Martes, Junio 15, 2021

Hasta 40 minutos de viaje ahorran usuarios por habilitación provisoria de puente Cau Cau

EL MERCURIO – “No tenía las expectativas tan grandes frente al resultado que ha tenido el puente. Es impactante el ver cómo se usa. Y es que el puente realmente sirve”. Así describe la valdiviana Ximena Lunecke lo que ha ocurrido luego de la habilitación provisoria del puente Cau Cau. Como ella, son muchos los habitantes de Valdivia y sus alrededores que muestran su satisfacción por los efectos cotidianos que ha generado el viaducto basculante, el que en pocos días cumplirá siete meses de ininterrumpido funcionamiento.
“Antes, un viaje desde mi trabajo en Isla Teja hasta mi casa, en Las Ánimas, tomaba entre 45 y 50 minutos, y también de regreso. Ahora esos mismos viajes me toman 20 minutos. Es decir, me ahorro unos 40 minutos todos los días”, relató Felipe Leiva.
Para Alejandro Donoso, del barrio Collico, el puente Cau Cau generó nuevas rutas dentro de la ciudad que “achicaron” en cierto grado las distancias que había entre un punto y otro. “Antes, uno estaba obligado a ir por las avenidas más grandes, que tenían más tráfico, pero ahora por el Cau Cau y la ruta Cabo Blanco es más rápido”, dijo.
La satisfacción no es solo local, ya que quienes viven en los alrededores de Valdivia también disfrutan de la operación del puente. “El Cau Cau salvó todo. Aquí toda la gente que viaja para allá, que son muchos, están muy contentos por esta alternativa de acortar camino hacia el centro de Valdivia”, afirmó Carmen Jara, parcelera de Cayumapu.
En casi siete meses han cruzado poco más de 900 mil vehículos y bajo sus brazos -que se han abierto en siete oportunidades- han navegado 16 embarcaciones de más de nueve metros de altura. Pero el efecto más notorio para los locales es la disminución en los tiempos de desplazamiento, pues la estructura basculante se convirtió en el segundo viaducto que une a la costa e Isla Teja con el resto de la ciudad, absorbiendo parte importante del flujo vehicular que tuvo el puente Pedro de Valdivia.
Marcela Villenas, seremi de Transportes y Telecomunicaciones de la región, explicó que “las mejores estimaciones hablaban de cuatro mil vehículos al día pasando por el puente. Hoy la realidad es que pasan 7.700 vehículos diariamente. (…) En los últimos cuatro meses esto ha ido aumentando, por lo que tal promedio crecerá igual que el parque automotor en la ciudad”.
Junto a estas ventajas, el Cau Cau se ha convertido en una zona de selfies y paseos familiares. Se estima que a diario unas 120 personas lo visitan, cifra que se duplica los fines de semana.
La habilitación provisoria del puente Cau Cau se concretó el 15 de agosto del año pasado, luego de que un informe técnico de la firma americana Modjeski and Masters recomendara al Ministerio de Obras Públicas (MOP) utilizar el viaducto, pero solo para al traslado de vehículos livianos, ciclistas y peatones.
“Esta obra estaba en abandono, en donde las exautoridades manifestaron que no servía y que incluso estaba en proyecto de demolición”, recordó el intendente de Los Ríos, César Asenjo, quien acotó que la decisión de habilitarlo fue tomada con “sentido de urgencia y con rigor técnico”, con lo cual “se pudo demostrar que el puente sí se podía utilizar”.
La construcción de la obra le ha significado al fisco unos US$ 26,9 millones, a los que se sumará el costo de reparación definitiva, cuyo monto y diseño son objeto de estudios y serán dados a conocer en los próximos meses.
Las mejores estimaciones hablaban de cuatro mil vehículos al día pasando por el puente. Hoy, la realidad es que pasan 7.700 vehículos diariamente“.
MARCELA VILLENAS SEREMI DE TRANSPORTES Y TELECOMUNICACIONES

Antes uno estaba obligado a ir por las avenidas más grandes, que tenían más tráfico, pero ahora por el Cau Cau y la ruta Cabo Blanco es más rápido“.
ALEJANDRO DONOSO VECINO DE COLLICO ÓSCAR RIQUELME

El Cau Cau salvó todo. Aquí toda la gente que viaja está muy contenta“.
CARMEN JARA VECINA DE CAYUMAPU

Ver Artículo
Fuente: El Mercurio, Martes 12 de marzo de 2019

EL MERCURIO – “No tenía las expectativas tan grandes frente al resultado que ha tenido el puente. Es impactante el ver cómo se usa. Y es que el puente realmente sirve”. Así describe la valdiviana Ximena Lunecke lo que ha ocurrido luego de la habilitación provisoria del puente Cau Cau. Como ella, son muchos los habitantes de Valdivia y sus alrededores que muestran su satisfacción por los efectos cotidianos que ha generado el viaducto basculante, el que en pocos días cumplirá siete meses de ininterrumpido funcionamiento.
“Antes, un viaje desde mi trabajo en Isla Teja hasta mi casa, en Las Ánimas, tomaba entre 45 y 50 minutos, y también de regreso. Ahora esos mismos viajes me toman 20 minutos. Es decir, me ahorro unos 40 minutos todos los días”, relató Felipe Leiva.
Para Alejandro Donoso, del barrio Collico, el puente Cau Cau generó nuevas rutas dentro de la ciudad que “achicaron” en cierto grado las distancias que había entre un punto y otro. “Antes, uno estaba obligado a ir por las avenidas más grandes, que tenían más tráfico, pero ahora por el Cau Cau y la ruta Cabo Blanco es más rápido”, dijo.
La satisfacción no es solo local, ya que quienes viven en los alrededores de Valdivia también disfrutan de la operación del puente. “El Cau Cau salvó todo. Aquí toda la gente que viaja para allá, que son muchos, están muy contentos por esta alternativa de acortar camino hacia el centro de Valdivia”, afirmó Carmen Jara, parcelera de Cayumapu.
En casi siete meses han cruzado poco más de 900 mil vehículos y bajo sus brazos -que se han abierto en siete oportunidades- han navegado 16 embarcaciones de más de nueve metros de altura. Pero el efecto más notorio para los locales es la disminución en los tiempos de desplazamiento, pues la estructura basculante se convirtió en el segundo viaducto que une a la costa e Isla Teja con el resto de la ciudad, absorbiendo parte importante del flujo vehicular que tuvo el puente Pedro de Valdivia.
Marcela Villenas, seremi de Transportes y Telecomunicaciones de la región, explicó que “las mejores estimaciones hablaban de cuatro mil vehículos al día pasando por el puente. Hoy la realidad es que pasan 7.700 vehículos diariamente. (…) En los últimos cuatro meses esto ha ido aumentando, por lo que tal promedio crecerá igual que el parque automotor en la ciudad”.
Junto a estas ventajas, el Cau Cau se ha convertido en una zona de selfies y paseos familiares. Se estima que a diario unas 120 personas lo visitan, cifra que se duplica los fines de semana.
La habilitación provisoria del puente Cau Cau se concretó el 15 de agosto del año pasado, luego de que un informe técnico de la firma americana Modjeski and Masters recomendara al Ministerio de Obras Públicas (MOP) utilizar el viaducto, pero solo para al traslado de vehículos livianos, ciclistas y peatones.
“Esta obra estaba en abandono, en donde las exautoridades manifestaron que no servía y que incluso estaba en proyecto de demolición”, recordó el intendente de Los Ríos, César Asenjo, quien acotó que la decisión de habilitarlo fue tomada con “sentido de urgencia y con rigor técnico”, con lo cual “se pudo demostrar que el puente sí se podía utilizar”.
La construcción de la obra le ha significado al fisco unos US$ 26,9 millones, a los que se sumará el costo de reparación definitiva, cuyo monto y diseño son objeto de estudios y serán dados a conocer en los próximos meses.
Las mejores estimaciones hablaban de cuatro mil vehículos al día pasando por el puente. Hoy, la realidad es que pasan 7.700 vehículos diariamente“.
MARCELA VILLENAS SEREMI DE TRANSPORTES Y TELECOMUNICACIONES

Antes uno estaba obligado a ir por las avenidas más grandes, que tenían más tráfico, pero ahora por el Cau Cau y la ruta Cabo Blanco es más rápido“.
ALEJANDRO DONOSO VECINO DE COLLICO ÓSCAR RIQUELME

El Cau Cau salvó todo. Aquí toda la gente que viaja está muy contenta“.
CARMEN JARA VECINA DE CAYUMAPU

Ver Artículo
Fuente: El Mercurio, Martes 12 de marzo de 2019

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X