Jueves, Junio 20, 2024

2024: Gobernar es construir, por Jessica López

BIOBÍO CHILE – La industria de la construcción, además, debió sumar las dificultades de la inflación post pandemia y, por consiguiente, un severo desajuste en los contratos.

Esto provocó la quiebra de empresas, el desistimiento de participar en licitaciones públicas y a otras a no cumplir con los calendarios planificados.

El Ministerio de Obras Públicas ha sido históricamente uno de los motores de la economía y sabemos el efecto integral que tiene para nuestra sociedad nuestro trabajo, por lo que estos años complejos afectan los empleos provenientes de la inversión en infraestructura, pero, además, retrasan el poder cumplir con los requerimientos de las comunidades.

Pero el desafío es transformar el 2024 en el año del crecimiento. De la generación de puestos de trabajo y de desarrollo a través de la infraestructura que desarrollamos.

Presupuesto para 2024

En las últimas semanas se aprobó el Presupuesto de la nación para los próximos 12 meses y vemos reforzado ese foco de nuestro gobierno. Incrementamos en un 10,2% los recursos destinados exclusivamente para inversión pública del MOP, con respecto al 2023.

En nuestra cartera tenemos hospitales, nuevas escuelas, mejoramiento de caminos, construcción de colectores de aguas lluvia, comisarías, canalizaciones, conservaciones en cuencas, construcción de comisarías, mejoramientos de pasos fronterizos, construcción de hospitales, entre otros.

Tal como dijo el Presidente Gabriel Boric, “Gobernar es construir”. El próximo año contaremos con 4,89 billones de pesos para ejecutar y conservar obras que son muy relevantes para todos los chilenos. De este presupuesto, 3,6 billones son para inversiones.

Ministerio de Obras Públicas

Un impulso para la industria y el empleo

Esto será un nuevo impulso para la industria, ya que el 96% de nuestro presupuesto lo ejecutan empresas privadas de todos los tamaños.

En el último trimestre de este año estamos licitando cerca de medio millar de obras por 1 billón de pesos, las que generarán cerca de 30 mil empleos mensuales directos.

Estos empleos, además, generan más trabajos de forma indirecta: servicios de alimentación, alojamiento, comercio, entre otros, son parte de una cadena virtuosa en las localidades donde se desarrolla cada obra.

Por otra parte, una vez aprobado este presupuesto, el presidente Boric nos ha convocado para establecer un gabinete procrecimiento y empleo, para coordinar acciones que permitan destrabar proyectos, acelerar iniciativas y dar apoyo a las empresas.

Vamos a llevar adelante un proceso de reactivación rápido y eficiente.

El año 2024 vamos a fortalecer la asociación público-privada con acciones importantes y necesarias para empujar la reactivación económica de nuestro país porque estas obras tienen un tremendo impacto en las comunidades de todas las regiones y benefician directamente a todas las personas.

Sabemos que la inversión por sí sola no es suficiente, y es por esto que hemos trabajado en un conjunto de acciones que permitan reactivar y apoyar al sector de la construcción.

Entre ellas, están el reajuste polinómico retroactivo de precios a las obras que estaban en marcha y el reajuste polinómico para las obras futuras, ajustando así los precios de las obras a esta nueva realidad.

A esto se suman un conjunto de medidas en apoyo de las empresas constructoras nacionales. La más relevante de los últimos meses es el paquete de ajustes normativos Propyme, que permite que los contratistas de obras menores, postulen a proyectos de mayor envergadura y también realizar consorcios para complementar experiencia y respaldo económico.

Concesiones, reactivación e inversión pública 2024

Estas acciones permitieron que en las licitaciones de este año y del próximo, las empresas inscritas en obras menores en el Registro de Contratistas MOP, puedan postular a obras de la categoría inmediatamente superior, ampliando el límite de 6.000 UTM a 20.000 UTM (hasta $1.300 millones). Esto permite que el 44% de las empresas del registro del MOP puedan duplicar la posibilidad de ofertar en nuestras licitaciones.

En paralelo, en materia de concesiones, tenemos una cartera ambiciosa y que considera obras anheladas como teleféricos, aeropuertos, la Ruta 5 Sur, centros penitenciarios y sistemas de alerta de tsunami, entre otros.

Tenemos la convicción de que debemos seguir acelerando procesos y permisos, tener una mejor coordinación entre instituciones del Estado y para eso ya estamos trabajando.

El presupuesto 2024 y la cartera que desarrollaremos serán el pilar fundamental para fortalecer la inversión pública, pero se requiere de la proactividad de todos los sectores, para la reactivación de nuestro país.

Ver artículo

Fuente: Biobío Chile, Martes 12 de Diciembre de 2023

BIOBÍO CHILE – La industria de la construcción, además, debió sumar las dificultades de la inflación post pandemia y, por consiguiente, un severo desajuste en los contratos.

Esto provocó la quiebra de empresas, el desistimiento de participar en licitaciones públicas y a otras a no cumplir con los calendarios planificados.

El Ministerio de Obras Públicas ha sido históricamente uno de los motores de la economía y sabemos el efecto integral que tiene para nuestra sociedad nuestro trabajo, por lo que estos años complejos afectan los empleos provenientes de la inversión en infraestructura, pero, además, retrasan el poder cumplir con los requerimientos de las comunidades.

Pero el desafío es transformar el 2024 en el año del crecimiento. De la generación de puestos de trabajo y de desarrollo a través de la infraestructura que desarrollamos.

Presupuesto para 2024

En las últimas semanas se aprobó el Presupuesto de la nación para los próximos 12 meses y vemos reforzado ese foco de nuestro gobierno. Incrementamos en un 10,2% los recursos destinados exclusivamente para inversión pública del MOP, con respecto al 2023.

En nuestra cartera tenemos hospitales, nuevas escuelas, mejoramiento de caminos, construcción de colectores de aguas lluvia, comisarías, canalizaciones, conservaciones en cuencas, construcción de comisarías, mejoramientos de pasos fronterizos, construcción de hospitales, entre otros.

Tal como dijo el Presidente Gabriel Boric, “Gobernar es construir”. El próximo año contaremos con 4,89 billones de pesos para ejecutar y conservar obras que son muy relevantes para todos los chilenos. De este presupuesto, 3,6 billones son para inversiones.

Ministerio de Obras Públicas

Un impulso para la industria y el empleo

Esto será un nuevo impulso para la industria, ya que el 96% de nuestro presupuesto lo ejecutan empresas privadas de todos los tamaños.

En el último trimestre de este año estamos licitando cerca de medio millar de obras por 1 billón de pesos, las que generarán cerca de 30 mil empleos mensuales directos.

Estos empleos, además, generan más trabajos de forma indirecta: servicios de alimentación, alojamiento, comercio, entre otros, son parte de una cadena virtuosa en las localidades donde se desarrolla cada obra.

Por otra parte, una vez aprobado este presupuesto, el presidente Boric nos ha convocado para establecer un gabinete procrecimiento y empleo, para coordinar acciones que permitan destrabar proyectos, acelerar iniciativas y dar apoyo a las empresas.

Vamos a llevar adelante un proceso de reactivación rápido y eficiente.

El año 2024 vamos a fortalecer la asociación público-privada con acciones importantes y necesarias para empujar la reactivación económica de nuestro país porque estas obras tienen un tremendo impacto en las comunidades de todas las regiones y benefician directamente a todas las personas.

Sabemos que la inversión por sí sola no es suficiente, y es por esto que hemos trabajado en un conjunto de acciones que permitan reactivar y apoyar al sector de la construcción.

Entre ellas, están el reajuste polinómico retroactivo de precios a las obras que estaban en marcha y el reajuste polinómico para las obras futuras, ajustando así los precios de las obras a esta nueva realidad.

A esto se suman un conjunto de medidas en apoyo de las empresas constructoras nacionales. La más relevante de los últimos meses es el paquete de ajustes normativos Propyme, que permite que los contratistas de obras menores, postulen a proyectos de mayor envergadura y también realizar consorcios para complementar experiencia y respaldo económico.

Concesiones, reactivación e inversión pública 2024

Estas acciones permitieron que en las licitaciones de este año y del próximo, las empresas inscritas en obras menores en el Registro de Contratistas MOP, puedan postular a obras de la categoría inmediatamente superior, ampliando el límite de 6.000 UTM a 20.000 UTM (hasta $1.300 millones). Esto permite que el 44% de las empresas del registro del MOP puedan duplicar la posibilidad de ofertar en nuestras licitaciones.

En paralelo, en materia de concesiones, tenemos una cartera ambiciosa y que considera obras anheladas como teleféricos, aeropuertos, la Ruta 5 Sur, centros penitenciarios y sistemas de alerta de tsunami, entre otros.

Tenemos la convicción de que debemos seguir acelerando procesos y permisos, tener una mejor coordinación entre instituciones del Estado y para eso ya estamos trabajando.

El presupuesto 2024 y la cartera que desarrollaremos serán el pilar fundamental para fortalecer la inversión pública, pero se requiere de la proactividad de todos los sectores, para la reactivación de nuestro país.

Ver artículo

Fuente: Biobío Chile, Martes 12 de Diciembre de 2023

TITULARES