Jueves, Junio 24, 2021

10 ciudades que adoptan la bicicleta en su planificación urbana

PLATAFORMA ARQUITECTURA – Las ciudades equipadas con carriles seguros, estacionamientos e instalaciones públicas para bicicletas alientan a los ciudadanos a abstenerse de usar sus automóviles y optar por un medio de transporte mucho más sostenible.

¿Cómo será el futuro de las ciudades y el transporte? Parece que el futuro correrá sobre dos ruedas y un manubrio. Muchos explican el auge de los ciclistas como un cambio hacia un estilo de vida más saludable y económico. Pero si bien eso puede ser cierto, ¿por qué las personas se sentirían inclinadas a andar en bicicleta si las carreteras no lo soportan o si no hubiera espacios adecuados para estacionar?

La arquitectura juega un papel importante en la promoción del uso de la bicicleta. Las ciudades equipadas con carriles seguros, estacionamientos e instalaciones públicas para bicicletas alientan a los ciudadanos a abstenerse de usar sus automóviles y optar por un medio de transporte mucho más sostenible. Muchos ya han comenzado a remodelar su infraestructura urbana de una manera que se adapte a las bicicletas, ya sea a través de puentes, carriles ampliados o estacionamientos permanentes.

En esta ocasión, te compartimos 10 de las ciudades más amigables con las bicicletas en todo el mundo y cómo han adaptado sus espacios urbanos para satisfacer las necesidades de los ciclistas.

Copenhage, Dinamarca

Copenhague está considerada como una de las ciudades más amigables con las bicicletas del mundo, con aproximadamente el 62% de sus ciudadanos que utilizan bicicletas para sus viajes al trabajo o la escuela. La ciudad invierte constantemente en su infraestructura y rediseña los espacios urbanos. Entre las muchas estructuras aptas para bicicletas ya se han construido cuatro puentes para bicicletas y varios más se encuentran en proceso de construcción.

Ámsterdam, Holanda

Considerada como una de las ciudades más ciclistas del mundo, Ámsterdam continúa construyendo infraestructura para bicicletas dentro de su tejido urbano. En 2019, la ciudad lanzó un nuevo plan para 2022 que se enfoca en mejorar los estacionamientos y la infraestructura existente. La ciudad está creando nuevas “rutas reales” para dar cabida a más bicicletas y ampliando las pistas para bicicletas existentes, ya que miles de nuevos habitantes se están trasladando a la capital cada año. También están aumentando el número de calles para bicicletas de baja velocidad y rediseñando las principales intersecciones para garantizar la seguridad de los ciclistas.

Utrecht, Holanda

Al igual que en otras ciudades de los Países Bajos, Utrecht creó infraestructuras ciclistas de clase mundial y tiene como objetivo duplicar el tráfico de bicicletas para el 2030. Esta orientación hacia las bicicletas surgió como respuesta al alto costo que tienen los automóviles, lo que alentó a los ciudadanos a cambiar a bicicletas para sus viajes cotidianos. En 2017, la ciudad de Utrecht abrió el estacionamiento de bicicletas más grande del mundo. Los 22,000 espacios totales del estacionamiento se dividirán entre cinco lotes específicos para bicicletas cerca de las entradas de la estación para permitir los desplazamientos multimodales. También utiliza un sistema digital para ayudar a los usuarios a encontrar sus lugares de estacionamiento designados, impulsado por el sistema de transporte público de la ciudad, junto con una estación de servicio de bicicletas e instalaciones.

Berlín, Alemania

Aunque Berlín no ocupa un lugar destacado en la lista europea de ciudades ciclistas, actualmente se está implementando un nuevo plan de “superautopistas” para bicicletas, que promueve la bicicleta como un medio de transporte eficiente. Encargado por el Departamento de Medio Ambiente, Transporte y Protección del Clima del Senado de Berlín, se exploraron 30 posibles carriles para bicicletas alrededor de la ciudad, donde 12 de estos han sido aprobados para estar completamente separados de otros vehículos en la carretera. Esta iniciativa es uno de los esfuerzos recientes de Berlín para crear un entorno de transporte libre de riesgos al aumentar el número de bicicletas en las carreteras a 2,4 millones para 2025.

Bogotá, Colombia

En ciudades como Bogotá, que se encuentra entre las tres ciudades más congestionadas del mundo, promover el uso de bicicletas en lugar de automóviles ha sido una de las soluciones clave para limitar la congestión del tráfico y los sistemas de transporte público abarrotados. Aunque la ciudad aún no es completamente amigable con las bicicletas, se han implementado varias soluciones a escala urbana para fomentar el uso de bicicletas, como carriles bici temporales y permanentes a lo largo de las carreteras de la ciudad. Sin embargo, dado que los gobiernos fomentan el uso de bicicletas o patines, también deben abordar la seguridad de los residentes y brindar soluciones que garanticen su bienestar.

Estrasburgo, Francia

La ciudad siempre ha sido considerada como la primera ciudad ciclista de Francia, ya que ha puesto miras más allá de una red ciclista urbana centralizada. Hace unos años, la ciudad implementó una nueva estrategia de bicicletas que alienta a los nuevos ciclistas a tomar sus bicicletas en lugar de automóviles, reinventando la red de transporte existente. En términos de mejoras, la ciudad expandió las carreteras para bicicletas ‘Vélostras’ y comenzó a considerar la utilización de bicicletas de carga.

Amberes, Bélgica

Otra de las ciudades europeas más amigables con las bicicletas es Amberes. La ciudad ha dedicado carriles para bicicletas, espacios de estacionamiento y programas de viajes compartidos, también redujo los límites de velocidad en el centro de la ciudad a 30 km / h en la mayoría de sus calles. Amberes también está trabajando para expandir su red de autopistas para bicicletas mediante la implementación de rutas sin automóviles que conducen a sitios turísticos de la región.

Barcelona, España

En los últimos años, la capital catalana se ha convertido en un destacado innovador del ciclismo urbano con programas de bicicletas compartidas que se consideran los mejores del mundo. Barcelona también ha reducido los límites de velocidad a 30 km / h dentro de la ciudad y ha añadido numerosas rutas ciclistas, lo que hace que sea más seguro para los ciclistas viajar en sus bicicletas y anima a los demás ciudadanos a abstenerse de utilizar coches o autobuses.

Malmö, Suecia

Malmö tiene más de 500 carriles bici protegidos, el mayor número entre todas las ciudades suecas. Para promover el uso de la bicicleta, la ciudad ha llevado a cabo campañas como “No hay viajes en ridículos automóvil”, cuyo objetivo es convencer a los ciudadanos de que reduzcan el uso de automóviles. La ciudad también ha introducido nuevas tecnologías dentro de su sistema urbano, como intersecciones con sensores, para alertar a los conductores cuando se acercan ciclistas.

Montreal, Canadá

Aunque las ciudades europeas a menudo lideran la clasificación de las ciudades más amigables con las bicicletas, Montreal también toma la delantera cuando se trata de una escala global. En los últimos años, la ciudad ha invertido en mejorar su infraestructura para bicicletas agregando 600 kilómetros de ciclovías a lo largo de sus carreteras. La ciudad también alberga un festival de bicicletas cada año, lo que permite a los ciclistas recorrer la ciudad en dos ruedas.

Ver artículo

Fuente: Plataforma Arquitectura, Jueves 03 de Junio de 2021

PLATAFORMA ARQUITECTURA – Las ciudades equipadas con carriles seguros, estacionamientos e instalaciones públicas para bicicletas alientan a los ciudadanos a abstenerse de usar sus automóviles y optar por un medio de transporte mucho más sostenible.

¿Cómo será el futuro de las ciudades y el transporte? Parece que el futuro correrá sobre dos ruedas y un manubrio. Muchos explican el auge de los ciclistas como un cambio hacia un estilo de vida más saludable y económico. Pero si bien eso puede ser cierto, ¿por qué las personas se sentirían inclinadas a andar en bicicleta si las carreteras no lo soportan o si no hubiera espacios adecuados para estacionar?

La arquitectura juega un papel importante en la promoción del uso de la bicicleta. Las ciudades equipadas con carriles seguros, estacionamientos e instalaciones públicas para bicicletas alientan a los ciudadanos a abstenerse de usar sus automóviles y optar por un medio de transporte mucho más sostenible. Muchos ya han comenzado a remodelar su infraestructura urbana de una manera que se adapte a las bicicletas, ya sea a través de puentes, carriles ampliados o estacionamientos permanentes.

En esta ocasión, te compartimos 10 de las ciudades más amigables con las bicicletas en todo el mundo y cómo han adaptado sus espacios urbanos para satisfacer las necesidades de los ciclistas.

Copenhage, Dinamarca

Copenhague está considerada como una de las ciudades más amigables con las bicicletas del mundo, con aproximadamente el 62% de sus ciudadanos que utilizan bicicletas para sus viajes al trabajo o la escuela. La ciudad invierte constantemente en su infraestructura y rediseña los espacios urbanos. Entre las muchas estructuras aptas para bicicletas ya se han construido cuatro puentes para bicicletas y varios más se encuentran en proceso de construcción.

Ámsterdam, Holanda

Considerada como una de las ciudades más ciclistas del mundo, Ámsterdam continúa construyendo infraestructura para bicicletas dentro de su tejido urbano. En 2019, la ciudad lanzó un nuevo plan para 2022 que se enfoca en mejorar los estacionamientos y la infraestructura existente. La ciudad está creando nuevas “rutas reales” para dar cabida a más bicicletas y ampliando las pistas para bicicletas existentes, ya que miles de nuevos habitantes se están trasladando a la capital cada año. También están aumentando el número de calles para bicicletas de baja velocidad y rediseñando las principales intersecciones para garantizar la seguridad de los ciclistas.

Utrecht, Holanda

Al igual que en otras ciudades de los Países Bajos, Utrecht creó infraestructuras ciclistas de clase mundial y tiene como objetivo duplicar el tráfico de bicicletas para el 2030. Esta orientación hacia las bicicletas surgió como respuesta al alto costo que tienen los automóviles, lo que alentó a los ciudadanos a cambiar a bicicletas para sus viajes cotidianos. En 2017, la ciudad de Utrecht abrió el estacionamiento de bicicletas más grande del mundo. Los 22,000 espacios totales del estacionamiento se dividirán entre cinco lotes específicos para bicicletas cerca de las entradas de la estación para permitir los desplazamientos multimodales. También utiliza un sistema digital para ayudar a los usuarios a encontrar sus lugares de estacionamiento designados, impulsado por el sistema de transporte público de la ciudad, junto con una estación de servicio de bicicletas e instalaciones.

Berlín, Alemania

Aunque Berlín no ocupa un lugar destacado en la lista europea de ciudades ciclistas, actualmente se está implementando un nuevo plan de “superautopistas” para bicicletas, que promueve la bicicleta como un medio de transporte eficiente. Encargado por el Departamento de Medio Ambiente, Transporte y Protección del Clima del Senado de Berlín, se exploraron 30 posibles carriles para bicicletas alrededor de la ciudad, donde 12 de estos han sido aprobados para estar completamente separados de otros vehículos en la carretera. Esta iniciativa es uno de los esfuerzos recientes de Berlín para crear un entorno de transporte libre de riesgos al aumentar el número de bicicletas en las carreteras a 2,4 millones para 2025.

Bogotá, Colombia

En ciudades como Bogotá, que se encuentra entre las tres ciudades más congestionadas del mundo, promover el uso de bicicletas en lugar de automóviles ha sido una de las soluciones clave para limitar la congestión del tráfico y los sistemas de transporte público abarrotados. Aunque la ciudad aún no es completamente amigable con las bicicletas, se han implementado varias soluciones a escala urbana para fomentar el uso de bicicletas, como carriles bici temporales y permanentes a lo largo de las carreteras de la ciudad. Sin embargo, dado que los gobiernos fomentan el uso de bicicletas o patines, también deben abordar la seguridad de los residentes y brindar soluciones que garanticen su bienestar.

Estrasburgo, Francia

La ciudad siempre ha sido considerada como la primera ciudad ciclista de Francia, ya que ha puesto miras más allá de una red ciclista urbana centralizada. Hace unos años, la ciudad implementó una nueva estrategia de bicicletas que alienta a los nuevos ciclistas a tomar sus bicicletas en lugar de automóviles, reinventando la red de transporte existente. En términos de mejoras, la ciudad expandió las carreteras para bicicletas ‘Vélostras’ y comenzó a considerar la utilización de bicicletas de carga.

Amberes, Bélgica

Otra de las ciudades europeas más amigables con las bicicletas es Amberes. La ciudad ha dedicado carriles para bicicletas, espacios de estacionamiento y programas de viajes compartidos, también redujo los límites de velocidad en el centro de la ciudad a 30 km / h en la mayoría de sus calles. Amberes también está trabajando para expandir su red de autopistas para bicicletas mediante la implementación de rutas sin automóviles que conducen a sitios turísticos de la región.

Barcelona, España

En los últimos años, la capital catalana se ha convertido en un destacado innovador del ciclismo urbano con programas de bicicletas compartidas que se consideran los mejores del mundo. Barcelona también ha reducido los límites de velocidad a 30 km / h dentro de la ciudad y ha añadido numerosas rutas ciclistas, lo que hace que sea más seguro para los ciclistas viajar en sus bicicletas y anima a los demás ciudadanos a abstenerse de utilizar coches o autobuses.

Malmö, Suecia

Malmö tiene más de 500 carriles bici protegidos, el mayor número entre todas las ciudades suecas. Para promover el uso de la bicicleta, la ciudad ha llevado a cabo campañas como “No hay viajes en ridículos automóvil”, cuyo objetivo es convencer a los ciudadanos de que reduzcan el uso de automóviles. La ciudad también ha introducido nuevas tecnologías dentro de su sistema urbano, como intersecciones con sensores, para alertar a los conductores cuando se acercan ciclistas.

Montreal, Canadá

Aunque las ciudades europeas a menudo lideran la clasificación de las ciudades más amigables con las bicicletas, Montreal también toma la delantera cuando se trata de una escala global. En los últimos años, la ciudad ha invertido en mejorar su infraestructura para bicicletas agregando 600 kilómetros de ciclovías a lo largo de sus carreteras. La ciudad también alberga un festival de bicicletas cada año, lo que permite a los ciclistas recorrer la ciudad en dos ruedas.

Ver artículo

Fuente: Plataforma Arquitectura, Jueves 03 de Junio de 2021

TITULARES

X