entregadas

Pero las críticas también han llegado por parte de los alcaldes de las comunas afectadas. Un total de 86 viviendas se requieren, por ejemplo, en Florida. Sin embargo, según indicó el alcalde Jorge Roa (DC) al Diario Concepción, hasta este lunes sólo habían 70 instaladas. De ellas, detalló que 41 cuentan con kit eléctrico y todas con fosa séptica, y otras tantas edificándose. Dentro de los mayores inconvenientes, el edil apuntó a la falla en la construcción de las edificaciones, las que producto de las precipitaciones se han llovido y filtrado por el agua.

“Las viviendas que están siendo entregadas no cumplen con el estándar que tienen las anteriores. Las familias deben contar con las condiciones para afrontar el invierno”, expresó.

Un escenario similar se vive en Nacimiento, donde el alcalde Carlos Toloza (UDI) apunta a un retraso en la entrega de viviendas de emergencia debido a la mala calidad de las que han sido entregada por parte de las cuatro empresas externas contratadas. “La entrega ha sido lenta. Primero porque nos tocó una empresa pésima, que es Sodimac, que tenía entre 130 a 140 viviendas adjudicadas de un total de 163, donde debido a la mala calidad solo terminaron por entregar 23. El compromiso del gobierno es imposible (de alcanzar)”, sostiene.

Pero eso no es todo. En la comuna de Mulchén, en el Biobío, los problemas apuntan a otras situaciones, como la imposibilidad de recepcionarlas.

El alcalde de la comuna, Jorge Rivas (DC), expresa que en su situación particular se han entregado todas las viviendas correspondientes, mas han tenido que lidiar con otros inconvenientes que han torpedeado su uso. “Tenemos algunos problemas con instalaciones eléctricas y esos procesos se demoran demasiado. Estamos esperando algunas autorizaciones de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles para hacer los empalmes definitivos, porque las viviendas como tal están levantadas. Ahora le pedí al ingeniero eléctrico un informe y dice que las viviendas adolecen de algunas cosas que pueden constituir un riesgo para las personas y la vivienda misma. Eso nos está faltando”.

En cuanto a los plazos, el edil espera poder realizar las recepciones correspondientes durante los próximos 10 días. “Conjuntamente entre la municipalidad y Senapred hemos ido dos o tres veces con la intención de hacer la recepción, pero siempre falta algo”, expresó.

Situaciones como estas son las que se han ido dando en las distintas comunas afectadas y que llevaron a, según los cálculos de las autoridades en ese momento, solicitar 303 viviendas de emergencia en Ñuble, 1.773 en Biobío y 345 en La Araucanía.

Así lo anunció en su momento, de hecho, el Presidente Gabriel Boric cuando sostuvo que “las viviendas de emergencia tienen que estar a la brevedad, por cierto, antes del invierno”, compromiso que fue acotado el pasado 7 de marzo por el subsecretario Monsalve y que hoy lo tiene con un plazo que está por vencer.

“Nosotros entendemos que las viviendas de emergencia tienen que tener un estándar de calidad que es intransable, desde el punto de vista del gobierno. También queremos ser supertransparentes en que no son viviendas definitivas, y por lo tanto no pueden ser medidas con los estándares de una vivienda definitiva”, dijo esa vez el subsecretario.

Fuente: La Tercera, Martes 25 de Abril de 2023

LA TERCERA – “Nosotros tenemos como meta máxima la primera semana del mes de mayo (…) cuando el Presidente coloca una meta hay una sola posibilidad, cumplirla. En eso estamos y creemos que la vamos a cumplir”.

Así de clara y tajante fue la promesa de Manuel Monsalve, subsecretario del Interior, cuando a través de él La Moneda se autoimpuso plazos para entregar las viviendas de emergencia para las familias afectadas por los incendios forestales que azotaron a la zona centro-sur del país durante el verano.

Hoy, esa promesa, está lejos de cumplirse. A un 43% de lejanía, de hecho, puesto que a pocos días de que empiece esa primera semana de mayo, según la información a la que tuvo acceso La Tercera PM, de las 1.812 viviendas de emergencia solicitadas para su construcción, hasta la fecha se han instalado 1.039, es decir, el 57,34% del total.

Es más: al desagregar las cifras por región, ninguna de estas sobrepasa el 59% de avance. En Ñuble hay 156 viviendas instaladas (51,49%); en Biobío hay 739 (58,98%) y en La Araucanía hay 144 (56,25%).

“Se están haciendo todos los esfuerzos en este proceso de instalación de viviendas, para llegar a la meta a fines de mayo”, sostienen ahora como nueva meta desde el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred).

Incertidumbre con los plazos

Pero pese a los objetivos trazados por el Senapred en su búsqueda por cumplir con la meta de viviendas de emergencia, autoridades regionales han sido enfáticas en afirmar que ven lejano -o casi imposible- cumplir la promesa en menos de siete días. Así lo sostiene el gobernador de La Araucanía, Luciano Rivas (Ind.), quien recalca en que la mayor preocupación en términos productivos, habitacional y reconstrucción se presenta en comunas de la zona rural.

“Estamos en una situación que es bastante compleja. El invierno llegó a La Araucanía y estamos viendo que no se va a llegar a poder cubrir la demanda que realmente tienen hoy las regiones”.

En ese sentido, la autoridad regional destaca que desde su vereda “hemos avanzado bastante rápido con el Desafío Levantemos Chile. Ya tenemos listas las seis casas de Vilcún que van a estar entregadas la próxima semana y las casas de Purén que son las viviendas urbanas que también estamos trabajando (…). Hemos hecho un aporte de más de $1.400 millones para poder avanzar rápido en la reconstrucción, pero de viviendas definitivas. Pero lo que nos preocupa hoy son viviendas inmediatas para que la gente pueda vivir”.

A lo ajustado de los plazos comprometidos para la entrega de viviendas de emergencia en las zonas afectadas, se ha sumado la problemática con las empresas contratadas que el propio gobierno ha ido acusando, como el caso de Sodimac, empresa que según el delegado presidencial (s) del Biobío, Humberto Toro, no ha cumplido la misión de levantar a tiempo las viviendas que les habían encomendado.

“Algunas de las empresas que se contrataron o se hicieron un convenio para poder hacer la construcción de viviendas, en particular algunas como Sodimac, no cumplieron la tarea (…) Quizás cuando uno escucha el eslogan de Sodimac, ‘Hágalo usted mismo’, da la impresión de que eso fue lo que nos dijeron. Entonces, consideramos que ese es un problema”, señaló en su momento la autoridad.

Independiente de la realidad que enfrenta el levantamiento de viviendas de emergencia transitorias, la delegada presidencial para la reconstrucción, Paulina Saball, defiende que en las zonas afectadas se ha avanzado en los cinco pilares del Plan de Reconstrucción por Incendios que el Presidente Boric anunció a comienzos de abril.

“El Ministerio de Bienes Nacionales ya cuenta con 231 regularizaciones en desarrollo y el Ministerio de Vivienda tiene 185 subsidios habitacionales asignados, lo cual es harto si se piensa que para entregar un subsidio hay que hacer una evaluación y las familias deben cumplir los requisitos. Asimismo, ya contamos con 691 bonos productivos entregados; se ha promocionado el turismo a través de viajes de estudio y se han reparado puentes de madera cruciales para la conectividad. Creo que las personas a veces quieren que los resultados sean rápidos, pero nosotros hemos visto que el avance ha sido cauteloso, planificado”, recalca.

En cuanto a la demora por las viviendas de emergencia, si bien la delegada confirma algunos de los problemas con empresas para la construcción de las casas, sostiene que “he logrado comprobar en terreno el esfuerzo que se ha entregado para cumplir con el compromiso de viviendas de emergencia, sobre todo porque hablamos de lugares rurales donde la habilitacion de los terrenos para la instalacion de las fosas sanitarias o la conexión eléctrica no es lo mismo que cuando hablamos de reponer viviendas en la ciudad (…)”, expresó.

Instaladas pero no entregadas

Pero las críticas también han llegado por parte de los alcaldes de las comunas afectadas. Un total de 86 viviendas se requieren, por ejemplo, en Florida. Sin embargo, según indicó el alcalde Jorge Roa (DC) al Diario Concepción, hasta este lunes sólo habían 70 instaladas. De ellas, detalló que 41 cuentan con kit eléctrico y todas con fosa séptica, y otras tantas edificándose. Dentro de los mayores inconvenientes, el edil apuntó a la falla en la construcción de las edificaciones, las que producto de las precipitaciones se han llovido y filtrado por el agua.

“Las viviendas que están siendo entregadas no cumplen con el estándar que tienen las anteriores. Las familias deben contar con las condiciones para afrontar el invierno”, expresó.

Un escenario similar se vive en Nacimiento, donde el alcalde Carlos Toloza (UDI) apunta a un retraso en la entrega de viviendas de emergencia debido a la mala calidad de las que han sido entregada por parte de las cuatro empresas externas contratadas. “La entrega ha sido lenta. Primero porque nos tocó una empresa pésima, que es Sodimac, que tenía entre 130 a 140 viviendas adjudicadas de un total de 163, donde debido a la mala calidad solo terminaron por entregar 23. El compromiso del gobierno es imposible (de alcanzar)”, sostiene.

Pero eso no es todo. En la comuna de Mulchén, en el Biobío, los problemas apuntan a otras situaciones, como la imposibilidad de recepcionarlas.

El alcalde de la comuna, Jorge Rivas (DC), expresa que en su situación particular se han entregado todas las viviendas correspondientes, mas han tenido que lidiar con otros inconvenientes que han torpedeado su uso. “Tenemos algunos problemas con instalaciones eléctricas y esos procesos se demoran demasiado. Estamos esperando algunas autorizaciones de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles para hacer los empalmes definitivos, porque las viviendas como tal están levantadas. Ahora le pedí al ingeniero eléctrico un informe y dice que las viviendas adolecen de algunas cosas que pueden constituir un riesgo para las personas y la vivienda misma. Eso nos está faltando”.

En cuanto a los plazos, el edil espera poder realizar las recepciones correspondientes durante los próximos 10 días. “Conjuntamente entre la municipalidad y Senapred hemos ido dos o tres veces con la intención de hacer la recepción, pero siempre falta algo”, expresó.

Situaciones como estas son las que se han ido dando en las distintas comunas afectadas y que llevaron a, según los cálculos de las autoridades en ese momento, solicitar 303 viviendas de emergencia en Ñuble, 1.773 en Biobío y 345 en La Araucanía.

Así lo anunció en su momento, de hecho, el Presidente Gabriel Boric cuando sostuvo que “las viviendas de emergencia tienen que estar a la brevedad, por cierto, antes del invierno”, compromiso que fue acotado el pasado 7 de marzo por el subsecretario Monsalve y que hoy lo tiene con un plazo que está por vencer.

“Nosotros entendemos que las viviendas de emergencia tienen que tener un estándar de calidad que es intransable, desde el punto de vista del gobierno. También queremos ser supertransparentes en que no son viviendas definitivas, y por lo tanto no pueden ser medidas con los estándares de una vivienda definitiva”, dijo esa vez el subsecretario.

Fuente: La Tercera, Martes 25 de Abril de 2023

TITULARES